Quién es el estafador chileno que está prófugo y vive rodeado de lujos en Malta

Alberto Chang ofrecía inversiones con rentabilidades pero dejó a sus clientes en la calle mientras él amasó una fortuna que incluye automóviles, propiedades, yates de lujo y hasta una isla

Alberto Chang se jactaba de sus vínculos con personalidades de los negocios y el espectáculo del mundo entero
Alberto Chang se jactaba de sus vínculos con personalidades de los negocios y el espectáculo del mundo entero

El chileno Alberto Chang llegó a tener una fortuna de USD 500 millones. Se jactaba de su riqueza y vínculos con personalidades como Richard Branson, Ricky Martin y Jennifer López, entre otros. Hablaba de sus reuniones con grandes empresarios del mundo y su adquisición de Isla Mosquito, en las Islas Vírgenes.

¿Cómo consiguió todo ese dinero? Cautivó a inversionistas con promesas de inversiones de alta rentabilidad, pero tomó todo su dinero y escapó con él.

Alberto Chang tenía varios fondos de inversión. Dos de ellos tenían su sede en las Islas Vírgenes Británicas: Arcano Inc. y G Privates Investment. Desde esos dos vehículos articuló la inversión en capital de riesgo en el exterior, apostando en empresas que prometían altas rentabilidades. Arcano invertía, según sus reportes de inversión, en empresas como Uber, Snapchat, Square, Switch y Open English. En Chile tenía otros dos brazos de inversión. El primero era Grupo Arcano S.A., de la que colgaban nueve empresas operativas, muchas de las cuales están inactivas. A través de ellas, captaba fondos ofreciendo rentabilidades que ningún banco era capaz de conseguir. Ahora está prófugo y vive en Malta junto con los millones que nunca devolvió.

Su historia

Chang creó su primera empresa en octubre el 2001, cuando tenía 27 años. La denominó Grupo Arcano S.A. y la fundó junto a su madre, Verónica Rajii Krebs. No tardó en construir una extensa red de contactos que le permitió sacar adelante su negocio y amasar una millonaria fortuna. Su trabajo era destacado por inversionistas y emprendedores que buscaban un apoyo, ya que su dinero le permitió ser parte de organizaciones como Endeavor Miami y también lo llevó a crear una fundación llamada Alberto Chang.

Alberto Chang presumía de sus excentricidades, con lo mismo alcanzaba la atención de sus clientes a quienes estafaba
Alberto Chang presumía de sus excentricidades, con lo mismo alcanzaba la atención de sus clientes a quienes estafaba

Su vida parecía exitosa: compartía fotografías junto al magnate británico Richard Branson y al ex presidente de Estados Unidos, Bill Clinton. También daba charlas en distintas universidades estadounidenses y se vanagloriaba de tener un MBA en Stanford y de haber sido uno de los primeros inversionistas de Google. Chang repetía su historia en diversas presentaciones y entrevistas: “Tenía USD 10 mil ahorrados y mis cálculos fueron: o compro un Mitsubishi Eclipse convertible 1996 o sigo a Sergey Brin e invierto el 1%”, dijo Chang en una presentación realizada en la Clinton School of Public Services de la Universidad de Arkansas.

Su relato, que mantuvo hasta mediados de 2015, consistía en asegurar que mantenía en su poder un 1% de Google, cuyo valor de mercado hoy supera los USD 500 mil millones de dólares. Incluso mencionó en una entrevista con el Diario Financiero de Chile, uno de los más influyentes en su área, que participó de “varios negocios importantes (como los mencionados: Uber, Snapchat, Square) y otros a nivel global”, además de haber dedicado parte de su tiempo y dinero a “ayudar a estudiantes y empresarios a surgir, porque sé lo difícil que es y cuánto cuesta en Chile, por el nivel de envidia y competitividad”, decía en sus entrevistas.

Su vida, cambió cuando creó el grupo Arcano, empresa que usó para defraudar a miles de clientes ofreciendo rentabilidades extraordinarias
Su vida, cambió cuando creó el grupo Arcano, empresa que usó para defraudar a miles de clientes ofreciendo rentabilidades extraordinarias

Sin embargo, eventualmente su historia de emprendedor y trayectoria intachable fue puesta en duda, al igual que sus estudios y sus anécdotas. Su negocio comenzó a desmoronarse, por lo que Chang salió el 12 de marzo de 2015 del país para establecerse en Europa. Se reveló que había orquestado un esquema piramidal de gran escala algunos meses antes de su huida. Sus negocios dejaron de ser rentables. Se iniciaron los retrasos en los pagos, las llamadas no respondidas, renuncia de ejecutivos, pagos cesados y la peor de las noticias para los inversionistas.

Situación judicial

A cuatro años de su fuga de Chile, Alberto Chang se encuentra en Malta, país que ha negado la extradición del estafador. En conversación con medios locales, el abogado Rafael Gómez, presidente de Junta de Acreedores de la liquidación de Chang, ha señalado que aún quedan procesos pendientes, uno de ellos por casi USD 1,2 millones de dólares, y otro por otros USD 2 millones. Se espera que estos últimos concluyan el próximo año. “Estamos trabajando firme para poder terminar este proceso, ya llevamos cuatro años (...) Yo creo que vamos a terminar a fines del primer semestre de 2021”, declara el litigante, explicando además que las gestiones para las liquidaciones se han realizado tanto en suelo nacional, como internacional, lo que en total, les ha devuelto USD 11 millones de dólares.

A juicio del presidente de la Junta de Acreedores, la trazabilidad ha sido fundamental para ubicar bienes adquiridos con fondos provenientes de la estafa que Chang defraudó a sus clientes, y que no necesariamente figuraban bajo el nombre de Chang, sino de sociedades ligadas a él. De hecho, se estima que el líder del grupo Arcano creó más de 50 a nivel internacional para este fin. “La trazabilidad internacional ha sido esencial para repatriar fondos y liquidar activos que estaban ocultos en sociedades extranjeras por el líder del grupo Arcano”, dice Gómez. Bajo esta lógica se logró ubicar y vender, por ejemplo, departamentos en Australia y Estados Unidos por cifras que van entre los USD 1,9 y 2,4 millones de dólares. Se suma también el inmueble de la madre de Chang, quien fue condenada en 2018 por estafa en Chile, que se remató por $315 millones de pesos (USD 422 mil dólares).

Uno de los últimos avances de liquidación refiere al remate de acciones de Chang en la escuela online “Open English”, que Alberto Chang había comprado por USD 1,6 millones de dólares, y que actualmente se está llevando a cabo en Estados Unidos.

Alberto Chang en Malta

Valletta, Malta.  Lugar donde vive Alberto Chang desde 2015, tras huir de la justicia de Chile
Valletta, Malta. Lugar donde vive Alberto Chang desde 2015, tras huir de la justicia de Chile

Gracias a sus engaños, Chang logró un nivel de vida excéntrico que, incluso después de haber huido de Chile, ha logrado consolidar. Al llegar allí en 2015 permaneció detenido por un par de semanas y, tras ser negada la extradición, quedó en libertad. Allí actualmente posee un penthouse con balcón con vista al mar y una piscina. Tampoco ha dejado de acceder a gustos excéntricos y salidas a locales nocturnos, acompañado de amigos y empresarios malteses, los mismos que lo han acompañado a todas las audiencias por requerimiento judicial.

Uno de los últimos registros de la TV en Malta, que lo registró en un lujoso penthouse en Valleta, Malta
Uno de los últimos registros de la TV en Malta, que lo registró en un lujoso penthouse en Valleta, Malta

Alberto Chang seguirá viviendo en Malta. En sus planes están reanudar los trámites para solicitar la ciudadanía de este país y, quizás, emprender algún tipo de negocio ayudado por sus amistades.

PARA SEGUIR LEYENDO