La historia de amor de Calu Rivero y Aito de la Rúa: fueron novios en 2008, se reencontraron y esperan su primer hijo

La pareja de bajo perfil vivió un apasionado romance trece años atrás, y decidieron darse una nueva oportunidad desde que coincidieron en Uruguay

Calu Rivero y Aíto de la Rúa están en la dulce espera de su primer hijo juntos (América)

El jueves la panelista Estefi Berardi sorprendió con la confirmación de un embarazo en LAM (América), y reveló que se trata de Calu Rivero y Fernando Aíto de la Rúa, quienes esperan su primer hijo juntos. La pareja de bajo perfil tiene una historia de amor que comenzó trece años atrás, y estuvo en pausa hasta que se reencontraron en el 2021. Sus vidas avanzaron como líneas paralelas, enfocados los últimos años en la espiritualidad y la sustentabilidad, y cuando sus caminos volvieron a cruzarse se dieron cuenta que estaban en la misma sintonía.

Las metas en común quedan a la vista con un recorrido por sus respectivas cuentas de Instagram, donde incluso se aprecia que estuvieron en los mismos lugares varias veces. Sin embargo, ninguno suele compartir detalles de su vida sentimental, y por eso la primera publicación donde se los ve caminando a la par llegó recién esta semana. “Brillar como el sol”, escribió Calu -que hace un tiempo adoptó el nombre Dignity- y en la esquina superior derecha de la imagen agregó la etiqueta que dirige al perfil del hijo menor del expresidente Fernando de la Rúa. De espaldas en una tarde muy luminosa, la postal anticipaba que habría novedades, y por estas horas el posteo se llenó de felicitaciones para los futuros papás.

La foto que compartió Calu Rivero junto a Aíto de la Rúa (Instagram @lacalurivero)
La foto que compartió Calu Rivero junto a Aíto de la Rúa (Instagram @lacalurivero)

En diciembre de 2008 surgieron fuertes rumores de romance, y aunque en un principio sus allegados aseguraban que se trataba solo de una amistad que databa de más de un año, Rivero confirmó el noviazgo poco después. “Nos mimamos, nos seducimos, nos besamos. Lo nuestro es así, no necesita explicación. Somos y punto”, expresó la actriz, quien por ese entonces tenía 21 años y Fernando 32. En ese momento Calu ya había se había puesto en la piel de Emma Taylor, la líder de las Divinas en la ficción Patito Feo, y también había encargado un personaje francés llamado Juliette en Casi Ángeles.

Cuando llevaban cuatro meses de un intenso noviazgo, más de una de una vez la prensa le preguntaba si había conocido a su concuñada, nada más y nada menos que Shakira, que estaba en pareja con Antonio de la Rúa. “No la conozco, pero, ¿por qué no conocerla? La admiro como cantante, como lo hago con todas las mujeres que llegan tan alto gracias a su talento y vocación”, respondía. Debido al hermetismo que los caracterizó, la pareja se disolvió lejos de los flashes mediáticos y no trascendieron los motivos.

El hijo menor del expresidente también estuvo en Sri Lanka, inmerso en el camino espiritual (Instagram: @aitolab)
El hijo menor del expresidente también estuvo en Sri Lanka, inmerso en el camino espiritual (Instagram: @aitolab)

Durante la pandemia de coronavirus la actriz había oficializado su relación con el documentalista ruso Andrey Manirko, y aunque incluso apostaron a la convivencia, más adelante decidieron seguir caminos separados. En abril del 2021 trascendieron fotos de Calu abrazada con Aíto en las playas uruguayas de San Ignacio, en una caminata al atardecer. Así dieron cuenta de que había resurgido el amor, y un año y medio más tarde están en la dulce espera de su primer hijo.

En el programa que conduce Ángel de Brito, Berardi contó que la actriz le había confirmado el embarazo, pero le pidió unos días para hacerlo público ya que primero quería contárselo en persona a su abuela, que reside en su Catamarca natal. Con el visto bueno de la artista, la noticia fue difundida, y hasta el momento ninguno de los protagonistas alzó la voz en las redes sociales.

Aito de la Rúa en el Desierto del Sahara a mediados de 2018 (Instagram: @aitolab)
Aito de la Rúa en el Desierto del Sahara a mediados de 2018 (Instagram: @aitolab)

Los últimos años Aíto realizó varios viajes, y se instaló un tiempo en Ámsterdam, donde realizó investigaciones con un equipo de especialistas en el Reino Fungi. En diálogo con Radio 10, explicó que el objetivo es descubrir los beneficios terapéuticos de la “psilocibina”, un componente presente en los hongos alucinógenos. “Cuando me puse a averiguar, entendí que acá había una posible solución a futuro y me dio mucha intriga. Viajé a Holanda, me conecté con gente muy especializada en las universidades, con neurocientíficos, médicos, que finalmente fueron amigos y compañeros de trabajo”, contó.

“Ojalá la ciencia demuestre que puede ayudar, es el único objetivo: colaborar con la salud mental”, remarcó. En su cuenta de Instagram se define como “un buscador, un estudiante, un peregrino con la intención de entenderse a sí mismo y compartir la experiencia”, dejando en claro que valora la vida espiritual y la conexión con la naturaleza, al igual que Calu.

SEGUIR LEYENDO: