Rodrigo Noya, sorprendido por el regalo que recibió de un delivery (Video: Instagram)

El domingo por la noche, Rodrigo Noya pidió una milanesa a un local de comidas y cuando se la entregaron en su casa compartió en las redes sociales el particular obsequio con el que recibió junto al pedido.

"Yo no sé si me están haciendo bullying o qué…", sugirió el actor en un video que publicó en su cuenta de Instagram, red social en la que tiene 300 mil seguidores. "Pedí una milanesa a un local conocido de Belgrano y me la traen así, con un Milhouse. ¿Es normal esto?", consultó el participante del Bailando 2019 mostrando el dibujo del popular personaje de Los Simpson.

"¿Qué onda?", agregó en el posteo. Al ser consultado por Teleshow, Rodrigo Noya aseguró que, lejos de denunciar algún tipo de bullying, se lo tomó con humor: "Lo compartí como un chiste. Me causó gracia".

Luego aclaró que la iniciativa del local de comidas tuvo que ver con celebrar el Día del niño, junto a sus clientes y que fue casual que a él le haya tocado justo ese personaje. "No tenía nada que ver conmigo. Y, si era por mí, estuvieron muy ingeniosos. ¡Está bien!", reconoció el actor que más de una vez él mismo se ha reído de su parecido físico con el amigo de Bart Simpson.

En las redes, marcaron el parecido de Rodrigo Noya con Milhouse
En las redes, marcaron el parecido de Rodrigo Noya con Milhouse

Los últimos días , el propio actor reconoció la popularidad que volvió a alcanzar desde su llegada a ShowMatch, el ciclo que conduce Marcelo Tinelli por la pantalla de El Trece. "La verdad que siento la repercusión que te da el Bailando. Capaz que la viví en otro momento y no la podía racionalizar", dijo quien interpretó a Oaky en la serie El Marginal 2.

Además, reveló, después de 20 años, el reclamo que sus padres le hiceron en su momento a la producción de Agrandadytos, el ciclo que conducía Daddy Brieva y que lo saltó a la fama cuando tenía seis años.

"Voy a prender fuego. No sé si está bien que diga esto…", dijo el actor en una entrevista radial con Ángel de Brito, dudando si revelar lo que finalmente diría segundos más tarde: "No nos pagaban por ir a Agrandadytos".

Entonces, detalló: "Mis papás no tenían un peso. Mi mamá buscaba las monedas para pagar los peajes -eran cuatro-. Y cuando nos empezaron a decir que vayamos mas seguido, pidió por favor que nos pagaran los viáticos (la nafta y los peajes)".

Rodrigo y su hermana Agustina en una imperdible entrevista en Agrandadytos

SEGUÍ LEYENDO