Hernán Solís Morales fue aprehendido en Bolivia


Hernán Solís Morales, primo del ex presidente de Bolivia Evo Morales, fue aprehendido cuando se presentó a declarar ante el Ministerio Público de La Paz, investigado por un caso de terrorismo que también involucra al ex mandatario.

El jefe de la Policía, Fernando Guarachi, afirmó en declaraciones a los medios: “Lo hemos trasladado hasta el Ministerio Público para leerle sus derechos y para que preste su declaración informativa en el caso ‘Terrorismo y audio’, iniciados en contra de Evo Morales”.

De acuerdo a lo que informó el periódico El Deber, Guarachi afirmó que se amplió la investigación a otras personas, según los elementos hallados, y que dentro de ellas está Solís Morales.

Esta semana, fiscales de Bolivia emitieron una orden de aprehensión contra Evo Morales por los delitos de sedición, terrorismo y financiamiento al terrorismo.

Hernán Solís Morales
Hernán Solís Morales

Morales está refugiado en Argentina desde el 12 de diciembre, luego de dejar México, donde se asiló tras renunciar al cargo en medio de una convulsión social disparada tras denuncias de fraude electoral y de la presión de las fuerzas armadas.

El caso en su contra en Bolivia se centra en un video obtenido por Arturo Murillo, miembro del gobierno interino de Jeanine Añez, una ex senadora y opositora de Morales que asumió la presidencia en noviembre después de que Morales renunció.

En el video se muestra a un hombre boliviano hablando con alguien por teléfono que parece estar dirigiendo planes para bloqueos de carreteras. Murillo dijo que la voz en el altavoz es la de Morales.

El líder indígena respondió en Twitter que las autoridades deberían estar investigando la muerte de los manifestantes en lugar de ir tras él sobre la base de lo que llamó evidencia inventada. El miércoles, Morales dijo que el pedido de arresto es un intento para “intimidarnos” siguiendo “al mandato de Estados Unidos”.

“Tengo derecho a defenderme. Quiero decirles que ya he convocado a algunos abogados nuestros que están acá (...) No tienen ni una prueba”, señaló.

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS: