Cande Molfese y Ruggero Pasquearelli comenzaron su relación en el 2012 cuando ambos formaban parte de la tira protagonizada por Martina Stoessel, Violetta. De inmediato la argentina y el italiano se convirtieron en una de las parejas más queridas por los adolescentes y entre ambos suman más de trece millones de seguidores en las redes sociales.

Sin dudas son una pareja de influencers y todo lo que hacen –bueno o malo– llega a sus fanáticos que siguen día a día su historia de amor, primero a la distancia y hoy en Buenos Aires. Sus posteos suelen tener cien mil “Me gusta” y cientos de comentarios, cuando no mucho más.

En las últimas horas la actriz subió a sus cuentas un video en el que contaba que él se había enojado con ella y en el medio de su furia revoleó un control remoto que pegó contra la pared, justo al lado de donde estaba ella. En la grabación, él se justificaba diciendo que es italiano y que como tal, tiene su temperamento.

Las repercusiones del video no tardaron en llegar. Ángel de Brito cuestionó: “¿Por qué subir esto a las redes? ¿Me explican?, sinceramente no lo entiendo”. A lo que Molfese respondió: “Mala mía, tenés razón”.

Pero otros usuarios hicieron hincapié en el eje de lo que se estaba mostrando: la actitud del actor italiano. “Eso es violencia, no es broma. Vos sos víctima de una sociedad machista que tiene como diversión que un tipo te revolee un control remoto. Es grave y es grave que no se dan cuenta”, escribió Josefina Pouso en su cuenta de Twitter. En el mismo sentido Sergio Company alertó sobre la banalización de la violencia.

Así como ellos se expresaron e intentaron mostrar que no se trataba de un chiste, sino de una agresión, lo hicieron otros cientos de usuarios en las redes. “Ah, lo del control remoto. Relajen chiques, mi novio es un sol”, escribió la actriz y conductora en su cuenta de Twitter.

Al ser consultada por Teleshow, muy lejos de referirse a la agresión de su novio, Molfese habló de sus actos: “Me equivoqué, no pensé que podía llegar a tener la repercusión negativa que tuvo... quise hacer una humorada y fue un acto errado”.

Es un tema sensible y no está bien lo que hice, agradezco que sea un tema que se hable porque hay mujeres que sufren pero este no es mi caso, tengo un novio compañero, hermoso y que me acompaña y apoya en cada cosa que emprendo, creo que todo eso se refleja en lo que muestro”, dijo, y reiteró que “fue un error subir ese video”: “Pido disculpas si ofendí a alguien".

Lala Pasquinelli, directora de Mujeres que no fueron tapa, había dicho contundente en diálogo con Teleshow: “El video describe una situación de violencia: ella es atacada por su pareja. Este relato podría formar parte de una denuncia policial por violencia de género".

“¿Por qué no subir esto a las redes? ¿Cuál es el problema, si puede ser una manera de que ella pida ayuda? Pero, ¿encima tiene que pedir disculpas? Si está exponiendo que está siendo violentada, ¿por qué no puede subirlo? Esto es lo más interesante: una mujer expone una situación de violencia en las redes, con lo difícil que es para nosotras que nos crean al denunciar, y acá, cuando es él mismo (por Pasquarelli) quien lo reconoce, viene otro varón a decir que está mal exponer eso. ¿Por qué está mal mostrar esta situación? Eso me parece terrible. Que quieran censurarla”, agregó.

Además, alertó sobre el peligro de tomar ciertas situaciones como “divertidas”: "Si los seguidores de Twitter o Instagram reaccionan diciendo ‘Bueno, no es para tanto’ sucede simplemente porque la violencia de género está completamente normalizada. Y esto llega a un punto de que tenemos una situación de violencia en la cara tan clara... y no podemos reconocerlo como tal”.

* Si sufrís violencia de género o conocés a alguna víctima, llamá al 144: es gratis y atiende las 24 horas

SEGUÍ LEYENDO