Allá por mediados del mes de junio, Valeria Bertuccelli contó que sufrió "destratos" por parte de Ricardo Darín cuando trabajaban en teatro (compartieron elenco en la obra Escenas de la vida conyugal). Desde ese entonces, el Chino Darín salió a bancar a su padre en medio de un conflicto que fue creciendo con los días.

Y en las últimas horas volvió a referirse a la situación en una entrevista con Intrusos. Tras comenzar mencionando que sigue el tema con "cierta expectativa", el actor lanzó un exabrupto: "Estoy un poco hinchado las pelotas, no paro de hablar de esto", dijo con sinceridad, cansado de ser consultado por el asunto.

"Todo parte de una confusión que ha tomado dimensión debido a un contexto que tiene que ver con una lucha del feminismo, con defender ciertas cosas que valen la pena", reflexionó el Chino, considerando que le parece "macabro y malintencionado" que a esta altura continúe tratándose el entrevero en ese tono porque -según su mirada- no tiene relación alguna.

El actor cuestionó la actitud que mantuvo Bertuccelli desde aquellos dichos sobre su padre. Reprochó el hecho de que no haya dado "información específica" al acusarlo y, sin precisiones, dejó el tema en una nebulosa generando "una sensación, un señalamiento, aparentemente infundado que no deja de levantar suspicacias". "Es capcioso. Todo esto está un poco rancio", agregó.

Por otra parte, manifestó su disgusto con el hecho de que el conflicto tomase notoriedad como una cuestión de genero. "Hay mucha gente que defiende la causa del feminismo -la cual mi viejo y yo defendemos, ya que somos personas con conciencia de género- que sé que quisiera salir a defenderlo, pero en este contexto es difícil hacerlo".

"Hasta que no tome un tinte real de que es un conflicto personal entre dos personas y se siga manteniendo la cuestión de género, eso imposibilita a alguien que está comprometido con la causa a opinar al respecto, porque si no parecería que le está dando la espalda a la causa", acotó.

"¿Sentís que hubo cierta intencionalidad?", lo inquirió el cronista, a lo que el Chino respondió de manera contundente: "Total". Y se explayó: "Me parece que hay algo ahí que quedó, una herida en Valeria, lo cual puede ser".

"Y el resto ha sido un quiste que se ha ido construyendo; una historia y una sensación respecto de cómo entender esto que le pasó (a Bertuccelli). El actor cerró apuntando que en definitiva su colega habló "sin dar demasiadas explicaciones y poniendo una cantidad de adjetivos hirientes y denostantes de una persona, que indefectiblemente tuvo que salir a defenderse de la nada, sin algún dato de cuál es la acusación".

SEGUÍ LEYENDO