Evo Morales asumió el poder en Bolivia el 22 de enero de 2006 y ya lleva doce años y seis meses como presidente
Evo Morales asumió el poder en Bolivia el 22 de enero de 2006 y ya lleva doce años y seis meses como presidente

"Hoy se cumplen 15 años de que la Cámara de Diputados de Argentina aprobara una Ley a iniciativa del Hno. Néstor Kirchner, que permitió abrir juicios contra las dictaduras que violaron los DDHH. Ahora, la derecha persigue judicialmente a la Hna. Cristina, toda nuestra solidaridad", expresó Evo Morales, presidente boliviano, en sus redes sociales.

Cristina Kirchner volvió a estar en el centro de la escena luego de que salieran a la luz los cuadernos de las coimas, que develaron un circuito de dinero negro entre empresarios y un sector del gobierno anterior para la asignación de la obra pública. Hay importantes hombres de negocios detenidos, otros que se han arrepentido y ex funcionarios que también quedaron tras las rejas. Mañana, la ex mandataria deberá declarar ante el juez Claudio Bonadio, a cargo de la causa, en los tribunales de Comodoro Py. 

Morales publica el mensaje de camaradería a la ex presidente en un contexto personal adverso, que experimenta respuestas más severas de la voluntad popular. Tras doce años en el poder y vencedor en tres comicios presidenciales, Evo Morales se enfrenta a su momento más delicado en el ejercicio de su mandato: hace dos semanas una encuesta develó que el 54% de la población está de acuerdo con el calificativo de "dictador" luego de no haber respetado el referéndum del 21 de febrero de 2016 que lo inhabilitó para una nueva reelección y el Tribunal Constitucional Plurinacional descartó tras el pedido del Movimiento Al Socialismo, el partido bolivariano liderado por el propio Evo.

El primero de agosto se conoció el resultado de este sondeo realizado por Mercados y Muestras para el sitio Página Siete. "Es el sentimiento de la ciudadanía que se congrega en las plataformas para defender su voto, que es pisoteado por el gobierno del presidente Morales", agregó el senador opositor Yerko Núñez en alusión a la percepción popular que parece desacreditar la oportunidad de un cuarto mandato para la gestión actual. El 38% de los consultados dijo no estar de acuerdo con la definición de "dictador" y el 8% restante prefirió apelar al "no sabe o no contesta". Esto surge luego de que el 21 de febrero de 2016, el 51,3% del padrón rechazara la reelección del presidente, que debería entregar su cargo el 22 de enero de 2020.

En una investigación previa, la intención de voto de cara a los próximos comicios decreta un empate técnico entre el líder de izquierda y el ex mandatario Carlos Mesa, vocero de la demanda marítima contra Chile en la Corte de La Haya. Morales sostiene el 27% de los votos frente a los 25% de Mesa, pero en una hipotética segunda vuelta el candidato opositor asumiría casi el 50% del electorado frente a un 32% del actual presidente. El informe concluye que Evo Morales es electoralmente "derrotable".

El presidente de Bolivia Evo Morales podría perder en segunda vuelta en las próximas elecciones (Reuters)
El presidente de Bolivia Evo Morales podría perder en segunda vuelta en las próximas elecciones (Reuters)

Algunos medios bolivianos hablan de "semana horrible", que culmina con un recuerdo de efemérides sudamericanas en las que le desea solidaridad a Cristina Kirchner por su "persecusión judicial". Una semana que comenzó con festejos patrios en Potosí, donde más de 80 mil personas bramaron su rechazo a la reelección por encima del porcentaje general: hacía 17 días que en esa ciudad el "No" se había impuesto con el 53,2%, según apunta el diario El Deber. Evo Morales pronunció allí su discurso más compacto en su historia presidencial: se prolongó menos de 40 minutos en tierra hostil.

Días después, el escándalo por el robo de una medalla, una joya de oro y diamantes que datan de la fundación de la República en 1825 y que originalmente perteneció al libertador Simón Bolívar, y una banda presidencial bordada con hilos de oro. El militar Roberto Juan de Dios Ortiz Blanco, un teniente del Ejército boliviano destinado en el Palacio de Gobierno de Bolivia, era el encargado de custodiar los objetos y llevarlos a Cochabamba, donde al día siguiente el presidente debía lucirlos durante los actos del Día de las Fuerzas Armadas. Pero el oficial denunció ante la Policía Boliviana que le habían robado los símbolos de una mochila que estaba dentro de su auto estacionado en la calle mientras él se encontraba en un prostíbulo.

El presidente Evo Morales asistió a los actos por el 193 aniversario de las Fuerzas Armadas de Bolivia en Cochabamba y no lució la banda ni la medalla presidencial
El presidente Evo Morales asistió a los actos por el 193 aniversario de las Fuerzas Armadas de Bolivia en Cochabamba y no lució la banda ni la medalla presidencial

Evo desfiló en Cochabamba sin la banda presidencial y los ladrones devolvieron el motín: los objetos fueron encontrados en perfecto estado en una mochila en el atrio de la iglesia de San Pedro, en el centro de la La Paz. Pero las controversias no se terminaron con la recuperación de los símbolos presidenciales. Oficiales de las Fuerzas Armadas en servicio culparon al Gobierno de instaurar la corrupción y acabar con la institucionalidad: "Hemos tocado fondo, (…) hemos llegado a un extremo de insostenibilidad de la institucionalidad, al extremo de inmoralidad y desprofesionalización que no podemos más seguir callando. No podemos ser cómplices y cerrar la boca. No podemos seguir indiferentes ante este estado de cosas que pasa con nuestros mandos militares. ¡Es hora de tomar decisiones, pues hagámoslo pero ya!", reza un extracto del documento que no fue firmado por temor a represalias.

El destituido teniente se encuentra detenido a la espera de un proceso judicial por "incumplimiento de deberes, conducta antieconómica y deterioro de la riqueza o patrimonio nacional". Pero para las Fuerzas Armadas bolivianas, Roberto Juan de Dios Ortiz Blanco es solo una muestra de la coyuntura: "Lo que queda debajo del agua es la verdadera y pura realidad putrefacta. Una vergonzosa desprofesionalización militar. El teniente es el botón de muestra".

Más sobre este tema: