El caso español: cómo y a quiénes dará tercera dosis uno de los países con más población vacunada

Luego de que el regulador europeo EMA aprobara la administración de refuerzo, el país, que cuenta con 80% de sus habitantes inmunizados con esquema completo, comenzó a convocar a grupos específicos

Las vacunas demostraron ser efectivas para prevenir cuadros graves de la enfermedad y muertes en adultos mayores de 65 años (Efe)
Las vacunas demostraron ser efectivas para prevenir cuadros graves de la enfermedad y muertes en adultos mayores de 65 años (Efe)

Sobre casi todo lo relacionado con el COVID-19, tanto la población en general como la comunidad médica y científica, fueron aprendiendo e interiorizándose con el correr de la pandemia.

Y luego de que las tan esperadas vacunas obtuvieran la autorización de emergencia de parte de los diferentes organismos regulatorios, el interrogante comenzó a girar en torno a cuánto duraría la inmunidad adquirida por las personas vacunadas. Fue allí que las investigaciones apuntaron a pensar en la posibilidad de una tercera dosis o dosis de refuerzo.

Así, la decisión de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos fue aprobar una dosis de refuerzo de las vacunas que están siendo aplicadas en ese país: Pfizer-BioNTech, Moderna y Johnson & Johnson. La recomendación es para las personas mayores de 65 años, inoculadas hace más de seis meses.

Esto es porque, según se observó, la protección de las vacunas decae pasado ese tiempo, y principalmente las personas que integran los llamados grupos de riesgo deberían reforzar sus defensas frente al SARS-CoV-2.

En tanto, en Europa, la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés), aprobó la administración de una tercera dosis de la vacuna de Pfizer/BioNTech contra el coronavirus para mayores de 18 años.

Según estudios al respecto, una dosis de refuerzo de la vacuna de Pfizer es capaz de aumentar la respuesta inmunitaria entre los pacientes que recibieron la pauta completa durante los seis meses previos (Reuters)
Según estudios al respecto, una dosis de refuerzo de la vacuna de Pfizer es capaz de aumentar la respuesta inmunitaria entre los pacientes que recibieron la pauta completa durante los seis meses previos (Reuters)

Las vacunas demostraron ser efectivas para prevenir cuadros graves de la enfermedad y muertes en adultos mayores de 65 años, siendo menos efectivas para la infección o casos más leves con síntomas. Sin embargo, varios estudios demuestran que la protección puede disminuir con el tiempo y ser menos efectiva para proteger contra nuevas variantes del virus.

Según estudios al respecto, una dosis de refuerzo de la vacuna de Pfizer es capaz de aumentar la respuesta inmunitaria entre los pacientes que recibieron la pauta completa durante los seis meses previos. Con una mayor respuesta inmunitaria, las personas deberían tener una mayor protección contra el COVID-19, incluidas nuevas variantes que pudieran suponer una amenaza.

El caso de España

Según el sitio de estadísticas de la Universidad de Oxford Our World in Data, España es el único entre los 50 países más poblados del mundo que logró completar la pauta de la vacuna contra el coronavirus en prácticamente el 80% de sus habitantes. En comparación con otros países de su entorno, sólo Portugal reporta mejores datos (86%), en tanto la media de la Unión Europea es del 64%.

En este momento, el sistema sanitario español se encuentra vacunando fundamentalmente al grupo de personas de 12 a 19 años y a aquellos que todavía no se vacunaron del resto de grupos. No obstante, también comenzó con la administración de una tercera dosis entre determinados colectivos.

Según datos del Ministerio de Sanidad español, viven en el país unas 6,9 millones de personas mayores de 70 años. De estos, el 99,2% completaron la pauta con las dos dosis de la vacuna contra el coronavirus y, como la mayoría de ellos la recibieron hace más de seis meses, serán llamados para recibir una tercera dosis muy pronto. Por ejemplo, Andalucía ya comenzó a llamar a sus mayores el pasado lunes.

Por otro lado, varias comunidades ya comenzaron a inyectar una dosis de refuerzo a los mayores de 12 años que presentan condiciones de muy alto riesgo, así como a internos en residencias de mayores, quizás el colectivo más duramente afectado durante la pandemia de coronavirus.

En cuanto si la inyección de una tercera dosis se extenderá a población más joven, todavía no hay una decisión tomada.

Qué vacuna utilizan

“Tal vez ahora se requiera un refuerzo para alguna población, pero es importante reforzar la idea de que una caída del nivel de anticuerpos no implica desprotección", consideró Gentile (Efe)
“Tal vez ahora se requiera un refuerzo para alguna población, pero es importante reforzar la idea de que una caída del nivel de anticuerpos no implica desprotección", consideró Gentile (Efe)

Todos aquellos que recibieron la vacuna de Pfizer recibirán una tercera dosis de este mismo suero. Dado que la mayor parte de los mayores de 70 recibieron este medicamento, siguiendo las recomendaciones de la EMA, se volverá a repetir con la misma vacuna.

Un pequeño grupo repetirá con Moderna y es que, aunque la EMA aún no se pronunció sobre la tercera dosis de esta vacuna, sí que la recomendó para personas inmunodeprimidas. Se espera que el organismo sanitario, en línea con lo que hizo recientemente la FDA estadounidense, dé el visto bueno a la dosis de refuerzo con la vacuna de Moderna en los próximos días.

Por otro lado, hay un reducido grupo de adultos mayores de 70 que recibió la única vacuna monodosis aprobada en Europa, la de Johnson & Johnson, y actualmente las autoridades evalúan si estas personas recibirán una segunda dosis de alguna de las vacunas de ARN mensajero.

Sobre qué postura adoptarán las autoridades sanitarias de la Argentina al respecto, Infobae había hablado la semana pasada con la directora nacional de Epidemiología e Información Estratégica de la cartera sanitaria, Analía Rearte, quien destacó que “primero hay que cerrar los esquemas de dos dosis”, aunque admitió: ”Estamos terminando de analizar los estudios de efectividad para definir la necesidad de una tercera dosis, evaluar cuándo sería necesario hacerlo y en qué grupo es prioritario”.

Con ella coincidió la jefa del Departamento de Epidemiología del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, Ángela Gentile (MN 49908), quien enfatizó que “se sabe que hay una pérdida del tenor de anticuerpos en las personas vacunadas, pero también que existe la inmunidad celular, que protege de igual manera”. Sin embargo, para ella “eventualmente va a haber que plantearse la necesidad de una dosis de refuerzo”, y agregó: “Si el SARS-CoV-2 se transforma en endémico probablemente necesitemos dosis anuales como ocurre con la influenza”.

Tal vez ahora se requiera un refuerzo para alguna población, pero me parece importante reforzar la idea de que una caída del nivel de anticuerpos no implica desprotección. Tenemos que saber que va a haber refuerzos, pero tener la tranquilidad de que el esquema completo fue y sigue siendo protector”, concluyó.

SEGUIR LEYENDO





TE PUEDE INTERESAR