Por qué Chile atraviesa su peor momento de contagios de COVID-19 pese a su exitoso plan de vacunación

Este jueves, 14 millones de personas ingresaron a una estricta cuarentena debido al avance de la segunda ola de la pandemia

La policía chilena incrementó la fiscalización a transeúntes debido a la estricta cuarentena que este fin de semana, impedirá la apertura de centros comerciales y negocios locales.  La idea es confinar efectivamente a más del 70% de la población
La policía chilena incrementó la fiscalización a transeúntes debido a la estricta cuarentena que este fin de semana, impedirá la apertura de centros comerciales y negocios locales. La idea es confinar efectivamente a más del 70% de la población

El éxito del programa de vacunación chileno no parece traducirse aun en la contención de la pandemia del coronavirus. Así lo demuestran las altas cifras de contagio que han superado los 7 mil diarios y tienen, como consecuencia, saturadas las camas en las unidades de cuidadoes intensivos de la mayor parte del país.

Desde que el plan de vacunación chileno se iniciara el pasado 3 de febrero, solo buenas noticias ha entregado este proceso: el país se encumbra como uno de los mejores del planeta en la inoculación contra el coronavirus, ha aplicado 9 millones de dosis a su población, y 3 millones de personas ya están inmunizadas contra la enfermedad. A todas luces, un desarrollo exitoso.

A lo anterior, se debe sumar un nuevo arribo de 180.200 vacunas del laboratorio Pfizer-BioNTech ocurrido durante la jornada de ayer miércoles, sumando en total 1.284.075 dosis de este tipo en el país, mientras que 12 millones de medicamentos Sinovac se han distribuido en Chile tras la llegada de un sexto cargamento asiático.

Sin embargo, estás últimas semanas no han ido de la mano con los exitosos resultados de la vacunación.

Lo que se conoce como “la paradoja chilena”, se ha traducido en una buena campaña de vacunación, pero que ha sido opacada por altos contagios y hospitalizaciones por el coronavirus, además de la implementación de cuarentenas que tendrá a más de 14 millones de personas en estricto confinamiento desde este jueves.

Para los expertos, Chile está atravesando su segunda ola, que a todas luces, ha sido peor que la primera. Solo este fin de semana pasado se quebró el mayor pico de contagios registrado desde el inicio de la pandemia: 7.084 casos se detectaron, mientras que 172 muertos se contabilizaron el martes 18 de marzo, siendo la mayor cifra hasta el momento.

El informe de este miércoles detalla que Chile registró 36.054 casos activos, además de 947.783 contagios en total, 22.402 muertes, 2.348 pacientes en hospitalizados y 2.047 bajo ventilación mecánica.

Pese al éxito de su proceso de vacunación, Chile no logra disminuir su tasa de contagios que ha alcanzado a más de 7 mil por día
Pese al éxito de su proceso de vacunación, Chile no logra disminuir su tasa de contagios que ha alcanzado a más de 7 mil por día

Todo lo anterior, según el informe ICovid de este jueves, sostiene que a nivel nacional se observa un aumento del 9% en el número de casos nuevos, mientras que en las últimas cuatro semanas, el número asciende a 69,8%. El texto añade que la proporción de ocupación UCI por pacientes con coronavirus se ha elevado a 67,2% al 23 de marzo.

La comunidad médica cree que Chile nunca ha logrado controlar completamente la pandemia, y así lo advertía en noviembre pasado la Sociedad Chile de Epidemiología, por medio de su presidenta, María Paz Bertoglia. “Lamentablemente en Chile, tal como en muchísimas partes del mundo, esta pandemia no está controlada”, además alertaba que había que prepararse “para lo que se viene”.

A esto se suma la flexibilización del gobierno a las normas sanitarias a inicios del verano, extendiendo permisos para vacacionar. Hasta inicios de marzo, las autoridades habían aprobado 4.032.758 permisos de este tipo, que se centraron en tres regiones del país: Valparaíso, Coquimbo y La Araucanía. Todas estas regiones hoy están en cuarentena.

Las señales de relajo también se han extendido a otras áreas, como la realización de misas en las Iglesias. Luego de la aprobación del gobierno a la realización de cultos, se suma la ratificación de la Corte Suprema de Justicia para realizar estas reuniones incluso en confinamiento total. Todo esto, debido a la conmemoración de la Semana Santa.

Se inician las cuarentenas más estrictas

Este jueves se iniciaron las masivas cuarentenas en Chile para tratar de detener, en algo, los contagios de coronavirus. Son 14 millones de personas en total bajo esta medida, lo que significa que el 69% de la población nacional está bajo confinamiento.

Solo en la Región Metropolitana, 38 de sus comunas despertaron en cuarentena, es decir, alrededor de 6,2 millones de santiaguinos.

“Es un esfuerzo gigantesco el que tenemos que hacer y nosotros hemos dicho muchas veces que la cuarentena es dolorosa, difícil, pero dado el avance de la circulación viral tenemos que tomar estas medidas pensando en la salud de las personas”, sostuvo el ministro de Salud, Enrique Paris.

Este número de personas confinadas se trata del más alto registrado desde el inicio de la pandemia en comparación con los registros del año pasado. Desde el 14 al 27 de julio, alrededor de 10.826.730 ingresaron a cuarentena.

SEGUIR LEYENDO