Petroecuador
Petroecuador

La empresa pública Petroecuador declaró la situación de fuerza mayor en todas sus operaciones de comercialización de crudo y en el resto de las obligaciones contractuales y paralizó la actividad del oleoducto SOTE como consecuencia de las masivas protestas que se suceden desde hace días contra el Gobierno por el alza del precio del combustible.

La compañía estatal informó a última hora de este miércoles en un comunicado de que procedió a la declaración de fuerza mayor y dijo que la medida se mantendrá mientras continúen las protestas contra el Ejecutivo, que han llevado al Gobierno a trasladar su sede de Quito a Guayaquil.

La declaración de fuerza mayor es una circunstancia contemplada en los contratos internacionales de Petroecuador ante posibles retrasos en las entregas de petróleo y permite a la empresa estatal ecuatoriana como justificación para evitar multas o sanciones por incumplimientos.

En la actualidad, Ecuador mantiene contratos de medio plazo con las empresas estatales de Petroperú y Enap de Chile y a largo plazo con las firmas asiáticas Petrochina, Unipec y Petrotailandia. La declaración de fuerza mayor ha sido adoptada después de que las protestas hayan afectado directamente al Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE). Desde el martes, Petroecuador se ha visto obligada a reducir en un 30 por ciento las operaciones de este oleoducto por el bajo nivel de entregas de petróleo a clientes.

Según informa el diario local El Comercio, el caudal del SOTE está actualmente en un nivel “mínimo que no permite la normal operación del oleoducto, por lo que los técnicos de Petroecuador han decidido suspender su actividad para preservar la integridad mecánica de los equipos”.

Las protestas de este miércoles en Quito (REUTERS/Henry Romero)
Las protestas de este miércoles en Quito (REUTERS/Henry Romero)

Los sindicatos negaron el diálogo con el Gobierno y afirmaron que la protesta seguirá

El Frente Unitario de Trabajadores (FUT) de Ecuador negó este miércoles que haya un proceso de diálogo con el Gobierno, y aclaró que las protestas sociales continuarán mientras el Ejecutivo no suspenda la eliminación de los subsidios o ayudas estatales para abaratar el precio de las gasolinas.

Mesías Tatamuez, presidente en turno del FUT, aseguró a la agencia de noticias EFE que “no hay tal diálogo” con el Gobierno, aunque aceptó que han habido acercamientos iniciales a expensas de la representación de Naciones Unidas en Ecuador, las universidades y la Iglesia católica.

No obstante, el líder sindical dijo que eso no se puede llamar diálogo, pues el Gobierno se ha rehusado a hablar sobre el principal planteamiento de los movimientos sociales que es la suspensión del decreto que incrementa el precio de los combustibles. “Para dialogar, ellos (los del Gobierno) también tienen que ceder” y exigen la derogación del decreto, para aspirar a que los sectores sociales suspendan las manifestaciones que ya cumplen una semana, recordó Tatamuez.

Un manifestante flamea una bandera de Ecuador (REUTERS/Carlos Garcia Rawlins)
Un manifestante flamea una bandera de Ecuador (REUTERS/Carlos Garcia Rawlins)

Con ello, el líder sindical contradijo al presidente del país, Lenín Moreno, que horas antes había hablado sobre un proceso de diálogo con el movimiento indígena que, según Tatamuez, no ha existido. “Ya tenemos primeros buenos resultados del diálogo”, precisó la tarde de este miércoles Moreno en un mensaje en Twitter, en el que felicitó a los indígenas por las marchas pacíficas que protagonizaron en Quito.

Sin duda esto se va a solucionar muy pronto”, agregó el mandatario, que dijo estar alegre de que el movimiento indígena esté “pensando en mantener la constitucionalidad, la democracia y la paz” en el país.

Tatamuez aseguró que las protestas se mantendrán en todo el país y que tanto el FUT como la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) esperan que el Gobierno ceda en sus posiciones para iniciar un posible proceso de diálogo. “Los trabajadores no nos oponemos por oponernos”, pues el FUT sí ha presentado propuestas al Gobierno, desde hace mucho tiempo atrás, para encarar la situación económica en el país, indicó el dirigente sindical.

(Con información de Europa Press y EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: