Un motín e intento de fuga en una cárcel en Ecuador terminó con un muerto y siete heridos

28 presos intentaron fugarse. El motín sería parte de un enfrentamiento entre pandillas

Miembros de la policía anti motines monta guardia frente a la cárcel de Guayaquil (Foto: EFE/Marcos Pin)
Miembros de la policía anti motines monta guardia frente a la cárcel de Guayaquil (Foto: EFE/Marcos Pin)

En el centro de rehabilitación de varones 1, también conocido como la Penitenciaría del Litoral, el domingo se registró un enfrentamiento entre reos que dio como resultado una balacera y un intento de fuga.

La Policía Nacional informó que los presos tomaron el control de cinco pabellones de la cárcel. Este motín habría ocurrido por una pelea entre pandillas. Los reos que iniciaron con el caos son los integrantes de los ‘choneros-águilas’, que se enfrentaron con ‘tiguerones y lobos’.

A pesar de que el disturbio se controló la noche del sábado, 13 de junio, tan solo una hora más tarde se recibieron nuevas alertas.

“Las personas privadas de la libertad de los pabellones 8 y 9 salieron por las terrazas y empezaron a disparar en contra de los internos de los pabellones 3 y 6”, explicó el general Fausto Bueaño, comandante de Policía en esa zona.

El general Bueaño relató que en cuanto la Policía conoció de los disturbios en el centro de rehabilitación, activó todo el contingente humano, lo que les permitió retomar el control de los cinco pabellones que estaban en manos de los presos.

Según informó la Policía, se alertó que los presos tenían artefactos explosivos en el interior de la cárcel. Un grupo especializado de la Policía ecuatoriana ingresó al lugar y desactivó una granada.

Como resultado del motín, se registraron 7 heridos y un muerto.

“Es así que ahí se reportó una persona fallecida, siete personas heridas y en uno de los patios personal especializado logró desactivar una granada en el lugar”, indicó el comandante Bueaño.

Después del mediodía del domingo, a las 13:20 aproximadamente, se registró el intento de fuga de 28 presos, según confirmó la Policía Nacional, a través de sus redes sociales.

Los presos que querían escapar de la prisión fueron atrapados y controlados por la Policía Nacional. En las requisas que realizaron los uniformados no se encontraron armas de fuego, pero sí se decomisaron celulares y sustancias ilícitas, entre otras evidencias.

Bueaño dejó en claro que la Policía Nacional no es la institución encargada del control carcelario, sin embargo “duplican esfuerzos” para controlar los disturbios. El Servicio Nacional de Atención Integral es el encargado de los centros de rehabilitación y de reclutar a los guardias penitenciarios.

Crisis carcelaria

La crisis carcelaria en el Ecuador no es nueva. Solo en febrero de 2021 hubo amotinamientos coordinados en cuatro cárceles del Ecuador, donde los reos asesinaron, decapitaron y descuartizaron a al menos 79 de sus compañeros. Esas muertes superaron la cifra total de muertos en las 48 cárceles del Ecuador en el año 2020.

La pugna de poder entre las pandillas ocasiona los disturbios en los centros carcelarios. Los Choneros, una de las bandas delincuenciales más antiguas del Ecuador, se dedican al tráfico de drogas, al sicariato, a la extorsión y al contrabando.

La violencia de las cárceles repercute en las calles, donde las pandillas se pelean por los territorios donde delinquen.

El narcotráfico es el delito que causaría la ola de violencia en las calles del Ecuador. En los dos primeros meses de 2021, la Policía Nacional decomisó más de 22.500 kilos de sustancias sujetas a fiscalización.

Por esas razones, febrero de 2021 se convirtió en el mes más violento del Ecuador en la última década. En ese mes se registraron 217 muertes violentas. El 70% de esos crímenes se comentieron con armas de fuego, que son adquiridas de forma ilegal en el mercado negro, según han informado las autoridades nacionales.

SEGUIR LEYENDO