Cierre de fronteras, reducción de la jornada laboral y restricciones a la circulación de vehículos: las medidas de Jeanine Áñez para combatir el coronavirus en Bolivia

También se limitará el transporte público terrestre. El país tiene 12 casos de COVID-19 confirmados

Jeanine Áñez durante el anuncio de medidas para combatir el contagio del coronavirus en Bolivia
Jeanine Áñez durante el anuncio de medidas para combatir el contagio del coronavirus en Bolivia

La presidente interina de Bolivia, Jeanine Áñez, anunció el martes una batería de medidas que tienen como objetivo la contención y prevención de la población de la pandemia global causada por el COVID-19. En el país, hasta el momento, se han registrado doce casos de contagios.

Entre las medidas, que en principio regirán hasta el 31 de marzo y cuya continuidad dependerá de una posterior evalucación, se cuenta el cierre completo de las fronteras bolivianas con la única excepción de ciudadanos bolivianos, además de la suspensión de todos los vuelos internacionales en las próximas 72 horas.

Además, en ese mismo plazo se suspenderá todo el transporte público terrestre, ya se interdepartamental o interprovincial, reportó el diario El Deber después de los anuncios de Áñez. Sólo se permitirá el paso de vehículos con alimentos para garantizar el abastecimiento de la población.

También se reducirá la jornada laboral hasta las cinco horas diarias, es decir, de 8:00 horas a 13:00; mientras que los mercados y los centros de abastecimiento permanecerán abiertos hasta las 15:00 horas.

El transporte público urbano, por su parte, circulará desde el 18 de marzo hasta las 16:00 horas y, a partir de las 18:00, quedará restringido el paso de vehículos particulares hasta las 5:00 horas de la mañana siguiente.

Jeanine Áñez, presidente interina de Bolivia
Jeanine Áñez, presidente interina de Bolivia

“Recuerden, vamos a superar entre todos, coordinados, disciplinados, con espíritu de buenos vecinos, con espíritu de familia, de hermanos, de padres, con espíritu rojo, amarillo y verde”, comenzó la primera mandataria interina en un mensaje televisado a la nación.

Áñez admitió que las medidas anunciadas serían “duras”, y que estaban orientadas a que la población permanezca la mayor cantidad posible de tiempo en sus hogares. También adelantó que las medidas vendrán acompañadas de una serie de ayudas económicas destinadas a las familias de menos recursos, aunque no dio mayores detalles.

La semana pasada, el Gobierno interino ya había anunciado una serie de medidas que tenían el objetivo de contener la enfermedad, con el decreto de la emergencia nacional. Entonces, decidió la suspensión hasta el próximo 31 de marzo las clases en todo el país, en todos los niveles educativos, además de prohibir los eventos públicos con más de mil personas, como los musicales, deportivos, culturales y religiosos.

Periodistas utilizan barbijos en el hospital Boliviano Holandés, luego de que el Gobierno boliviano declaró la emergencia nacional y suspendió las clases, en El Alto en las afueras de La Paz, Bolivia, 12 de marzo, 2020. REUTERS/David Mercado
Periodistas utilizan barbijos en el hospital Boliviano Holandés, luego de que el Gobierno boliviano declaró la emergencia nacional y suspendió las clases, en El Alto en las afueras de La Paz, Bolivia, 12 de marzo, 2020. REUTERS/David Mercado

Además, el sábado pasado las autoridades de la región boliviana de Oruro decretaron una cuarentena por 14 días en el municipio homónimo tras conocerse que allí se encuentran siete de los diez casos confirmados de coronavirus (COVID-19) que registra Bolivia.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Coronavirus: Bolivia prohibió reuniones de más de 100 personas y los vuelos desde Europa e Irán

Bolivia ordenó poner en cuarentena a todo el municipio de Oruro, foco del coronavirus en el país

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos