Disturbios en El Alto y La Paz promovidos por seguidores de Evo Morales (Reuters)
Disturbios en El Alto y La Paz promovidos por seguidores de Evo Morales (Reuters)

(Redacción Infobae) - La Policía Boliviana teme que una nueva ola de violencia se desate en las próximas horas en La Paz luego de recibir un informe de inteligencia que da cuenta en ese sentido. Los movimientos estarían siendo organizados por partidarios del Movimiento al Socialismo (MAS), el partido del renunciado presidente Evo Morales, responsable del fraude detectado en las últimas elecciones celebradas el pasado 20 de octubre.

Durante todo este lunes se registraron hechos de violencia sobre todo en la ciudad de El Alto y en La Paz, de acuerdo a información a la que tuvo acceso Infobae. De acuerdo a cálculos de medios locales habría al menos 20 heridos, algunos de ellos de gravedad, que fueron alcanzados por facciones masistas. La mayoría de los lesionados habían sido heridos por armas blancas.

La conducción de las fuerzas de seguridad de Bolivia creen que uno de los objetivos de los miembros del MAS será la vivienda particular de la alcaldesa de El Alto, Soledad Chapetón. La dirigente es una férrea opositora al partido que gobernó durante casi 14 años la nación, y muy cercana al empresario Samuel Doria Medina.

Manifestantes antifraude aplauden la salida de la Policía Boliviana de los cuarteles (Reuters)
Manifestantes antifraude aplauden la salida de la Policía Boliviana de los cuarteles (Reuters)

Existen informes de inteligencia de la Policía Boliviana que advierten que para esta noche se estarían organizando posibles hechos de violencia y nuevos atentados a viviendas particulares de dirigentes de la oposición al MAS”, señala un documento confidencial. Por tal motivo, las autoridades dispusieron un refuerzo de la seguridad pública, abandonaron los amotinamientos y decidieron retomar las calles para restablecer el orden constitucional luego de la renuncia del comandante Yuri Calderón.

Incluso, dirigentes sindicales y sociales afines al partido de Evo dieron directivas específicas “bajo amenaza de que si la gente no participa ‘les dañarían sus respectivas viviendas particulares y negocios’”. El objetivo de quienes abandonaron el poder por el levantamiento popular es claro: sembrar el terror en horas de incertidumbre para la mayoría de la población boliviana.

Seguidores de Evo Morales fueron detenidos en horas de la tarde en La Paz y El Alto (Reuters)
Seguidores de Evo Morales fueron detenidos en horas de la tarde en La Paz y El Alto (Reuters)
(Reuters)
(Reuters)

Tras la noticia sobre la dimisón de Calderón, la Policía Boliviana se disponía a tomar nuevamente las calles de La Paz y el resto de las grandes urbes para recobrar el orden y la vida pública de la capital de la nación. Así lo afirmó José Luis Pereira, director nacional de los Bomberos. “Vamos a organizar grupos en todas ciudades donde exista mayor violencia e iremos a los focos plenamente identificado y retomar la ciudad. Pido a la ciudadanía que colabore y a la gente que todavía no sabe que la democracia ha vuelto a nuestro país, que se abstengan de cometer excesos, vamos a proceder a detenciones, vamos a agarrar a todas las cabezas que están sembrando zozobra en nuestro país”, señaló.

Descontrol en varias ciudades

Los disturbios se extendieron durante la noche del domingo y madrugada del lunes por varias ciudades de Bolivia, tras la renuncia como presidente Morales, con incendios, saqueos y ataques a casas como el que según algunas informaciones sufrió una vivienda del propio ex mandatario.

La Paz, El Alto y Cochabamba, entre otras de las principales ciudades del país, registran estos incidentes, mientras muchos ciudadanos piden ayuda a la Policía y las Fuerzas Armadas a través de redes sociales. En Villa Victoria, en Cochabamba, un grupo de desconocidos causó destrozos en la casa de Evo, según mostró la emisora local Red Uno.

Las denuncias de saqueos e incendios se suceden sobre todo en El Alto, uno de los bastiones políticos de Evo Morales, y en varios barrios de La Paz.

El lugar más atacado en la ciudad sede del Gobierno boliviano es la zona sur, que en las últimas semanas fue donde más se sintió la huelga ciudadana en contra de la reelección de Morales.

La Alcaldía de La Paz denunció que una turba incendió quince autobuses del servicio municipal de transporte que se encontraban en una instalación en el barrio de Kupillani.

También denunció que “chóferes y gente movilizada por diputados y dirigentes” del MAS ingresaron a un patio del transporte municipal en Huayllani, otro barrio sureño, “y han comenzado a incendiar los buses”. “Denunciamos que grupos organizados por diputados y candidatos del MAS por la zona sur y El Alto están asaltando las estaciones de @LaPazBUS, del Hospital La Portada y amenazando las casas de las autoridades municipales. Estamos presentando las denuncias penales respectivas”, escribió en Twitter el alcalde de La Paz, el opositor Luis Revilla.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: