Mike Pompeo (Reuters)
Mike Pompeo (Reuters)

El régimen chavista logró este jueves un asiento en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU al imponerse a Costa Rica en las elecciones celebradas en la Asamblea General de Naciones Unidas. Sin embargo, a medida que pasaron las horas, las reacciones internacionales comenzaron a hacerse oír, con las quejas de Washington a la cabeza.

“China y Rusia votaron por Nicolás Maduro en el Consejo de DDHH de la ONU. Farsa. Por eso necesitamos una Comisión del Departamento de Estado en Derechos Inalienables. Maduro está destruyendo intencionalmente los derechos humanos de todos los venezolanos”, escribió el secretario de Estado, Mike Pompeo al conocerse la noticia, junto a un comunicado titulado “La ilegítima elección del régimen de Maduro al Consejo de DDHH de la ONU”.

En el comunicado de prensa, Pompeo se refiere al informe sobre las violaciones a los Derechos Humanos elaborado por Michelle Bachellet en julio pasado, y asegura que la elección del jueves refleja los “esfuerzos de Maduro por bloquear cualquier límite a su control represivo”. Además, califica la decisión de “verdaderamente trágica”.

Brasil, que también fue elegido para formar parte de la misma comisión, con Venezuela, anunció que luchará para impedir Caracas como miembro del Consejo pueda legitimar de alguna forma la “dictadura” del presidente Nicolás Maduro. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil atribuyó dicha elección en un comunicado a las deficiencias del sistema multilateral.

En la nota, en la que destacó su “importante” y “justa” victoria al ser reelegido como miembro del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, la Cancillería brasileña dijo que “infelizmente” la Venezuela “del régimen ilegítimo de Nicolás Maduro” fue elegida para la segunda silla en el organismo reservada para los países latinoamericanos.

El dictador venezolano Nicolás Maduro
El dictador venezolano Nicolás Maduro

El Gobierno argentino de Mauricio Macri, a través de la Cancillería, también repudió la elección de Venezuela para el período 2020-2022, y lamentó que “no se haya cumplido con el compromiso de la Resolución 60/251 de la Asamblea General que promueve la elección para el Consejo de países que respetan y aplican normas estrictas en la promoción y protección de los derechos humanos”.

El Gobierno colombiano aseguró este jueves que la elección de Venezuela en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU es una “afrenta” porque el régimen de Nicolás Maduro no tiene la autoridad moral para hacer parte de ese organismo.

“Consideramos que la elección de Venezuela representa una afrenta directa al Consejo y deja en entredicho la legitimidad de este, toda vez que el régimen de Maduro no tiene ni los requisitos ni la autoridad moral para formar parte del Consejo”, dijo la Cancillería colombiana en un comunicado.

Colombia también deploró que la Asamblea General no haya tenido en cuenta las “graves denuncias contenidas en los informes de la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, de julio y septiembre de este año”.

La Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet (Photo by FABRICE COFFRINI / AFP)
La Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet (Photo by FABRICE COFFRINI / AFP)

En ellos, según el Gobierno de Iván Duque, “se evidencia que la dictadura de Maduro ha cometido crímenes como tortura, ejecuciones extrajudiciales, entre otros, lo cual derivó en el establecimiento de una Misión Internacional Independiente de determinación de los hechos para que se investiguen las violaciones a los Derechos Humanos en Venezuela”.

Chile se sumó, por su parte, a los rechazos a la decisión y lamentó este jueves la elección de Venezuela en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU y la calificó como una “burla” del presidente Nicolás Maduro.

“No puede ser que un Gobierno que viola los derechos humanos (...) sea elegido para un cargo de esa naturaleza”, dijo en una declaración el canciller chileno, Teodoro Ribera, quien consideró que el régimen de Maduro no “merece” ni tiene las “aptitudes necesarias” para ejercer el cargo en esa instancia de la ONU.

“Hoy es un día triste para el pueblo venezolano y para quienes creemos y confiamos en un sistema internacional orientado a garantizar y promover la defensa de los derechos humanos”, manifestó el jefe de la diplomacia chilena.

El gobierno de Maduro, rechazado por más de 50 países que reconocen como mandatario interino al jefe parlamentario, Juan Guaidó, ha sido señalado de graves violaciones de derechos humanos.

El presidente interino Juan Guaidó se comunica desde la embajada Argentina en Caracas con el Grupo de Lima. (Cancillería)
El presidente interino Juan Guaidó se comunica desde la embajada Argentina en Caracas con el Grupo de Lima. (Cancillería)

El informe Bachelet reportó en julio más de 6.900 muertes por “resistencia a la autoridad” en el último año y medio, muchas de las cuales pueden constituir ejecuciones extrajudiciales. Pero Maduro acusó a Bachelet de “mentir”.

El Consejo de Derechos Humanos se creó en 2006 para sustituir a la Comisión de Derechos Humanos, suprimida tras 60 años de trabajos por la crisis de legitimidad en la que había caído por decisiones vistas como parciales, politizadas y desequilibradas.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: