Ecuador: decomisaron más de veinte lingotes de oro, armas de fuego y dinero en efectivo

Los sospechosos estarían vinculados al narcotráfico y el blanqueo de capitales

La Policía del Ecuador decomisó al menos una veintena de lingotes de oro, dinero en efectivo y armas de fuego.
La Policía del Ecuador decomisó al menos una veintena de lingotes de oro, dinero en efectivo y armas de fuego.

Un operativo de la Policía Nacional del Ecuador decomisó más de una veintena de lingotes de oro. Los allanamientos se realizaron en tres provincias del litoral ecuatoriano. Esta acción se suma a las medidas adoptadas por las fuerzas de seguridad como parte del Plan Rescate que impulsa el gobierno del presidente Guillermo Lasso para combatir los altos índices de violencia e inseguridad en el país.

En Guayas, Santa Elena y Manabí los agentes policiales incautaron barras de oro, dinero en efectivo y armas de fuego. De acuerdo con la Fiscalía General del Estados, como parte de los operativos, seis personas fueron detenidas. Los sospechosos estarían involucrados en el delito de lavado de activos.

Según el Código Orgánico Integral Penal del Ecuador, los delitos relacionados con el blanqueo de capitales son considerados como autónomos de otros cometidos dentro o fuera del país. A estos delitos, dependiendo de los agravantes, se los castiga con prisión entre uno a trece años, de acuerdo a la normativa.

“Las primeras investigaciones de Fiscalía determinaron que el detenido tendría inversiones en el sistema inmobiliario, y acciones y participación en personas jurídicas de Ecuador, obteniendo así un inusual crecimiento económico”, aseguró la institución en un comunicado oficial.

Una de las personas sospechosas era buscada por la justicia peruana por tráfico de drogas, pero fingió su muerte para evadir a las autoridades del Perú, así logró que la acción penal quede extinta y, por ende, se eliminaron las órdenes de captura que habían en su contra.

El Plan Rescate Ecuador ha realizado más de 40.000 operativos para combatir la inseguridad desde que se puso en marcha en el país en noviembre del año pasado. Nueve mil miembros de la policía y del ejército combinaron esfuerzos de patrullaje que arrojaron como resultado, hasta el 13 de mayo, 914 detenciones, la incautación de 3 toneladas de droga destinadas al microtráfico, la desarticulación de 5 bandas del crimen organizado y el decomiso de 110 armas de fuego.

Los esfuerzos se condicen a frenar las olas de violencia nacional, especialmente focalizadas en las provincias de Esmeraldas, Manabí y Guayas, jurisdicciones que se encuentran en estado de emergencia según el decreto ejecutivo 411 expedido el 29 de abril y con una vigencia de 60 días.

El presidente Guillermo Lasso declaró este estado de excepción en estas tres provincias costeras del país para hacer frente al crimen organizado, lo que incluye patrullajes nocturnos y el toque de queda de los habitantes de estas zonas. El gobierno ecuatoriano también asegura haber destinado USD 11,5 millones para invertir en el reforzamiento de la seguridad en la ciudad portuaria de Guayaquil, al suroccidente de Quito. Estas reacciones se adoptan en medio de una creciente violencia en la costa ecuatoriana liderada por el crimen organizado enfocado en el narcotráfico articulado con carteles de México y Colombia, aseguran las fuentes oficiales.

En su rendición de cuentas sobre su primer año en el cargo, Lasso dijo que “en el 2021 se desarticularon más de 1.350 bandas. Se incautaron más de 7.500 armas y 231 toneladas de droga en un año de Gobierno, un récord histórico para el Ecuador. En lo que va del 2022 ya son 85 toneladas, el triple de lo incautado el año anterior en el mismo período”. Además, el mandatario prometió que hasta el 2025, cuando termina su periodo, el gobierno invertirá USD 1.200 millones para fortalecer a la Policía Nacional: “Durante ese lapso llegarán a las calles 30 mil nuevos policías, con lo cual finalmente cubriremos el déficit de efectivos que este Gobierno heredó del anterior”.

“Enfrentaremos a los narcotraficantes, al crimen organizado, a la minería ilegal, a los traficantes de armas y personas”, sentenció el presidente en su discurso.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR