El presidente estadounidense Donald Trump y el Secretario de Estado de EEUU Mike Pompeo (Reuters)
El presidente estadounidense Donald Trump y el Secretario de Estado de EEUU Mike Pompeo (Reuters)

Estados Unidos llamó el domingo a Bolivia a “restaurar la integridad electoral” con un balotaje para dirimir los comicios de hace una semana, cuyo triunfo fue adjudicado al presidente Evo Morales en medio de acusaciones de fraude de la oposición.

“Estamos profundamente preocupados por las irregularidades en el proceso de conteo de votos de las elecciones de Bolivia del 20 de octubre”, tuiteó el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo.

“Hacemos un llamado a Bolivia para restaurar la integridad electoral procediendo a una segunda vuelta en elecciones libres, justas, transparentes y creíbles entre los dos principales ganadores”, agregó.

El Tribunal Electoral (TSE) boliviano anunció el viernes el triunfo de Morales en primera vuelta con el 47,08% de los votos válidos, asignando el 36,51% a su más cercano contrincante, Carlos Mesa, presidente entre 2003 y 2005.

En un comunicado emitido por el Departamento de Estado, Pompeo instó a un recuento de los sufragios.

“Estados Unidos respalda a nuestros socios en la región y a los observadores de la OEA al pedir una contabilidad precisa de los votos emitidos, o si eso no es factible en opinión de la misión de observadores de la OEA, una segunda ronda que sea creíble y transparente”, señaló el secretario de Estado.

La misión de observación electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA) recomendó la semana pasada una segunda vuelta como la “mejor opción” para dirimir la reñida contienda electoral boliviana.

A ese pedido se sumaron la Unión Europea, Estados Unidos, Argentina, Brasil y Colombia. Solo Cuba, México y Venezuela felicitaron a Morales por su victoria.

“Estados Unidos cree que el pueblo boliviano tiene derecho a elegir a sus líderes en elecciones libres y justas”, subrayó Pompeo, al tiempo que pidió “calma y respeto” por la ley.

El cómputo de votos a cargo del TSE desencadenó una ola de protestas en Bolivia y una huelga parcial de actividades, y la oposición ya anunció que esta semana intensificarán las medidas de reclamo.

(Con información de AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: