"La historia grande del folclore contada en ritmo de rock": Juan Gigena Ábalos y su rol en la película sobre los Hermanos Ábalos

Juan Gigena Ábalos junto a Vitillo
Juan Gigena Ábalos junto a Vitillo

Juan Gigena Ábalos viene de una familia de músicos. Mamó muy de chico su amor por la profesión al pasar horas escuchando a Los Hermanos Ábalos, el grupo de su familia.

Además de ser el guitarrista de Ciro y los Persas, lo debemos presentar como el nieto de "Machingo" -el mayor de los Ábalos-, y como uno de los sobrinos nietos de Vitillo, quien a sus 96 años está disfrutando de la presentación de la película que recorre su vida y la del grupo, cuyo eslogan es: "La historia grande del folclore contada en ritmo de rock".

En diálogo con Infobae, Juan comentó sus sensaciones por el estreno del film -que fue presentado en distintos lugares del país y tiene una gran aceptación del público- y también deslizó cómo se prepara para el show que Ciro y los Persas darán en el estadio de River el próximo 15 de diciembre.

Quería consultarte sobre la película "Ábalos, una historia de 5 hermanos". Me imagino la emoción que tendrás por la gira que están haciendo por todo el país.

La emoción es tremenda porque tardamos ocho años en hacerla. Siempre con una convicción tremenda pero imaginate que cuando estás ocho años en un proyecto a veces el norte es difícil.

Entonces, haberla terminado, que Vitillo la vea… La vio en familia primero cuando tuvimos el primer corte y después la vio cuando fuimos al festival de cine de Mar del Plata. Competimos solo una vez en un festival internacional y ganamos a "Mejor película". Y después también yo la vi varias veces con público y eso, lejos, es lo más lindo de todo porque es impresionante.

Que Vitillo haya visto la película y esté al tanto de todo esto no tiene precio

Uno cree que la película está buena y a uno lo emociona desde distintos lugares pero también uno está muy involucrado en la película, entonces no tenés objetividad. Y cuando la ves con gente que ni te conoce, que ni sabe que vos estás en la sala y que sos partícipe de la película; y ves como salen, que es unánime, en todas las salas fue siempre lo mismo.

Durante la película aplauden cinco veces. Parece como si fuese un recital. Y, cuando termina, empiezan los créditos y un par de canciones siguen sonando y se quedan hasta el final de los títulos. Y cuando salen y alguno te reconoce, la emoción que te transmiten es altísima. O sea, no es una cosa de que yo supongo que están emocionados. Realmente es como muy evidente. Entonces está muy logrado por todos lados para nosotros. Que Vitillo la haya visto y esté al tanto de todo esto creo que no tiene precio.

El afiche promocional del film
El afiche promocional del film

¿Qué es lo que más te gusta del film?

Es muy difícil decirlo porque son muchas cosas. Quizás lo que está logrado es un camino musical poco esperado. De las cosas más difíciles que nos está costando ahora es comunicar que no es una película de folclore ni un documental tradicional.

O sea, vos cuando la ves, parece que estás viendo una película no documental, como una historia que te atrapa y, principalmente, es la figura de Vitillo como una historia universal.

Lo que está logrado es un camino musical poco esperado

Más allá de que sea Vitillo, de los Hermanos Ábalos, es un señor que a los 96 años se maneja como si tuviese 20: se va de gira, toca, tiene proyectos. Y yo me lo cruzo, le ofrezco hacer este disco y empezamos a grabar con folcloristas y, de repente, le empiezo a traer figuras del rock y Vitillo no los conoce. Y algunos del rock no lo conocen a él. Y ahí es como se empieza a ir todo para otro lado y se empieza a nutrir mucho la película de ambas partes, desde el mundo de Vitillo y desde el mundo de estos músicos que Vitillo va conociendo.

¿Por qué recomendarías que la gente la vea?

Recomiendo que la vean todos los que les gusta el folclore, los que le copa toda esta onda, ni hablar los que conocen a los Hermanos Ábalos, pero sobre todo a los chicos.

A mí lo que más me interesa de que circule la película es para los chicos que no escuchan folclore. Está pensada para que ellos la puedan digerir desde un lugar que les interese y, de alguna manera, traerlos y contarles toda esta historia de los Ábalos y su música.

Es una historia de vida, hay música de todos los estilos, hay acción

Es una película que está bastante entretenida. Es muy llevadera. Yo particularmente no la asocio al típico documental folclórico. Me parece que va por otro lado. Es una historia de vida, hay música de todos los estilos, hay acción. No hay reportajes digamos. Todo se basa en la acción de Vitillo de una manera muy enérgica.

¿Cómo fue el proceso de realización de la película?

Fue muy intenso porque teníamos la idea de hacerla y un temple tremendo pero no fue para nada fácil. Yo individualmente lo sentí como cuando me dediqué a la música, que no sabía para dónde agarrar.

Me costó mucho todo ese camino y acá es como que me volví a iniciar en un camino similar, que no sabés para dónde va la cosa.

Al venir de una familia de músicos, me imagino que ellos tuvieron mucho que ver para que se geste tu amor por la profesión desde chico.

Calculo que sí, yo no soy muy consciente. Siento que me costó lo mismo que a cualquiera ser músico porque, como me dediqué a otra música, no tenía mucho nexo por el lado de mi familia por ese lado.

Entonces nunca me di cuenta demasiado. Quizás ahora más de grande me doy cuenta que sí, por escuchar instrumentos a la edad que los escuché y tocados de esa manera.

Y calculo que el hecho de que mi abuelo se vaya de gira y saber que son otros tiempos, otras formas, otro modo de vivir, de alguna manera sí influyó.

¿Antes de meterte de lleno con el rock incursionaste en el folclore?

No, nunca incursioné en el folclore. Como que lo viví como una cuenta pendiente pero también me tomé el tiempo para encontrar una forma de hacerlo porque quería intentar no hacerlo como covers de ellos textuales.

Quise intentar aportar o generar algo diferente. Así que a partir de este proyecto, la película, el disco, de a poquito creo que voy encontrando un lugar y, bueno, todavía me falta desarrollarlo y ver que sale del todo.

Juan Gigena Ábalos es guitarrista de Ciro y los Persas
Juan Gigena Ábalos es guitarrista de Ciro y los Persas

¿Cómo ves la escena actual de la música argentina, tanto en el folclore como en el rock?

La escena, tanto del rock como del folclore, me parece que está increíble. Quizás todo pasa más por el under en general. Hay cosas obviamente dentro de lo masivo que están muy buenas pero me parece que en el under hay cosas que están increíbles y hay movimientos que de a poco continúan la cosa o van a surgir en algo nuevo.

Siento que falta apoyo. Antes existían las compañías, que en algunas cosas eran buenas y en otras quizás no, por una especie de monopolio donde decidían a quién le ponían fichas y a quién no. Pero bueno, cuando apostaban a algo que estaba bueno, había toda una estructura funcionando a favor de eso.

La escena, tanto del rock como del folclore, me parece que está increíble. Quizás todo pasa más por el under en general

Lo que sí siento es que faltan programas como "Badía y compañía" o un montón de programas musicales muy buenos que ya no están. En la televisión falta un espacio para seguir concentrando un poco eso, que todavía sigue siendo masivo.

Los chicos ya eligen otros medios, como Internet, y se manejan de otra manera. Pero creo que todavía la televisión sigue funcionando y estaría bueno que haya algún programa que concentre bandas que estén buenas y tengan una buena propuesta. "Encuentro en el estudio" es un gran programa de esa onda.

Te llevo a Ciro y Los Persas porque es inevitable preguntarte sobre la banda de la que formás parte. ¿Cómo se preparan para el concierto en River en diciembre?

Para River estamos bárbaros. Ya es un proyecto de nueve años así que está todo muy aplomado porque ya nos conocemos todos, tenemos un montón de shows encima, tenemos dos Ferro, un Vélez; y aparte Ciro con Los Piojos ya tiene más de 20 años de experiencia y tocaron en River, así que yo creo que estamos muy bien.

Para River estamos bárbaros

Hay mucha experiencia por un montón de lados que hace que la cosa, más allá de que se realice y que esté buena, también se pueda disfrutar. Creo que eso es lo más importante para que el show realmente esté bueno. Que nosotros lo podamos disfrutar y no estar nerviosos por un montón de situaciones que a veces no controlás cuando no tenés esa experiencia.

Así que contentísimo, es un recontra logro y cuando llegue el momento calculo que estaremos todos como locos, pero pisando firme.

SEGUÍ LEYENDO: