Brasil reportó 1.262 muertes por coronavirus en las últimas 24 horas, récord desde el inicio de la pandemia

El gigante sudamericano llegó a un total de 31.199 víctimas de la enfermedad COVID-19

Un hombre camina con mascarilla por las playas de Río de Janeiro (REUTERS/Pilar Olivares)
Un hombre camina con mascarilla por las playas de Río de Janeiro (REUTERS/Pilar Olivares)

Brasil llegó este martes a los 31.199 muertos por coronavirus, tras sumar un nuevo récord de 1.262 fallecidos registrados en 24 horas, informó el ministerio de Salud.

El gigante sudamericano sumó además 28.936 nuevos casos diagnosticados de COVID-19, para llegar a un total de 555.383, precisó el informe ministerial, en momentos en que algunos estados empiezan a flexibilizar sus medidas de aislamiento.

El récord anterior de muertes en 24 horas, de 1.188 databa del 21 de diciembre.

Es el segundo país del mundo con más casos de coronavirus, superado únicamente por Estados Unidos, mientras que aparece cuarto entre las naciones con mayor cantidad de fallecidos, detrás de Estados Unidos, el Reino Unido e Italia.

En los próximos días, Brasil podría superar a Italia (33.530 muertos), que redujo significativamente la curva de fallecidos y contagios.

Pero calculado en relación a sus cerca de 212 millones de habitantes, el panorama es menos duro que en otros países: Brasil tiene una tasa de 146 muertos por millón de habitantes, lejos de los 554 de Italia y los más de 300 de Estados Unidos, primero en número de muertos y casos, según un recuento de la AFP.

Sao Paulo, el estado más rico y poblado del país, volvió a batir un récord de muertos (327) y de casos (6.999) en 24 horas y suma ya 7.994 fallecidos, con 118.295 diagnosticados.

Pero los más afectados en relación a su población son los del empobrecido norte y nordeste, con sistemas sanitarios casi al límite de su capacidad.

Personas llegan para ser testeadas de coronavirus en la comunidad Bela Vista do Jaraqui en Manaos el 29 de mayo de 2020 (REUTERS/Bruno Kelly)
Personas llegan para ser testeadas de coronavirus en la comunidad Bela Vista do Jaraqui en Manaos el 29 de mayo de 2020 (REUTERS/Bruno Kelly)

Crisis en el Amazonas

El estado brasileño de Amazonas, uno de los más golpeados por la pandemia en Brasil, reservó la planta de un hospital para la atención médica de los indígenas contagiados por COVID-19. Entre los fallecidos por la enfermedad se confirmó que más de un centenar son de pueblos originarios.

El Gobierno regional inauguró hace una semana la unidad dedicada a indígenas en el hospital Nilton Lins de Manaos, capital del estado de Amazonas y primera ciudad de Brasil en entrar en colapso sanitario por el coronavirus.

Tres de los médicos que actúan en la unidad son indígenas, que al igual de resto de profesionales recibieron una capacitación para adaptarse a las necesidades culturales y hábitos alimentarios de los pacientes. La región brasileña del Amazonas, la cuarta más afectada por el coronavirus, ha registrado hasta el momento alrededor de 42.000 casos y 2.071 muertos.

Con información de AFP y EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Jair Bolsonaro tomará acciones legales contra el grupo Anonymous Brasil tras la publicación de sus datos personales

Mientras se resiste a la cuarentena, Nicaragua se convierte en un sepelio de medianoche

MAS NOTICIAS