El ex presidente ecuatoriano Rafael Correa (AFP)
El ex presidente ecuatoriano Rafael Correa (AFP)

El ex presidente de Ecuador Rafael Correa ha salido al cruce de las acusaciones de su sucesor, Lenín Moreno, y ha negado estar detrás de una “conspiración” para tumbar al actual Gobierno. “Dicen que somos golpistas, que queremos desestabilizar al Gobierno. Los golpistas han sido ellos, que han roto la Constitución cuantas veces les ha dado la gana”, ha criticado.

Moreno acusó el lunes a Correa y al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, de estar impulsando un “golpe de Estado” en Ecuador, al considerarlos instigadores de las protestas que tienen lugar desde la semana pasada contra el paquete de reformas económicas aprobado por el Gobierno.

Correa ha considerado estas declaraciones una “muestra de la enajenación de Moreno”, al que ha recriminado que le culpe de “todo lo que ha pasado” en Ecuador durante los últimos años. El ex mandatario, que ha concedido una entrevista a la cadena rusa RT, ha tildado de “locura” la acusación y ha apuntado que “ya nadie le puede creer esas tonterías”.

Protestas en Ecuador
Protestas en Ecuador

En este sentido, ha afirmado que el último “paquetazo”, que contempla entre otras medidas la eliminación del subsidio para el combustible, fue “la gran gota que derramó el vaso”. A su juicio, no hay “ningún factor externo” oculto tras las movilizaciones más allá del “mal manejo de la economía” por parte del Gobierno, al que ha acusado de “traicionar” el programa con el que se presentó a las elecciones para “imponer el neoliberalismo”.

Correa ha apuntado que “la salida democrática para este problema” está en la Constitución y pasa por convocar elecciones, una potestad de la que dispone tanto el presidente como la Asamblea Nacional -si se logra una mayoría de dos tercios- en caso de una “conmoción social” como la que vive Ecuador estos días.

“Así se resuelven los conflictos en democracia en las urnas”, ha explicado Correa, que ha retado a Moreno a someterse a la opinión directa de la ciudadanía, aun a riesgo de poder perder. “No les interesa el país, solo les interesa seguir manteniendo el poder”, ha añadido.

Lenín Moreno
Lenín Moreno

Cruce de acusaciones

Moreno, que el lunes anunció el traslado de la sede del Gobierno desde Quito a Guayaquil, ha asegurado que “los más violentos (de las protestas) son individuos externos, pagados y organizados” y, además de a Maduro y a Correa, ha señalado a otros ex dirigentes aliados de su predecesor en la jefatura de Estado ecuatoriana.

¿Es coincidencia que (Rafael) Correa, (Ricardo) Patiño y (Paola) Pabón hayan viajado hace unas semanas a Venezuela? Maduro, activado junto con Correa, su plan de desestabilización (...) Ellos son quienes están detrás de este intento de golpe de Estado”, ha asegurado el mandatario.

La ex diputada Paola Pabón, actual prefecta de la provincia de Pichincha, le ha respondido por Twitter para afearle que acuse a “tres compañeros de la revolución ciudadana”. “Así desprecia este levantamiento indígena y ciudadano”, ha lamentado, para acto seguido señalar que “la miopía política de presidentes del pasado provocó la ira del pueblo”.

(Con información de Europa Press)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: