Jorge Rial analiza los 20 años de Intrusos - #Personajes

Distendido, en su camarín y a horas de que termine el 2019, Jorge Rial brindó una entrevista exclusiva a Teleshow en la cual habló de su casamiento con Romina Pereiro, el balance del año, lo que vendrá en el 2020, analiza los 20 años de Intrusos y también se refirió a la nueva camada de periodistas de espectáculos.

—¿Cómo vas cerrando este 2019?

—Muy bien, la verdad mejor de lo que imaginaba. Fue un año larguísimo en todo sentido, que había empezado duro, y nada... se fue dando vuelta indudablemente también a medida del humor social, político y todo y terminamos un gran año. Fue difícil, en el medio las negociaciones para renovar (con América para la continuidad de Intrusos), que nunca son fáciles, se tardó mucho, se hizo largo, tedioso, en algún momento cansador, pero lo terminamos muy bien, de cara al 2020 que va a ser bárbaro

—¿Por qué se hizo difícil la negociación? ¿En algún momento dudaste en hacer la temporada 20 de Intrusos?

—Si, lo dudé, por dos lados. Por un lado el personal, estaba cansado y por otra lado por el tema de la negociación, el país había explotado, estalló, era muy difícil renegociar con la inflación que había. Finalmente nos sentamos tranquilos y priorizamos los 20 años de Intrusos todos, el canal, yo, que era la fundamental. Nos pusimos de acuerdo en algunas cosas, uno aflojó, el otro también. Había ganas de los dos lados de estar, de ellos que me quede y yo de quedarme y seguimos en principio dos años más, hacemos 2020 y 2021.

—Sería la mayoría de edad de Intrusos...

—Sí, la mayoría de edad…

—Este año también te casaste…

—Si me casé, gran decisión, gran momento. Eso fue muy bueno de este año, fue lo mejor que me pasó en el año. Pasaron un montón de cosas: casarme, nació mi nieto, y nos mudamos. Esas tres cosas afianzaron la familia que era el gran objetivo mío. Este año mi objetivo, mas que el laboral o el profesional, era el personal, era afianzar la familia. Por eso el casamiento, un mes antes llegó mi nieto (Francesco), y después para coronar todo fue buscar una casa para que armaremos el hogar. Yo dejar mi casa, que fue mi refugio, y buscar un hogar. Eso coronó el año.

—Nombras a tu nieto, ¿Cómo te pegó el abuelazgo, en algún momento pensaste, “Estoy viejo”?

—No, no, me vino bárbaro, me despierta una cosa muy particular que lo disfruto de una manera especial, porque lo único que hago es mimarlo, jugar con él. El otro día, por primera vez, vio a Papá Noel, y estaba como enloquecido, porque estaban todos a su alrededor abriendo regalos y no entendía nada, y yo lo disfrute mucho. Es un disfrute diferente al de los hijos, y me viene en un momento muy lindo, para mi y para mi hija también. Nos acercó mucho más con Morena, nos unió más como familia. Para nada me siento viejo, estoy en un gran momento de mi vida. Me encanta que me digan abuelo, soy abuelo, Romina también, le regale el abuelazgo también. Me encanta ser abuelo, me parece hasta sexy ser abuelo, es una cosa linda.

—¿Cuando pensás en estos 20 años de Intrusos, que hitos ves y que cosas decis “No volvería a hacer esto”?

—La primera gran pegada fue aquel famoso video de Tamara (Paganini, participante de Gran Hermano) con Rodrigo, que fue de puro culo. La verdad es que no estaba previsto, es más lo encaramos para otro lado y la gente nos dijo “No es por Rodrigo, es por Tamara”. Ella estaba explotando en Gran Hermano en ese momento, eso ayudó a explotar, ahí arrancó el granito. Después metimos 500 cosas: metimos (Sebastián, luego Manela y ahora Praxedes) Candelmo, (Giselle) Rimolo... por Intrusos en 20 años pasó todo, absolutamente todo. Después yo no hubiese hecho -si lo hubiese visto antes- no hubiese mandado la cámara oculta a (Marcelo) Corazza. Pero eso ya lo conté muchas veces. Me lo encontré al aire, me pegó en la cara, de frente, y me la tuve que comer. Me hago responsable porque yo soy el que pone la cara, pero innecesario. Eso sí fue innecesario. Después boludeces, algunas las arreglé al aire, en algún momento alguna pelea fuerte que tuve con alguno en un móvil, que lo arreglé al otro día, pero después no pasaron tantas cosas malas.

La actualidad, bajo el ojo de Jorge Rial


—¿Quién te gustaría que pase por el living de Intrusos de todos lo panelistas que estuvieron en el programa?

—No tengo problema, alguno tal vez no me gustaría, pero no lo diría para no lastimarlo. Pero después todos pueden venir, de hecho los vamos a invitar a todos para que vengan, que vengan el tiempo que quieran, si quieren un día, si quieren una semana, si quieren un mes. Si quieren venir, que estén. Los quiero tener a todos, todos fueron muy importantes para Intrusos, todos, todos. Desde el primer grupo hasta este último, todos son importantes, no tengo ningún preferido ni nada.

—¿La idea entonces es que a lo largo de estos festejos por los 20 años de Intrusos pasen todos los panelistas, todos los que han formado parte de la parte artística, y que estén al aire?

—Todos, todos van a venir, incluso con los que puedo llegar a tener diferencias también los quiero, porque más allá de las diferencias que podemos llegar a tener, te repito, para mi fueron muy importantes. Intrusos se hizo alrededor mio como cabeza, pero todos los que pasaron por acá fueron importantes, le dimos la identidad a Intrusos con ellos y ellos consiguieron también llevarse una identidad de acá, fue un grupo… pasó mucha gente por acá, muchos periodistas y eso es lo que más me gusta, decir que todos los que pasaron por acá son periodistas.

—¿Qué esperanza tenés con el nuevo gobierno, con los cambios, con las medidas. Viste algo que te gustó, o que no te haya gustado?

—Tengo toda la esperanza del mundo. De un lado con la ingenuidad y la esperanza, y por otro lado el convencimiento ideológico. Ya no se podía más con el gobierno anterior. Tal vez este gobierno empezó demasiado rápido, con demasiada velocidad. Tal vez metió quinta demasiado rápido el Presidente, en algunas está yendo para atrás, lo de la minería no me gustó, por ejemplo, pero bueno creo que la gente necesitaba un shock, que la sacudan, creo que todo se va a acomodar. Hay que darle tiempo, como se le dio a Macri también. Igual hay que ser crítico, no hay que ser condescendiente con nadie, aunque coincidas ideológicamente . Cuando uno encuentra un error hay que decirlo, de buenas maneras, pero hay que decirlo. Creo que se están dando cosas interesantes. Yo creo que la sorpresa más grande se la están llevando los de afuera, que están viendo que está haciendo cosas que Macri no se atrevió a hacer y un peronista lo esta haciendo. Estoy hablando con gente que labura afuera, y no pueden creer, los mercados están enamorados de Alberto Fernández, esa es una buena noticia por un lado.

—¿Que fue Mauricio Macri?

—Un error en la política. Yo siempre lo digo, hubo un agujero negro en un momento, la política venía medio zarandeada mal, se hizo un agujero, en el tiempo y en la historia argentina y se metió Mauricio Macri, pero fue un error en la política argentina.

—¿Un funcionario que destaques de Cambiemos?

—(Rogelio) Frigerio es un buen funcionario, había un (Emilio)Monzó, que no era funcionario, pero era bueno.

—¿Pero a nivel ministerial?

—No, yo no me hubiera quedado con ninguno de esos. A mi me gustan los políticos, no los CEOS, los CEOS son desastrozos, reventaron todo.

Jorge Rial con Teleshow
Jorge Rial con Teleshow

—Del gobierno de Alberto, ¿qué ministro decís “No me gusta que esté acá”, que no sabe de la tarea que el encomendaron?

—Creo que al que le tocó una difícil y es un tema en el que hay que saber mucho, es a Juan Cabandié, que le toco Medio Ambiente y se va a convertir en un ministerio importante. Nosotros no le damos bola, pero ese va a ser un ministerio que tiene un futuro enorme y no a largo plazo, es a corto plazo, imagínate que ya le explotó lo de las minera de Mendoza, no es un tema fácil. Ya lo tuvo el Rabino Bergman, y Juan, a quien conozco y es un tipo muy capaz, está en un ministerio al que hay que tener en cuenta. Hasta ahora era un ministerio al que decían “Poné a cualquiera, total es una boludez”. Después creo que el ministro de Economía es muy bueno, Gines González García me encanta en Salud, la mayoría me gusta, pero los quiero esperar, no significa que le demos un cheque en blanco a nadie.

—Ahora un ping pong de preguntas del espectáculo: ¿Mirtha o Susana?

—Susana

—¿Marcelo Tinelli o Guido Kaczka?

—Yo me siento más identificado con Marcelo por el tipo de humor, pero Guido es un gran conductor... Pero me quedó con Marcelo

—¿Verónica Lozano o Mariana Fabbiani?

—Lozano

—¿Quien es el mejor periodista político?

—A mi me gusta mucho Victor Hugo (Morales), me gustan sus editoriales. (Jorge) Lanata también es muy bueno, cuando Lanata es Lanata de verdad, sin presiones y se pone a jugar, como es Lanata de verdad. Yo lo conozco haciendo cosas locas, es muy bueno Lanata. Mauro Viale es muy buen periodista y muy buen productor. El tema es que quedó enganchado con el caso Cóppola, pero es un tipo que yo lo querría tener, como a Chiche (Gelblung). Si vos me decís: “Tenés que tener dos tipos que fueran periodistas y productores”, me gustan ellos dos, son de la vieja guardia.

—Del mundo del espectáculo, de las chicas nueva, ¿a quiénes ves con más futuro?

—Sol Pérez me está sorprendiendo, la verdad está creciendo mucho, se puso más sólida en el discurso, a la hora de hablar, tiene labia, se esta despegando un poco -de a poco aunque le cuesta- de la cola y todo eso, que esté bien, pero es más que eso, tiene que demostrar que es más. Me sorprendió Sabrina Rojas, no es de las nuevas, pero el día que vino a Intrusos demostró se puede mover en el tema de ser panelista. Mica Viciconte también está muy bien como vayaina (tal como se hacen llamar las panelistas de Incorrectas), tiene cosas interesantes, hay que seguirla. Ellas son las que más me gustan. Hay mucho menos que antes, la farándula está muy pobre, muy devaluada, con mucha crisis, está como el país, está muy baja, y no son divertidos, son conflictivos, muy literales, no tienen sentido del humor, son mentirosos, no me gusta.

Uno de los equipos de Intrusos, en aquel momento con Marina Calabró y Tartu
Uno de los equipos de Intrusos, en aquel momento con Marina Calabró y Tartu

—¿Que es lo que más deseas que pase en estos festejos de los 20 años de Intrusos?

—Primero lograr que un día nos juntemos todos en un solo programa, todos los que pasamos por Intrusos. Y después me tiene muy ilusionado que podamos ir a las provincias con Intrusos, que podamos devolverle a la gente, con esto rompemos el mito del rating también. El interior del país es ninguneado por el rating, no los tienen en cuenta no les importa y es gente maravillosa, y eso me tiene muy ilusionado. Que podamos ir con el programa en vivo y después hacer un programa con ellos y que nos vean, poder saludarlos y tocarlos y poder estar con ellos. Llegar a los 20 años es un locura, vamos a quedar en los libros de historia de la televisión. No hay otro programa que tenga 20 años ininterrumpidos, ni Tinelli, ni Susana, ni Mirtha lo tienen, porque ellos pararon, no estuvieron al aire, ahora en el verano no están al aire, nosotros no paramos nunca. Estar en la historia de la televisión para un pibe que vino de Munro, sin nada de expectativas, sin familia en el medio, eso y los 50 puntos de rating de Gran Hermano, a mi me llena de orgullo. Yo en el laburo ya hice todo lo que tenía que hacer, fundé diarios, estuve en fundaciones de revistas, radios, hice todo lo que tenía que hacer . En mi laburo a los 58 años estoy hecho, todo lo que viene ahora es para disfrutar.

SEGUÍ LEYENDO