Bélgica concedió asilo político a Rafael Correa y bloquea la extradición a Ecuador para cumplir su condena por corrupción

Lo otorgó el comisariado general de refugiados y apátridas del país europeo. El abogado del ex mandatario, Christophe Marchand, lo había solicitado en 2018

El ex presidente ecuatoriano, Rafael Correa (REUTERS/Francois Lenoir)
El ex presidente ecuatoriano, Rafael Correa (REUTERS/Francois Lenoir)

Bélgica concedió asilo político al ex presidente de Ecuador, Rafael Correa, confirmó a la agencia de noticias EFE el abogado del ex mandatario, Christophe Marchand.

En una resolución a la que tuvo acceso EFE y fechada el pasado 15 de abril, el comisariado general de refugiados y apátridas (CGRS) de Bélgica confirma que otorga a Correa el estatus de refugiado en este país, donde ya residía desde 2017 porque de él procede su esposa, Ann Malherbede.

Marchand explicó que la solicitud de asilo se había puesto en marcha tras iniciarse en 2018 en Ecuador un proceso legal que lo relacionaba con el supuesto secuestro de un opositor en 2012, el llamado “caso Balda”.

Bélgica les requirió demostrar que existía una persecución política en Ecuador contra Correa, para lo que aportaron “documentación sobre los casos criminales en su contra con motivaciones políticas” y “destinados a impedir su carrera política”, dijo el abogado belga.

Marchand se declaró “feliz” con la resolución de este caso, ya que, aseguró, tras 25 años en la profesión sabe “lo difícil que es que Bélgica conceda asilo político”.

Correa, quien gobernó de 2007 a 2017 como uno de los referentes de la izquierda latinoamericana, reside tras el fin de su mandato en Bélgica y sobre él pesa en Ecuador una condena de ocho años de cárcel e inhabilitación política por el caso “Sobornos 2012-2016″.

Rafael Correa (REUTERS/Francois Lenoir)
Rafael Correa (REUTERS/Francois Lenoir)

El pedido de Ecuador

El presidente de la Corte Nacional de Justicia del Ecuador, Iván Saquicela, había pedido antes la extradición de Correa, quien está prófugo de la justicia ecuatoriana pues fue condenado a ocho años de prisión por cohecho en el caso Sobornos 2012-2016, porque el Tribunal determinó que existió una trama de sobornos cuya finalidad era financiar a Alianza PAIS, el extinto partido de Correa.

Saquicela informó en una entrevista televisada que pedirá a la Cancillería que notifique a Bélgica sobre el pedido.

No es la primera vez que la justicia ecuatoriana intenta que Correa retorne y pague su sentencia. Hasta el momento, Ecuador ha solicitado tres alertas de difusión de la Interpol para capturarlo, pero estas han sido negadas. Sin embargo, en mayo de 2021, un tribunal de jueces del país señaló que para la extradición no es necesaria la alerta de la Interpol, pues se sabe que Correa vive en Bélgica. Saquicela confirmó a Infobae que es la primera vez que se pide la extradición, antes solo se había solicitado la alerta de difusión roja.

Una investigación del portal Periodismo de Investigación, del ahora legislador Fernando Villavicencio, que también ha investigado sobre los casos de Alex Saab y Petrochina en Ecuador, dio la alerta a las autoridades que iniciaron con el proceso judicial que terminó con la sentencia de 20 personas, incluidos el ex presidente Correa y su vicepresidente Jorge Glas. El Tribunal de Casación que los condenó argumentó que las ex autoridades “son autores bajo la modalidad de instigación, por medio de su influencia cognitiva”.

Desde que terminó su mandato, en 2017, Rafael Correa vive en Bélgica. Saquicela indicó que, dentro de sus competencias como presidente de la Corte Nacional de Justicia, inició con los trámites para solicitar la extradición de Correa y recalcó que diez jueces ratificaron la sentencia en contra del ex presidente, en distintas instancias.

Rafael Correa ha reaccionado ante el anuncio de Saquicela en Twitter. El ex presidente calificó al presidente de la Corte Nacional como “payaso” y escribió que este es “otro papelón” de la Justicia ecuatoriana.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR