Una ciudad de Chile le quitó la última distinción que aún ostentaba Augusto Pinochet

El consejo municipal de Temuco, en el sur del país, votó para retirarle el reconocimiento como “ciudadano ilustre” que se le había otorgado al dictador y a su esposa hace 45 años

Lucía Hiriart y el dictador Augusto Pinochet. AFP 163
Lucía Hiriart y el dictador Augusto Pinochet. AFP 163

El Concejo Municipal de la localidad chilena de Temuco eliminó el reconocimiento de “Ciudadano Ilustre” para Augusto Pinochet y su esposa, Lucía Hiriart. Ambos ostentaron este nombramiento durante más de 45 años.

El inédito hecho ocurrió luego de que la iniciativa fuera propuesta por el concejal Esteban Barriga, durante la última sesión del concejo municipal. En esa instancia se apeló al artículo 14 de la Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades, lo que impulsó a la autoridad a dar nulidad al decreto firmado con fecha 30 de octubre de 1976, bajo la administración del alcalde Germán Becker.

En este decreto se establecía que el matrimonio compuesto por el dictador Augusto Pinochet y su esposa, Lucía Hiriart, eran reconocidos como “Ciudadanos Ilustres” de la localidad. Cabe destacar que este “reconocimiento” se mantuvo inalterable durante 45 años.

Lo anterior generó que el Concejo Municipal de Temuco se reuniera para votar si era necesario o no eliminar el decreto que nombraba al matrimonio como “Ciudadanos Ilustres” de la localidad. La respuesta a esto fue contundente: 9 votos a favor y un abstención del concejal de derecha, Fredy Cartes, terminaron por remover el título al matrimonio Pinochet-Hiriart.

El concejal socialista Esteban Barriga, impulsor de esta medida, valoró la decisión del concejo de poner fin a este decreto ya que con esto se logra algo de justicia para los derechos humanos y para la localidad de Temuco.

“Indistintamente de los colores políticos logramos ir en el concejo reconociendo que los derechos humanos no tienen colores políticos, y que deben ser juzgados sea quien sea su protagonista. Y esta vez así fue como se saca al dictador Augusto Pinochet y al señora Lucía Hiriart de los libros de historia de Temuco, haciendo un acto de justicia”, dijo Barriga.

Vale precisar que este no era el primer intento por sacar al matrimonio de la categoría de ciudadanos ilustres de Temuco. El 2016 el entonces concejal Ricardo Celis también lo había propuesto, pero no tuvo suerte.

En Santiago también

La ciudad de Santiago eliminó la calidad de Hijo Ilustre a Pinochet el 2016. REUTERS/Rodrigo Garrido
La ciudad de Santiago eliminó la calidad de Hijo Ilustre a Pinochet el 2016. REUTERS/Rodrigo Garrido

En junio del 2016 en la ciudad de Santiago, la capital de Chile, se decidió revocar definitivamente la calidad de Hijo Ilustre para el dictador, Augusto Pinochet, el mandatario de facto que se impuso en el poder mediante un Golpe de Estado desde 1973 a 1990.

La distinción al dictador ocurrió el 1 de septiembre de 1983 cuando se conmemoraba una década desde su forzada asunción al poder. El nombramiento fue realizado por el alcalde designado, Carlos Bombal, y quedó estampada en el decreto número 1293.

Sin embargo, el 2016 el entonces concejal Alejandro Vega propuso eliminar la calidad de Hijo Ilustre de Santiago al dictador por la “memoria” de las víctimas del régimen militar.

Luego de que los ediles Ismael Calderón, Luis Vicencio, Esperanza Alcaíno, Pedro García y Alfredo Morgado explicitaran el apoyo a la solicitud, la alcaldesa Carolina Tohá sostuvo que la eliminación de ese título era de exclusiva facultad de la administración. A pesar de esto, se decidió realizar una votación a mano alzada en la que todo el concejo aprobó el retiro de esa distinción al ex Comandante en Jefe del Ejército.

En aquella oportunidad, luego que se confirmara la eliminación de este título a favor de Pinochet, la entonces alcaldesa Tohá dijo que “gracias a la búsqueda del concejal Vega, hemos reparado esta situación. El nombramiento de Hijo Ilustre de la Ciudad de Santiago la hace la administración, pero a nombre de la comunidad. Esto se realizó porque era una época donde los alcaldes no eran electos en Chile y eran nombrados por el propio dictador”.

Finalmente, Tohá sostuvo que “un alcalde democrático electo por el pueblo jamás daría ese reconocimiento a una persona que se dedicó a perseguir al pueblo, a violar los derechos humanos y a arrebatar la democracia. Lo que se hizo aquí es un acto de justicia y es un orgullo para la Municipalidad de Santiago, que más allá de las diferencias políticas, contáramos con el apoyo de los concejales de todas las tendencias. Esto significa que Chile, en esta materia, ha dado pasos adelante”.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR