( REUTERS/Carlos Garcia Rawlins)
( REUTERS/Carlos Garcia Rawlins)

La Unión Europea (UE) instó este sábado a “evitar la violencia” en las manifestaciones en Bolivia en contra y a favor del presidente Evo Morales y dijo que la solución al conflicto pasa por un “proceso electoral creíble”.

“En vista de las continuas protestas en Bolivia, la Unión Europea subraya la necesidad de que las manifestaciones sean pacíficas. Se debe evitar la violencia, ya que no traerá una solución a la crisis actual”, dijo en comunicado la portavoz del Servicio Europeo de Acción Exterior Maja Kocijančič. “Tal solución solo se puede lograr a través de negociaciones pacíficas, un proceso electoral creíble que garantice que se respete la voluntad del pueblo y se fortalezcan las instituciones democráticas”. agregó.

La Unión Europea respaldó la auditoria de la Organización de Estados Americanos (OEA) de las elecciones del pasado 20 de octubre, tildadas de fraudulentas por la oposición, e instó a convocar una segunda vuelta electoral como salida al conflicto en el país andino. El viernes, la representación diplomática de la UE en el país, encabezada por León de la Torre, se reunió con la misión de la OEA.

Sin pronunciamiento de la OEA

La Misión de Observación Electoral de la OEA en Bolivia condenó el miércoles los actos de violencia en el país y ha hecho un llamado urgente a la calma. Desde entonces, el organismo no ha vuelto a pronunciarse sobre los últimos eventos en el país.

El Gobierno boliviano dijo el viernes que una auditoría realizada por la Organización de Estados Americanos (OEA) a la controvertida elección presidencial se completará la semana próxima, lo cual podría ratificar la reelección de Evo Morales o iniciar el proceso para una nueva votación.

Bolivia atraviesa una crisis desde las pasadas elecciones del 20 de octubre, tras las que el órgano electoral dio vencedor al presidente del país, Evo Morales, para un cuarto mandato hasta 2025, pero la oposición y comités cívicos denuncian fraude a favor del mandatario, exigen su renuncia y nuevos comicios.

Las protestas a favor y en contra de Morales desde entonces causaron al menos tres muertos y 384 heridos, entre ellos ocho periodistas, según datos de la Defensoría del Pueblo de Bolivia.

Asociaciones de prensa de ámbito nacional y regional alertaron de agresiones a profesionales de medios mientras realizaban coberturas informativas en diferentes partes de Bolivia desde hace días.

Este pasado viernes se produjo un incidente con un fotógrafo de prensa, que fue liberado tras ser llevado a dependencias policiales en La Paz, en lo que según la Policía Boliviana fue un malentendido.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: