El momento en que un sacerdote le arranca el tapaboca a una mujer: “Esta babosada no te va a cuidar de la muerte”

Rolando Peña, párroco de la iglesia San Juan Bautista de Copán, en Honduras, insistió en que los feligreses se saquen las mascarillas. “No perdamos nuestra cultura, nuestra religión”, manifestó

Un sacerdote le quitó el barbijo a una mujer en Honduras

El inicio de la Semana Santa en Honduras desató una polémica porque en plena celebración del Domingo de Ramos un sacerdote le quitó el tapaboca a una mujer cuando estaban por comenzar una procesión. El hecho ocurrió en Corquín, un municipio del departamento de Copán.

No perdamos nuestra cultura, nuestra religión. Mire, yo miro toda esta babosada, ve...”, manifestó el sacerdote mientras le quitaba el tapaboca a una mujer. “Mierda, ve”, siguió, antes de lanzar lejos la mascarilla.

“Mire yo como ando, ve... Quítesela, vámonos libres, descubrámonos. La muerte nos va a llegar de cualquier forma, esta babosada no te va a cuidar de la muerte”, insistió el religioso a otras personas que se encontraban en el lugar.

El momento en que el sacerdote le quita el barbijo a la mujer
El momento en que el sacerdote le quita el barbijo a la mujer

El sacerdote se llama Rolando Peña y es párroco de la iglesia San Juan Bautista de Copán. Un día después del hecho, entrevistado por el canal HCH, explicó que esa es su “forma de ser” y que sólo estaba bromeando. “Si a alguien le afecté, yo pido perdón, pero es mi manera de ser”, se justificó.

El polémico momento fue registrado por el canal Copán Sur y las imágenes provocaron fuertes reacciones en las redes sociales.

Honduras superó los 188.000 casos y acumuló 4.599 fallecidos

Honduras superó este martes los 188.000 casos de coronavirus desde marzo de 2020, cuando comenzó la pandemia en el país, tras sumar 539 nuevos contagios, informó el estatal Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager).

El organismo sanitario indicó en su boletín diario que de 2.137 nuevas pruebas de laboratorio, 539 dieron positivo, con las que los contagios ya suman 188.514 a nivel nacional.

El Sinager registra el deceso de 14 personas, lo que eleva el total de fallecimientos a 4.599 desde el inicio de la pandemia de coronavirus SAR-CoV-2, causante del COVID-19.

Del total de personas contagiadas con el virus, 1.050 están hospitalizadas, y de ellas 570 se mantienen en condición estable, 411 en estado de gravedad y 69 en unidades de cuidados intensivos, agregó.

Médicos hondureños que están en primera línea de la lucha contra la enfermedad han expresado su preocupación por la alta ocupación hospitalaria y han pedido a la ciudadanía evitar salir durante la Semana Santa (EFE/Gustavo Amador/Archivo)
Médicos hondureños que están en primera línea de la lucha contra la enfermedad han expresado su preocupación por la alta ocupación hospitalaria y han pedido a la ciudadanía evitar salir durante la Semana Santa (EFE/Gustavo Amador/Archivo)

El número de pacientes recuperados del coronavirus en las últimas horas ascendió a 656, frente a los 539 nuevos infectados, por lo que la cifra de personas que se han salvado de morir a causa de la enfermedad se elevó a 72.644, según el informe el ente.

Médicos que están en primera línea de la lucha contra la enfermedad han expresado su preocupación por la alta ocupación hospitalaria y han pedido a la ciudadanía evitar salir durante la Semana Santa.

La presidenta de la Asociación de Médicos del Instituto Nacional Cardiopulmonar (INCP), Suyapa Sosa, indicó que la sala UCI y la sala para pacientes con COVID-19 de ese nosocomio están “llenas”.

“La realidad del INCP para esta Semana. UCI llena, Salas COVID llenas. Solo dejo 7 cupos para varones en COVID. No hay más. Colega no refiera. Debe tener asegurado el cupo. Están avisados. Habrá más cupos si fallecen. Lamentablemente así es”, escribió Sosa en Twitter.

Centenares de personas se han movilizado los últimos días en Honduras a diferentes centros de recreación por el asueto de la Semana Santa, lo que ha encendido las alarmas de los especialistas ante la posibilidad de que esas aglomeraciones agraven la emergencia sanitaria en el país centroamericano.

SEGUIR LEYENDO: