La OEA negó acciones fraudulentas en las elecciones de Bolivia y dio un alto nivel de legitimidad al MAS

La Organización también ha felicitado a los bolivianos por una jornada electoral “ejemplar” y “exitosa” al haber transcurrido “de manera pacífica”

El secretario general de la OEA, Luis Almagro
El secretario general de la OEA, Luis Almagro

La Organización de Estados Americanos (OEA) ha descartado este miércoles que se produjeran “acciones fraudulentas” durante las elecciones de Bolivia del pasado 18 de octubre y ha subrayado que los resultados otorgan un “alto nivel de legitimidad al gobierno entrante” de Luis Arce, quien encabezando la candidatura del Movimiento al Socialismo (MAS) obtuvo casi el 55 por ciento de los apoyos.

“La ciudadanía votó libremente y el resultado ha sido contundente. Esto le brinda un alto nivel de legitimidad al gobierno entrante, a las instituciones bolivianas y al proceso electoral en su conjunto”, dice el informe preliminar emitido por los observadores electorales de la OEA.

A la espera de que se cierre el escrutinio del Tribunal Supremo Electoral (TSE), y con casi el 91 por ciento de las actas computadas, la candidatura del Movimiento al Socialismo (MAS) ha obtenido más de 3,03 millones de votos, lo que significa el 54,42 por ciento de los apoyos, 25 puntos porcentuales más que Comunidad Ciudadana del expresidente Carlos Mesa.

La OEA también ha felicitado a los bolivianos por una jornada electoral “ejemplar” y “exitosa” al haber transcurrido “de manera pacífica”, y de igual forma ha querido también reconocer la labor del TSE y de los tribunales electorales departamentales puesto que “debieron organizar el proceso electoral en un escenario político y social complejo, que se vio agravado por la pandemia de la COVID-19”.

Miembros del Poder Electoral en Bolivia
Miembros del Poder Electoral en Bolivia

Por otra parte, la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó este miércoles con 21 votos a favor, 4 en contra y 9 abstenciones una resolución que pide “condiciones democráticas mínimas” para el reconocimiento de los resultados de las elecciones legislativas en Venezuela programadas para el 6 de diciembre y en las que no participará el grueso de la oposición por considerarlas fraudulentas.

En concreto, el texto presentado por Colombia establece que el reconocimiento de los comicios “dependerá del establecimiento de las condiciones necesarias de libertad, justicia, imparcialidad y transparencia, garantizando la participación de todos los actores políticos y de la ciudadanía, la liberación de los presos políticos, con plazos razonables para su celebración y que cuenten con observación electoral internacional independiente y creíble”.

Sin embargo, ya es demasiado tarde para establecer misiones de observación porque, tal y como está establecido para cualquier país, esos entes deben supervisar el proceso completo, no solo la jornada electoral o los días previos. El régimen de Maduro invitó a una misión de observación de la Unión Europea (UE), pero lo hizo fuera de plazo.

El dictador de Venezuela, Nicolás Maduro
El dictador de Venezuela, Nicolás Maduro

Por tanto, en términos prácticos, el texto de la OEA establece una base jurídica que sirva para desconocer los resultados de las elecciones de diciembre y el posible retorno de la Asamblea Nacional de Venezuela (AN, Parlamento) a manos chavistas, tras cinco años en poder de la oposición.

De hecho, el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, pidió explícitamente al resto de naciones que “no reconozcan las elecciones ilegítimas de Venezuela, pasadas o presentes”.

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS:

La OEA advirtió por “la falta de condiciones mínimas” para realizar los comicios en Venezuela y pidió la reforma del sistema electoral en Nicaragua

Un funcionario de EEUU intentó negociar la salida de Maduro con un miembro del régimen

MAS NOTICIAS