Indignación en Chile: un carabinero disparó y mató a un malabarista que se negó a un control policial

El artista callejero fue abordado por dos agentes que ya tenían su arma desenfundada. Decenas de personas cortaron la calle y reclamaron por el abuso de las fuerzas de seguridad

Un nuevo acto de posible brutalidad policial indignaba el viernes a Chile cuando circuló un video que se viralizó en redes sociales y mostraba a un policía disparando a sangre fría a un joven malabarista que no quiso someterse a un control policial. Los hechos, ocurridos en el sur del país, están siendo investigados por la fiscalía.

El joven, que trabajaba como artista callejero en una esquina de la ciudad ubicada a 825 kilómetros al sur de Santiago, se habría resistido a un control de identidad realizado por dos carabineros que patrullaban la zona. En un video ampliamente difundido por redes sociales, se aprecia cómo el joven es abordado por los policías que ya tenían su arma de servicio desenfundada.

Mientras discutían, según se puede ver en la grabación, uno de los oficiales realizó dos disparos, a lo que el malabarista arremetió en su contra siendo abatido en medio de la calle.

Decenas de personas reaccionaron cortando calles y enfrentando al personal policial, que fue apoyado con un despliegue de Fuerzas Especiales para contener a la multitud.

“La Fiscalía de #Panguipulli realiza a esta hora diligencias de investigación con la Brigada de Homicidios y el Laboratorio de Criminalística de la PDI por la muerte de un joven como consecuencia del disparo de un carabinero en el centro de esta comuna de la #RegiónDeLosRíos” tuiteó la fiscalía de la región donde ocurrieron los hechos, en el concurrido centro de la pequeña localidad.

Las reacciones en redes sociales y en la calle, donde una periodista de AP presenció como los transeúntes gritaban “¡asesinos!” a la policía en relación a los hechos ocurridos en la tarde, no se hicieron esperar.

“Es inaceptable que un carabinero mate a quemarropa y de cinco balazos a un malabarista callejero. Cómo no va a existir un protocolo de las fuerzas policiales del Estado de #Chile que evite que estas situaciones terminen con un muerto? #Panguipulli”, tuiteó Rene Naranjo, candidato a Constituyente y una de las 155 personas que escribiría la Nueva Constitución del país tras el plebiscito de octubre que determinó sustituir la Carta Magna de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

“Terribles las imágenes de Panguipulli. El manejo de armas de la policía a quien se le concede el monopolio en el uso de la fuerza deber ser con criterio y como último recurso”, tuiteó el abogado y conocido ex fiscal Carlos Gajardo.

“Disparar a quemarropa a persona desarmada: Homicidio en cualquier parte del mundo. Que no nos vengan con cuentos. #Panguipulli”, tuiteó el candidato a concejal en una comuna de Santiago, Rodrigo Salinas.

“Sobre las informaciones de #Panguipulli queremos insistir en coberturas éticas. No fue confuso incidente ni enfrentamiento. Un Joven trabajador malabarista fue asesinado por Carabineros. Los medios deben procurar rigurosidad frente a hechos que conmocionan la opinión pública”, tuiteó de su lado el Colegio de Periodistas de Chile.

La brutalidad policial volvió a salir a flote en Chile tras las violaciones de derechos humanos ocurridas en el estallido del 18 de octubre de 2019, que dejaron más de 450 víctimas de trauma ocular, más de 31 fallecidos y más de 4.000 denuncias por vulneración a los derechos humanos, que incluyen violaciones, amenazas, torturas, uso excesivo de la fuerza, desnudamientos y otros.

El hecho podría reactivar los actos de violencia contra la policía, como ocurrió ante el último hecho similar, que acabó con un policía en prisión acusado de tirar a un joven por un puente de casi 7 metros de altura y desató una dura ola de violencia en el país.

Un joven fue lanzado desde un puente en medio de unas protestas en Santiago de Chile

Esta semana el Instituto Nacional de Derechos Humanos, que documentó esos hechos catalogados como las más graves “violaciones de derechos humanos desde el regreso de la democracia” afirmó que el país está más cerca de la “impunidad” que de “la verdad y la justicia” tras el lento actuar de la justicia cuando ha transcurrido más de un año y medio de algunos de estos sucesos y casi no existen condenas.

(Con información de EFE y AP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: