Jimena Barón cumple 35 años: los hitos más importantes que marcaron el rumbo de su vida

Debutó como actriz a los 10 años con un papel que le valió un premio Cóndor de Plata. Dejó su carrera en suspenso por amor, fue mamá, volvió con todo, se lanzó como cantante y batió récords

Jimena Barón
Jimena Barón

J MENA, artista, La Cobra.

Así se define Jimena Barón en su perfil de Instagram, red social en la que tiene casi seis millones de seguidores, con quienes comparte a diario parte de su rutina laboral, profesional, y también sobre la crianza de su hijo Morrison, de ocho años, fruto de su relación anterior con Daniel Osvaldo.

Y si sobre amores se trata, la actriz y cantante cambió rotundamente su actitud al respecto en las redes sociales, y también en el ámbito público. Acostumbrada a realizar todo tipo de publicaciones, decidió dejar de referirse a su vida privada. Por caso, está en pareja con Matías Palleiro pero son contadas con una mano las veces que posteó fotos o videos junto a él. Es que, de alguna forma, ella entiende es mejor mantenerlo así, y no exponerse como sucedió en otras oportunidades en las que terminó lastimada sentimentalmente.

Este 24 de mayo, Jimena celebra sus 35 años y aquí hacemos un repaso por la historia de vida de la actriz y cantante que trascendió en todo sentido.

Las mujeres que la forjaron y la relación con su padre

“Si sos feliz, tenés razón”, suele repetirle su madre Gabriela, quien también es música: toca la batería y el piano. Su abuela fue actriz y trabajó en fotonovelas. Además, en las reuniones familiares tocaba el piano o la guitarra. De allí, la pasión de Jimena por el arte: por caso, cuando era chica e iba a visitar a su bisabuela Betty a San Emilio -un pueblo cerca de Los Toldos- improvisaba obras de teatro. Allí, era la directora, la protagonista y su hermano Federico y otros vecinos de la localidad interpretaban personajes secundarios. Pasaba casa por casa para invitarlos a cada función en las que usaba una lona como telón y las sillas como butacas de un teatro.

En 2021, Jimena Barón fue jurado de La Academia de ShowMatch
En 2021, Jimena Barón fue jurado de La Academia de ShowMatch

No lleva el apellido de su padre, Jorge Guevara, quien se fue de su casa cuando Jimena tenía cuatro años. “Un día me levanté y él ya no estaba. No hubo ninguna charla ni con nosotros ni con mi madre. No fue muy amigable”, contó en alguna oportunidad quien, 11 años después, a los 15, quiso buscarlo: era el Día del Padre, estaba en la casa de su madre, sintió que lo extrañaba y decidió hacer algo al respecto.

“Ya fue. ¿Por qué no lo busco yo?”, pensó y llamó a su abuela para pedirle el contacto porque ella no tenía siquiera su número de teléfono. Cuando lo encontró, intentó entender por qué su padre la había abandonado. “No estaba bien. Tenía problemas, era un tipo muy enquilombado y tenía adicciones. Me planteó que su escasa demostración de cariño había sido retirarse porque sentía no iba a suceder nada bueno con él a su alrededor. Me dijo también que sintió que nos arruinó la vida cuando nos abandonó”, dijo la actriz sobre aquel reencuentro. Con el tiempo, lograron recomponer su relación al punto tal que hoy Jimena lo recuerda con el amor más grande que puede tener una hija hacia su padre.

Jorge murió en 2014 por un accidente doméstico: “Se fue a bañar, él tenía EPOC, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, se descompuso, se desmayó bañándose, tapó el desagüe y se ahogó”, contó tiempo después la actriz que pudo disfrutar de su papá en su rol de abuelo de Morrison durante unos meses antes de partir.

Jorge con su nieto Morrison
Jorge con su nieto Morrison

Luego de que su marido se fuera de su casa, cuando sus hijos eran chicos, Gabriela Barón -de ahí el apellido de la actriz- rearmó su vida y se enamoró de José, con quien tuvo a Isabel, hermana menor de Jimena y Federico. Era policía y murió en un tiroteo.

La niña que se convirtió en una actriz consagrada

Debutó cuando tenía 10 años y fue nada menos que en la pantalla grande, en la película El Faro, interpretación que le valió al año siguiente un premio Cóndor de Plata como actriz revelación. A partir de allí, no paró nunca más: ¡Grande, Pa!, Gasoleros -ganó un Martín Fierro como mejor actuación infantil-, Calientes, El sodero de mi vida, Son amores, Los Roldán, Sos mi vida, Por amor a vos, Casi Ángeles –la inolvidable Esperanza-, Los Únicos y Sos mi hombre. Luego, dejaría su carrera en suspenso cuando decidió acompañar a Daniel Osvaldo a Europa y formar una familia.

Tres años después, cuando volvió a la Argentina, fue Gilda en Esperanza Mía, también trabajó en Educando a Nina y quiero vivir a tu lado. En el medio, fue parte de tres ediciones del Bailando de ShowMatch, en donde mostró sus dotes de bailarina y ya hablaba de sus ganas de lanzarse como cantante. El año pasado, en tanto, integró el jurado de La Academia.

Se fue a vivir sola a los 16 años, y al año siguiente, a los 17, puso en pausa su carrera y se fue a otro país. Eligió Nueva Zelanda como destino, en donde vivió durante un año. Además, viajó durante tres meses de mochilera por Asia. “Me fui para sentirme normal, para sentir que era como mis pares, como la gente de mi edad”, resaltó sobre aquella experiencia.

Si bien tenía ahorros con los que solventar parte de aquel viaje, allá debió encontrar otros trabajos para mantenerse económicamente: fue cajera en un supermercado y limpió habitaciones de hoteles.

Jimena Barón
Jimena Barón

Un amor más allá de todo

En 2012, cuando estaba en pleno éxito de Sos mi hombre, se enamoró de Daniel Osvaldo y por primera vez después de muchos años decidió relegar su carrera en la industria para perseguir aquel amor con el que tuvo varias idas y vueltas durante ocho años y con el que formó una familia.

Un productor de Pura Química, el ciclo que conducía Germán Paoloski en la pantalla de ESPN, y Eugenia Tobal fueron los celestinos. En ese entonces, el futbolista jugaba en Italia y había ido como invitado en una de sus visitas a la Argentina. Ella lo vio por televisión y le cautivó un particular detalle del jugador: mientras hablaba, se tocaba los hilos del pantalón roto que vestía. De inmediato, se comunicó con su colega -quien por ese entonces participaba del ciclo-, y ambos hicieron lo propio para que se contactasen.

Así, comenzaron una relación a distancia. Ella viajó durante sus vacaciones y luego volvió a cumplir con sus compromisos laborales. Hasta que en febrero de 2013 se sentó con la producción de Polka y les habló desde el corazón: les contó que estaba muy enamorada, que no aguantaba más la distancia y que se iría a vivir a Italia con su pareja.

Una de las últimas fotos que se tomaron Daniel Osvaldo y Jimena Barón, en plena cuarentena en la casa del exfutbolista, a donde ella se mudó junto a su hijo
Una de las últimas fotos que se tomaron Daniel Osvaldo y Jimena Barón, en plena cuarentena en la casa del exfutbolista, a donde ella se mudó junto a su hijo

Al año siguiente nació su hijo Morrison, quien selló su historia de amor. Tiempo después, el futbolista fue transferido a la Argentina, oportunidad que Jimena aprovecharía para retomar su actividad laboral. Sin embargo, su entonces pareja no se mostró de acuerdo con aquello y se separaron por primera vez. Luego se reconciliaron, pero no funcionó.

Cada uno rehizo su vida. Y en mayo de 2020 la cuarentena los volvió a unir y ya desde otro lugar, incluso el entonces deportista le mostró que todavía guardaba algunos recuerdos de su paso por Italia. Sin embargo, otra vez, se distanciaron. Esta vez, parece ser definitiva. Al menos ella disfruta de su amor con Matías Palleiro y él, de su relación con Gianinna Maradona.

Hoy su relación es como padres de Morrison y ninguno de los dos trata de hablar públicamente del otro. Por el bien de su hijo y también para respetar el amor que alguna vez se tuvieron.

Morrison, su gran compañero de vida

En marzo de 2014 su vida cambió para siempre. Fue mamá de Morrison, quien nació en el baño de su casa en Torino, Italia. Por ese entonces, la pareja recién se había mudado a Inglaterra, vivían en una casa de un pueblo a una hora de la ciudad, mudanza que la actriz hizo embarazada de ocho meses. Pero decidió regresar a Italia para dar a luz.

“Me da pánico la anestesia, las agujas. Lo del baño fue casualidad”, le dijo a Susana Giménez durante una visita a su programa. “Fui a ver unas clínicas y todas mis amigas iban a cesárea y yo no entendía bien por qué. Me dio pánico que me abran. Y decidí tenerlo en mi casa. Estaba en el baño, haciendo pis. El parto fue en italiano, en inglés y en español. Estaba el papá de Momo, una partera inglesa y una italiana. Yo había pagado una pileta de parto, me salió un huevo todo. Era la idea, pero no llegué nunca, nació en un baño”, contó.

Hoy, Morrison tiene ocho años y vive su vida como un niño feliz, según lo que su madre retrata en sus redes sociales. Canta, baila, se ríe, juega con su gato -a quien llamaron Torino-, va al colegio, la acompaña a recitales y disfrutan mucho tiempo juntos. Cuando ella viaja por trabajo o por placer, lo extraña. Mucho. Pero entiende que ambos necesitan de esos espacios entre madre e hijo. Y que los reencuentros siempre serán los mejores, cargados de abrazos y besos.

Jimena Barón junto a su hijo Morrison, a quien apoda Momo
Jimena Barón junto a su hijo Morrison, a quien apoda Momo

La cantante que siempre soñó ser

Cuando pisó la pista del Bailando, años atrás (estuvo en las ediciones del 2011, 2015 y 2016) Jimena Barón habló públicamente de sus ganas de lanzarse como cantante. La actriz consagrada había estudiado música y quería volcarse en su carrera. Su proyecto debió esperar más de lo que ella hubiera querido, pero lo logró.

Con el tiempo, supo escribir canciones sobre su propia historia de vida. Los amores, los desamores: primero fue La Tonta, luego se reivindicó con La Cobra. Y hoy trabaja para volver a los escenarios y reencontrarse con su público. También canta sobre su infancia, tema con el que mojó la hoja con sus propias lágrimas mientras lo escribía, y que pronto saldrá a la luz.

La Tonta batió récords: ganó un premio Martín Fierro Digital al mejor video musical del año y Premio Gardel como mejor álbum nuevo artista pop. Y ella, como cantante, ganó un premio MTV Europe Music Awards como mejor artista latinoamericana sur y alzó dos estatuillas en los Premios Quiero: mejor músico Instagramer y mejor músico influencer.

Jimena Barón - Ya te extraño

Hace dos años que tengo un disco por terminar, mucha ilusión y mucho miedo. Lo importante es hacer las cosas igual, con mucho miedo, pero no tanto como para no hacerlas. Lo que da ilusión y no se hace queda adentro con gusto feo. Desde que hago canciones mi vida es lo que siempre soñé. Gracias a los que me dejan hacerles compañía, me cumplen el sueño de toda mi vida”, escribió en febrero pasado cuando viajó a Miami para terminar el álbum que se detuvo con la pandemia del coronavirus. Y que cuando se estrene será, de alguna manera, un nuevo hijo para la artista que hace todo con amor, dedicación y respeto.

Jimena Barón lo da todo en su vida, en sus proyectos y en el amor. Le pone carácter, actitud y empeño. Hace 25 años que trabaja en la industria y su nombre no necesita mayores descripciones, simplemente va sumando profesiones y logros con los que se va superando año tras año.

El posteo de Matías Palleiro por el cumpleaños de Jimena Barón (Instagram)
El posteo de Matías Palleiro por el cumpleaños de Jimena Barón (Instagram)

SEGUIR LEYENDO: