Cómo retomar la dieta los días post fiestas (Shutterstock)
Cómo retomar la dieta los días post fiestas (Shutterstock)

Después de todo un año cuidándonos con la comida, llega diciembre y en apenas unos días podemos aumentar hasta 3 kilos. Pero no sólo pasa por la estética, sino por la forma en la que incorporamos los alimentos: desordenados, compulsivos, mezclados y, sobre todo, con porciones ilimitadas, regadas con gran cantidad de alcohol o gaseosas.

Para comprender cómo se llega a este cálculo, hay que tener en cuenta que, para aumentar un kilo de peso corporal, hay que consumir unas 7 mil calorías diarias.

¿Cómo se llega a esa suma? Mucho más rápido de lo que uno cree. Aunque el valor energético depende de la preparación, estas son las calorías que tienen los platos que, quizás, comiste en Navidad y Año Nuevo: ensalada Waldorf, 800 calorías; lechón, 750; ensalada rusa, 252 calorías; pionono de jamón y queso, 241 calorías (porción); mantecol, 370 (70 gramos); pan dulce, 321 (100 gramos); turrón de almendras, 396 (cada 100 gramos); 10 frutos secos (nueces, almendras), 320 calorías; una copa de champagne, 130 calorías.

Es difícil evitar los atracones, pero no imposible. Moderar las porciones, incorporar más frutas de estación, intentar respetar los horarios de las comidas y sumar algún ejercicio sin dudas puede hacer la diferencia para equilibrar la balanza.

La doctora María Valeria El Haj, directora médica de Vittal, comparte algunas recomendaciones, que valen para todo el año, no sólo las fiestas: "Comer de todo, pero porciones más pequeñas, masticando lentamente para no repetir. Evitar llegar con hambre a la cena y no saltearse comidas, ya que generará comer en exceso. Preparar solo un plato principal con una guarnición de ensaladas en lo posible. Evitar cocinar en
sobreabundancia y usar cremas, mantecas y aceite en exceso. En las salsas, reemplazarla mayonesa o crema utilizando queso blanco, leche descremada o mayonesa light".
Las frutas y las verduras pueden ser nuestras aliadas, principalmente ahora que el verano ya está aquí: "Preparar postres utilizando frutas. Controlar el picoteo, sobre  todo de alimentos hipercalóricos. Priorizar una alimentación sana y equilibrada. Si se comete algún exceso, al día siguiente se puede hacer una dieta desintoxicante a base de frutas, verduras e infusiones". Y, por supuesto, moderación a la hora de elegir las
bebidas: "Que sean sin azúcar, como agua, soda, gaseosas light y jugos de frutas naturales. Mantenerse bien hidratado es fundamental, sobre todo en días calurosos. Evitar continuar consumiendo los sobrantes de las comidas de las fiestas por varios días, ya que no se recomienda guardar platos preparados con cremas", recomienda.

 
Volver gradualmente a la alimentación equilibrada (Shuttertock)
Volver gradualmente a la alimentación equilibrada (Shuttertock)

Los días después
La licenciada Liliana Grimberg, nutricionista y dietista, coordinadora del área de nutrición del Instituto Ravenna, nos da algunos consejos para lograr una dieta variada, equilibrada, completa y desintoxicante, en el caso que toda contención haya fallado y suframos consecuencias por el exceso en la alimentación.

– Beber 3 litros de líquido en forma de infusión (té, café, mate), jugo diet o aguassaborizadas con gotas de limón, menta, naranja, jengibre, agua, agua con gas, caldo, gelatina.
– Consumir cuatro comidas al día (desayuno, almuerzo, merienda y cena).
– Sentarse a la mesa y no comer parado.
– Elegir lácteos descremados, frutas frescas, licuados de frutas, ensaladas de frutas
para desayuno y merienda.
– Darse el tiempo para realizar las cuatro comidas.
– Elegir verduras y frutas frescas en todas sus variedades, las cual aportan fibra y agua.
– Comer proteínas como carnes blancas y rojas magras, huevo y clara de huevo, quesos
descremados.
– Ingerir una porción moderada de legumbres en las ensaladas.
– Evitar los alimentos ultraprocesados como fiambres, salchichas, snack, preparaciones envasadas, rebozados comerciales.
– Elegir alimentos de bajo y medio índice glucémico como verduras de hoja, tomate, zapallito, manzana, leche, yogurt.
– Desestimar alimentos de alto índice glucémico, dulces y azúcares, harinas refinadas, pan blanco y pastas, puré de papa, barrita de cereal.
– Evitar los alimentos ricos en sal como fiambres, aceitunas, quesos muy maduros, snacks.

Plan de alimentación
Estas son algunas propuestas fáciles para realizar de forma casera. De todos modos, es importante acudir a un especialista en nutrición para que indique, en cada caso, un programa de alimentación que sea el adecuado para cada uno, ya que no todos
necesitamos las mismas cosas.
– Desayunos y meriendas: infusión sola o cortado, yogurt descremado más una fruta, licuado de frutas con leche o agua, ensaladas de frutas, 3 fetas de queso descremado, copa de gelatina con frutas, gelatina con yogurt, una banana, un huevo duro, omelette de un huevo y dos claras.
– Almuerzos y cenas: ensalada con hortalizas frescas de estación (lechuga, repollo, morrón, rúcula, apio, tomate, zanahoria, brócoli, cebolla). Es útil agregar las carnes
magras o las legumbres como salpicón: peceto frio, lomo, solomillo, cuadril o pescados como brótola, filet de merluza, atún al natural, salmón, pollo, pavita sin piel. Gelatina diet con variedad de frutas.

SEGUÍ LEYENDO: