Ecuador ya suma 85 casos de contagios con la variante Delta del covid-19

El Ministerio de Salud ha pedido a los ciudadanos completar el esquema de vacunación para protegerse contra esta cepa

Vista general durante una jornada de vacunación en la Universidad de La Américas, en Quito (Ecuador). EFE/José Jácome/Archivo
Vista general durante una jornada de vacunación en la Universidad de La Américas, en Quito (Ecuador). EFE/José Jácome/Archivo

La secuenciación de muestras de pacientes infectados realizada por el Instituto Nacional de Investigación en Salud Pública (INSPI) y por los laboratorios de las universidades locales confirmaron 45 casos nuevos de la variante Delta, que junto a los anteriores casos registrados en el país suman 84 contagiados con la variante Delta y uno con la variante Delta Plus a nivel nacional. Aunque no se han registrado más fallecidos producto del contagio, seis provincias del país tienen personas contagiadas con la variante.

En un conversatorio con los medios de comunicación, realizado la mañana del 27 de julio, la ministra de Salud, Ximena Garzón, indicó que se ha registrado que en la provincia costera de El Oro existe contagio comunitario de la nueva variante, allí se registraron los primeros casos.

Los casos de la variante Delta pertenecen a las provincias de Azuay, Cañar, El Oro, Manabí, Pichincha y Guayas. La ministra Garzón ha enfatizado en que la presencia de la nueva variante “no ha aumentado la mortalidad”. Sin embargo, la autoridad ha indicado que “esta variante se caracteriza por ser más contagioso, si nos descuidamos habrán más casos y al haber más casos hay más probabilidades de que la gente se pueda agravar y morir”, de ahí que reiteró que se necesita la corresponsabilidad ciudadana para contener la variante.

“No queremos que el brote se nos salga de las manos”, dijo Garzón y explicó que se reunirán con el Comité de Operaciones de Emergencia Nacional para determinar algunas medidas que permitan evitar los contagios de la variante Delta. No obstante, la ministra instó a que los aforos, por ejemplo, en centros comerciales y restaurantes, deben ser evaluados porque son lugares donde los ciudadanos se retiran la mascarilla y pueden contagiarse.

Por lo anterior, la Ministra de Salud ha pedido que los ciudadanos acudan a los vacunatorios y completen el esquema de las dos dosis que se necesitan para fortalecer la respuesta inmunológica. La entidad sanitaria ha informado que en agosto se aplicarán solo las segundas dosis de vacunas correspondientes a Pfizer, Sinovac y AstraZeneca, que son las marcas de vacunas que se utilizan en el Ecuador.

En agosto, las primeras dosis se aplicarán solo a los ciudadanos que se encuentran en los focos calientes donde pueda existir mayor riesgo de contagio. Aquellos focos se han identificado por los epidemiólogos del Ministerio de Salud con el apoyo de los expertos militares de las Fuerzas Armadas, que han desarrollado una plataforma de georeferenciación para determinar en dónde podrían aparecer más casos.

Durante el conversatorio, las autoridades sanitarias también anunciaron que el Fondo Mundial aprobó la solicitud de financiamiento propuesta por Ecuador del Mecanismo de Respuesta para COVID-19 (C19RM) por un monto aproximado de USD 3.8 millones, para apoyar al plan integral de control de la pandemia. Este plan se hará público próximamente, según lo especificado por la ministra Garzón.

La variante Delta ya circula por más de 120 países, al ser más contagiosa, a nivel mundial, los casos de enfermos por COVID-19 se han incrementado. Estados Unidos, Brasil, Indonesia, el Reino Unido, India y España son los países donde hay mayor propagación de la variante.

Por ejemplo, en Estados Unidos la variante Delta constituye el 51.7 % de los nuevos contagios. De acuerdo al Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades, se estima que a finales de agosto, la variante Delta represente el 90 % de contagios en Europa.

El 14 de julio, el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, al referirse a la variante Delta indicó que “estamos experimentando un empeoramiento de la situación que amenaza aún más vidas y medios de vida. Este no es momento para una pausa”.

Los expertos y las autoridades sanitarias piden a las personas que no dejen de utilizar mascarilla, de aplicar el distanciamiento social y de lavarse las manos frecuentemente, sino las medidas epidemiológicas que apliquen los gobiernos no serán suficientes para contener la variante.

SEGUIR LEYENDO: