(Video: "Minuto para ganar" – Telefe)

Si hay algo que nunca caracterizó a Marley, y el propio conductor se ríe de sí mismo al hablar de ello, es su destreza física. Y quedó demostrado una vez más cuando el conductor de Minuto para ganar intentó en vano copiar el pasito de baile del Fortnite, uno de los videojuegos preferidos actualmente por los niños y adolescentes de la Argentina.

Todo comenzó luego de que un participante ganara 50 mil pesos en uno de los juegos. Sus hijos menores, presentes en el estudio, se animaron a pasar al frente y recrearon en vivo lo que es un verdadero suceso entre los niños y adolescentes.

A toda velocidad, y con una gran repentización y coordinación de movimientos, los pequeños se lucieron con una suerte de improvisada coreografía en el piso del estudio, imitando a los personajes del videojuego Fortnite.

Tentado con hacer su propia imitación, Marley se colocó en el medio de ambos e intentó seguir los pasos. Pero, claro resultó infructuoso… Y muy gracioso para todos los presentes en el estudio y los miles de televidentes del otro lado de la pantalla.

"Increíble lo que bailan estos chicos", expresó luego, con los signos evidentes del cansancio. "No, no me sale. No sé coordinar, ¡soy un desastre!", lanzó entre risas, después de intentar que los chicos le mostraran más detenidamente los movimientos.

"Marioneta vieja, un nuevo juego de Minuto para ganar", se burló la locutora en off del ciclo de Telefe, despertando las carcajadas del conductor, quien luego intentó indagar un poco más acerca de dónde era que los chicos  aprendían y practicaban el baile.

"¿Hay una chica, le hacés todo eso y ella queda enamorada?", le preguntó a uno de los niños, con mucho humor. "No, es para matarte de risa", respondió el hermano mayor de los hijos del participante.

Además, el conductor dejó en evidencia su edad cuando utilizó el término "asalto" para preguntarle a los jóvenes en dónde y en qué circunstancias apelaban al baile para conquistar a una chica. De todas formas, ¡mucho no le importó!

SEGUÍ LEYENDO