Efraín Alegre: “No hay un solo departamento de Paraguay libre de crimen organizado”

El político y abogado paraguayo, presidente de Partido Liberal Radical Auténtico, denunció en diálogo con Infobae la complicidad estatal con las mafias. “Es nuestra gran tragedia”, afirmó

El político y abogado paraguayo, presidente de Partido Liberal Radical, Auténtico denunció la complicidad estatal con las mafias

El político paraguayo Efraín Alegre denuncia públicamente la complicidad del Estado con el crimen organizado en su país. Se rie con ironía cuando se le recuerda que el Gobierno asegura estar en guerra contra las mafia y sentencia que todo el país está contaminado por la violencia. “No hay un solo departamento de Paraguay libre de crimen organizado”, dice a Infobae casi resignado.

El presidente de Partido Liberal Radical Auténtico denuncia que las mafias controlan las principales intituciones del Estado como el Congreso, la Justicia y la policía. “La policía custodia a los narcos en sus recorridas para hacer las recaudaciones...”, se indigna y agrega: “El Estado es cómplice del crimen organizado y esa es nuestra gran tragedia”.

-En los últimos días dos ataques resonantes, el asesinato del fiscal anti mafia Marcelo Pecci y del intendente de Pedro Juan Caballero, José Carlos Acevedo, pusieron en el foco a Paraguay. ¿Cuál es el poder hoy del crimen organizado en su país?

-Es una situación sumamente preocupante que estamos viviendo de un tiempo a esta parte. Efectivamente el crimen organizado se ha consolidado en el Paraguay, y ha tomado instituciones importantes, lo que es muy preocupante. Creo que en esta transición, desde la desde la caída de la dictadura del año 89 a esta parte, hoy estamos en nuestro peor momento, precisamente porque el crimen organizado se ha posicionado de una manera sumamente peligrosa controlando instituciones democráticas muy importantes: maneja la Fiscalía, controla el Poder Judicial, controla una parte importante del Congreso... Hoy con la violencia que estamos viendo, el crimen organizado se posiciona como el principal problema del Paraguay.

Atentado contra el intendente Jose Carlos Acevedo

-El Gobierno habla de “guerra contra el crimen organizado”, ¿cuál es el grado de connivencia entre las instituciones y estoos grupos?

-Es que el problema que tenemos es precisamente la complicidad del Estado. El Estado es cómplice del crimen organizado y esa es la gran tragedia. La policía está totalmente controlada por el crimen organizado. Lo decía precisamente la familia de Acevedo, del departamento de Amambay, que han sido castigados por el crimen organizado ya antes cuando la hija del gobernador fue asesinada. Ahora José Carlos Acevedo, intendente de Pedro Juan Caballero ha sido atacado a balazos y está luchando por su vida. Ellos hace tiempo vienen denunciando que la Policía está controlada por el crimen organizado, que la policía custodia a los narcos en sus recorridas para hacer las recaudaciones… Está sometida y controlada por los narcos, y eso se ha verificado también en la penitenciaría. Precisamente se hizo una intervención en el sistema penitenciario y se encontró que los narcos vivían en en verdaderas residencias… No parecían estar en la cárcel, era una residencia lujosa y donde incluso dormían con sus mujeres como si fuera su casa.

Lo más grave es que en el Congreso Nacional los narcos tienen más parlamentarios que los partidos, esa es la realidad del Paraguay de hoy. Y hay una figura, el ex presidente Horacio Cartes Jara, que es el jefe del crimen organizado trasnacional y esto pinta claramente la situación y la impunidad con que estamos viviendo.

Cartes no puede salir del Paraguay, si sale va preso, sin embargo en el Paraguay -donde está el centro de sus operaciones ilegales como el contrabando de cigarrillo que sabemos que está vinculado al narcotráfico y el lavado de dinero- ya no tiene ninguna investigación… Hoy Cartes tiene más poder que cuando era Presidente y él es sin duda alguna el principal jefe de toda esta situación de ilegalidad, que estamos viviendo en el Paraguay.

Familiares y amigos permanecen junto al féretro que sostiene el cuerpo del fiscal Marcelo Pecci, quien fue asesinado a tiros en su luna de miel en la isla de Barú en Colombia (REUTERS/Cesar Olmedo)
Familiares y amigos permanecen junto al féretro que sostiene el cuerpo del fiscal Marcelo Pecci, quien fue asesinado a tiros en su luna de miel en la isla de Barú en Colombia (REUTERS/Cesar Olmedo)

-Recién hablaba de Brasil, y esa frontera es un gran problema para ustedes porque por allí transitan los narcos.

-Las fronteras en general y la frontera con Brasil desde luego que sí es un problema. Por eso esta es una lucha que no va a ser fácil. Parece que estamos viviendo lo que vivió México o Colombia tiempo atrás. Porque cuando el crimen organizado se ve acechado, recurren a la violencia y hoy creo que esto que estamos viviendo, en alguna medida, responde a intervenciones que hicieron desde el exterior, de la Policía Europea o por la policía americana. Esto, obviamente, puso nervioso a los narcos y creo parte de esta violencia que vivimos responde a esas investigaciones.

-¿Cómo se vive Paraguay esta situación porque imaginamos que quizás en las ciudades hay un poco más de protección, pero parece muy insegura la vida en los campos, en el interior del país?

-La inseguridad hoy se ha extendido a todo el territorio nacional. En otros tiempos se suscribía a algunas ciudades fronterizas, sin embargo hoy la inseguridad se ha extendido a todo territorio nacional. No hay ningún territorio libre de crimen organizado. El Chaco es una zona importante de nuestro país, es más de la mitad del territorio, y ahí hoy estamos viendo -y hay informes de investigaciones y evidencias- que ya estamos en una transición de corredor de la cocaína a convertirnos en productores. De hecho, ya se ha detectado la instalación de laboratorios de producción de cocaína.

Claudia Aguilera, viuda y Mónica Pecci, hermana del fiscal Marcelo Pecci
Claudia Aguilera, viuda y Mónica Pecci, hermana del fiscal Marcelo Pecci

Si revisamos departamento por departamento podemos decir que Itapua, en frontera con Argentina, es una zona tomada por cocaína y del crimen organizado. En Pucú, en Alto Paraná, en San Pedro… En fin, todos los departamentos están contaminados por el narcotráfico. Y la presencia fundamental es a través del contrabando de cigarrillos, que es liderado por Horacio Cartes, pero justamente todas estas investigaciones señalan que el contrabando de cigarrillo y el narcotráfico van juntos, y que con ellos también el lavado dinero constituyen los delitos principales con los que está trabajando el crimen organizado en el Paraguay.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR