Prisión Combinado del Este, en La Habana. (Archivo)
Prisión Combinado del Este, en La Habana. (Archivo)

Autoridades carcelarias impiden que seis presos políticos de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) se comuniquen con sus familiares en reprimenda por hacer denuncias sobre las penosas condiciones de las cárceles en Cuba.

Zaqueo Báez Guerrero, coordinador de la Unión Patriótica de Cuba en La Habana dijo al periodista Luis Felipe Rojas, de Radio Martí, que los presos permanecen, además, aislados del resto del penal.

El opositor señaló que por esta causa Eliecér Góngora Izaguirre, recluido en la prisón provincial de las Tunas, permanece en celda de castigo, al igual que Yosvany Sánchez Valenciano y Raidel Pacheco Santos, quienes además tienen prohibido cualquier tipo de comunicación con familiares y colegas de lucha durante seis meses.

Es el caso de Everegildo Duvergel, que tras realizar varias denuncias desde prisión, las autoridades le prohibieron todo tipo de llamada telefónica, subrayó Báez Guerrero.

A estos prisioneros se suma el caso del matrimonio de Aimara Nieto Muñoz e Ismael Boris Reñí, a quienes por igual motivo les han suspendido las visitas conyugales.

Mientras, la Dama de Blanco Nieves Matamoros fue trasladada de una cárcel en La Habana hacia Matanzas, lejos de sus familiares.

Báez Guerrero dijo que el régimen cubano trata siempre de endurecer la vida de los opositores encarcelados, lo que afecta también a sus familias.

Publicado originalmente en Martí Noticias

MÁS SOBRE ESTE TEMA: