(Facebook: Edwin Rodríguez Espejo)
(Facebook: Edwin Rodríguez Espejo)

La inesperada renuncia de Edwin Rodríguez, compañero de fórmula del opositor Oscar Ortiz, ha generado la mañana de este viernes un terremoto político en Bolivia. El candidato a la vicepresidencia por Bolivia Dice No, tercero en las preferencias, según las encuestas, pretende forzar a su ahora ex aliado y a la fragmentada oposición boliviana a alinearse en torno a una sola candidatura para evitar la "venezolanización" del país, según el también senador por el departamento de Potosí. "Primero está Bolivia. No quiero una segunda Venezuela y no quiero que Bolivia esté gobernada por un dictador", dijo en una conferencia de prensa.

Mediante una carta dirigida al Tribunal Supremo Electoral, Rodríguez se refirió a su decisión solicitada por el Comité Cívico de Potosí (entidad de su región de origen que se opone al Gobierno) que ha interpretado que el partido de Oscar Ortiz realiza una "estrategia colaboracionista"con Evo Morales cuando ataca en la campaña al también candidato opositor Carlos Mesa. "La estrategia electoral de Demócratas (partido de su ahora ex aliado) tiende a dividir a la oposición, restar votación a Comunidad Ciudadana y facilitar al binomio oficialista,que pretende obtener una distancia electoral mayor al 10 por ciento del segundo más votado y así ganar en la primera vuelta y consolidar un gobierno dictatorial y corrupto al estilo venezolano".

La dimisión de Rodríguez ocurre el mismo día en que el TSE dejó sin efecto otra renuncia de un candidato también opositor, el ex presidente Jaime Paz, que dejó el PDC por pugnas internas. La oposición boliviana tiene al menos ocho binomios contrarios a Evo Morales, quien fue habilitado por el Tribunal Constitucional y por los vocales electorales para postular a una nueva reelección, pese a perder un referéndum que se lo impide. Precisamente, el martes pasado hubo un cuarto paro cívico y se alista para el 26 de julio un quinto de alcance nacional de protesta contra el presidente de Bolivia.

Esta misma semana, el también candidato presidencial por el opositor MNR, Virginio Lema, demandó a todos los binomios que rivalizan con Morales a renunciar y presentar un solo candidato, lo que no fue escuchado.

La renuncia de Edwin Rodríguez complica a Oscar Ortiz, quien cumple una gira política por Brasil, y que estaría en un tercer lugar de las preferencias electorales, con un 10 por ciento, de acuerdo a las encuestas. Los mismos sondeos le otorgan el segundo lugar a Carlos Mesa, con un 27 por ciento, y a Evo Morales el primer lugar, con poco más de un 35 por ciento.

Al presidente de Bolivia le bastaría ganar con 10- puntos de diferencia y con un 40 por ciento de la votación para evitar la segunda vuelta y ser reelecto. De haber un balotaje, las encuestas le dan un triunfo al opositor Carlos Mesa y parecida chance a Oscar Ortiz, quien en su campaña ha atacado a Morales, pero también al opositor de Comunidad Ciudadana. "He preferido estar al lado de Potosí que al lado de un partido", apuntó el renunciante Rodríguez ante los medios.