Miles de partidarios de Bolsonaro protestaron contra el sistema electoral en Brasil

El mandatario brasileño sigue empeñado en que el Congreso apruebe una enmienda constitucional para implementar las papeletas como complemento al sistema de urnas electrónicas que rige desde 1996

Una mujer, partidaria del presidente Jair Bolsonaro, sostiene un cartel durante una manifestación para exigir un cambio en el sistema de votación electrónica de Brasil, en el centro de Sao Paulo. Agosto 1, 2021. REUTERS/Amanda Perobelli
Una mujer, partidaria del presidente Jair Bolsonaro, sostiene un cartel durante una manifestación para exigir un cambio en el sistema de votación electrónica de Brasil, en el centro de Sao Paulo. Agosto 1, 2021. REUTERS/Amanda Perobelli

Miles de personas se manifestaron este domingo en Brasil en apoyo al presidente Jair Bolsonaro y para protestar contra el sistema de votación electrónica vigente desde 1996.

En Rio de Janeiro, alrededor de 3.000 personas marchaban por la playa de Copacabana, la mayoría sin tapabocas y vestidas de amarillo y verde, los colores de la bandera brasileña.

Lo que queremos es que los votos puedan ser recontados públicamente, que haya más transparencia, porque ya ha habido sospechas de fraude”, dijo a la AFP Ronaldo Calvalcante, un hombre de 46 años que se manifestaba en Rio.

El presidente Bolsonaro, quien busca la reelección en 2022, no pide que se vuelva a las papeletas de votación, sino que se imprima un recibo después de cada voto en la urna electrónica, con el fin de que puedan ser recontados físicamente.

Para los analistas, lo que el líder ultraderechista está haciendo es preparar el terreno para impugnar el resultado en caso de derrota, como lo hizo el ex presidente estadounidense Donald Trump, de quien Bolsonaro es un ferviente admirador.

Partidarios de Bolsonaro en Sao Paulo. REUTERS/Amanda Perobelli
Partidarios de Bolsonaro en Sao Paulo. REUTERS/Amanda Perobelli

El presidente no participó directamente en la manifestación, que también reunió a varios miles de personas en Brasilia, pero pronunció un discurso por videoconferencia en el que reiteró que no aceptaría unas elecciones que no fueran “limpias y democráticas”.

Agregó que hará “lo que sea necesario” para imponer la impresión de los recibos en papel para la votación electrónica.

Por la tarde, también se dirigió a miles de manifestantes reunidos en Sao Paulo, la ciudad más grande del país.

La voluntad del pueblo debe prevalecer. Espero que después de esta manifestación esto se convierta en un hecho en Brasilia”, declaró, en alusión a la votación prevista el jueves en una comisión legislativa de un proyecto de ley que busca aprobar la impresión de recibos en papel por las urnas electrónicas.

Fraudes

El jueves, durante su Facebook Live semanal, el jefe de Estado habló durante más de dos horas sobre su convicción de que hubo fraude en las dos últimas elecciones presidenciales, afirmando que él debía haber ganado en la primera ronda en 2018.

Jair Bolsonaro. REUTERS/Adriano Machado
Jair Bolsonaro. REUTERS/Adriano Machado

Pero no presentó ninguna prueba de estos fraudes, mientras que el Tribunal Superior Electoral (TSE) asegura que el sistema actual es completamente transparente y nunca se ha visto empañado por irregularidades.

Hace tres semanas, Bolsonaro ya había despertado polémica cuando sembró dudas sobre la realización de las elecciones de 2022. “O hacemos elecciones adecuadas en Brasil, o no habrá elecciones”, dijo.

Calificó de “imbécil” al presidente del TSE, Luis Roberto Barroso, quien estima que la impresión de los recibos en papel podría exponer el voto “a los riesgos de manipulación del pasado”.

¡La votación estrictamente electrónica es un robo! Votar con recibos impresos no es complicado, la gente se adaptará”, dijo en tanto en una de las manifestaciones de este domingo Roxana Guimaraes, una enfermera de 45 años.

El fin de semana pasado, decenas de miles de personas se manifestaron en Brasil para exigir la destitución del presidente Bolsonaro, muy criticado por su manejo de la pandemia de covid-19, que ha dejado más de 550.000 muertos en el país.

(Con información de AFP)

SEGUIR LEYENDO: