El ex presidente de El Salvador Elías Antonio Saca durante la audiencia por sus cargos de corrupción en El Salvador (Reuters /Jose Cabezas)
El ex presidente de El Salvador Elías Antonio Saca durante la audiencia por sus cargos de corrupción en El Salvador (Reuters /Jose Cabezas)

El ex presidente Elías Antonio Saca (2004-2009), enviado el miércoles a juicio por cargos de corrupción, financió en 2009 la campaña presidencial de quien pretendía sucederlo, Rodrigo Ávila, de la Alianza Republicana Nacionalista (Arena), con al menos 2 millones de dólares malversados, dijo uno de los fiscales del caso.

El fiscal, quien pidió el anonimato, señaló que uno de los testigos bajo criterio de oportunidad que se espera declare en el juicio recibió la millonaria suma para pagar la publicidad para la campaña electoral de Ávila, ahora diputado del Congreso.

"Esto lo dice un testigo con criterio de oportunidad, quien participó en esa actividad de recibir dinero desviado y con ese dinero lo que hizo fue pagar propaganda del partido (Arena)", señaló el letrado.

Versiones de la prensa local señalan que durante la audiencia preliminar, que fue instalada el pasado 16 de abril, se dio a conocer que las arcas de Arena recibieron más de 7 millones de dólares de los 300 que supuestamente Saca malversó.

Cuando se inició el proceso contra Saca en 2017, la Fiscalía señaló que esta formación, fundada en 1981 por un militar señalado de comandar un escuadrón de la muerte y que gobernó el país entre 1989 y 2009, había recibió 400.000 dólares.

Elías Antonio Saca, esposado (Reuters /Jose Cabezas)
Elías Antonio Saca, esposado (Reuters /Jose Cabezas)

Esta no es la primera vez que Arena es salpicada por los casos de corrupción, dado que en 2015 el difunto ex presidente Francisco Flores (1999-2004) fue enviado a juicio por supuestamente apropiarse de 5 millones de dólares donados por Taiwán y desviar otros 10 millones a las cuentas de Arena.

En febrero de 2016, el entonces presidente de Arena, Jorge Velado, admitió que el partido recibió los fondos de las donaciones taiwanesas, destinados originalmente a la atención de las víctimas de dos terremotos que asolaron el país en 2001.

La ex diputada de Arena y ex vicepresidente entre 2004 y 2009, Ana Vilma de Escobar, también aceptó en esas fechas que estos fondos sirvieron para financiar la campaña electoral con la que Saca llegó al poder.

Además de Saca, afrontarán el juicio sus ex secretarios Privado, de Comunicaciones y de Juventud, Elmer Charlaix, Julio Rank y César Funes, respectivamente, a los que se suman Pablo Gómez, Francisco Rodríguez Arteaga y Jorge Alberto Herrera.

La Fiscalía sostiene que Saca y los demás implicados operaban una estructura en el interior de la Presidencia que movió más de 300 millones de dólares a 14 cuentas personales de los funcionarios Charlaix, Rodríguez y Gómez, de las que posteriormente retiraron al menos 116 millones de dólares "en efectivo", de los que lavaron 6 millones.

(Con información de EFE)