Diego Torres: “Latinoamérica vuelve a despertarse, depende de nosotros cómo queremos hacerlo”

El músico presenta el disco sinfónico que grabó en Colombia y habló con Teleshow de cómo vive estas fiestas, de su gusto por combinar distintos estilos musicales y de su responsabilidad como artista

Gentileza WarnerMedia
Gentileza WarnerMedia

“Yo tengo las dos bases entre Buenos Aires y Miami de acuerdo a cómo está mi trabajo”, dice Diego Torres a Teleshow desde los Estados Unidos. Estaba allí cuando comenzó la pandemia y allí se quedó junto a su familia, pese a la leve desescalada. Será Miami, también, la ciudad que eligió para pasar las fiestas de fin de año y la Navidad, esa época a la que, confiesa, volvió a tomarle el gusto cuando se convirtió en padre de Nina, la hija que tuvo con su pareja Débora Bello. “Cuando trabajo en el sur estoy en Buenos Aires y de ahí me muevo, cuando estoy trabajando en Centroamérica, mismo en los Estados Unidos o en España, hago base acá”, explica Diego y comenta que cuando comenzó la locura del coronavirus, él estaba grabando A otro nivel, un concurso de talentos de la televisión colombiana en el que participa como jurado.

Colombia es clave en los últimos proyectos del artista ya que en ese país grabó también Diego Torres Sinfónico, un especial de Navidad. Así como Elvis Presley, Frank Sinatra o Robbie Williams, el músico argentino hizo lo suyo con un álbum grandilocuente y particular: contó con el acompañamiento de la Filarmónica Joven de Colombia. Filmado en el Movistar Arena de Bogotá en diciembre de 2019, el show además de plasmarse en el disco, quedó inmortalizado en un programa único que se emitirá el viernes 18 de diciembre a las 21.30 en simultáneo por TNT Latin América y HBO Latino en Estados Unidos, y también estará disponible vía streaming en HBO Max Estados Unidos.

Músico, actor, productor, Torres es multifacético y en este disco navideño, las temáticas y los estilos varían notablemente canción a canción. Hay versiones en español de clásicos festivos como “All I Want for Christmas is You” y la eterna “Jingle Bells”, pero no faltan sus hits “Color Esperanza” y “Tratar de estar mejor”, entre tantas más. También hay lugar para los covers y para los invitados, todos artistas colombianos que se lucieron notablemente en cada participación.

Diego Torres habla de Latinoamérica y de su disco navideño

—¿Sos una persona que disfrute particularmente de la Navidad?

—Yo creo que cuando sos chico vivís la Navidad de una manera. Yo soy el más chico de cinco hermanos así que lo viví con mucha fantasía. Igual yo era el quinto así que era el rezagado, me olvidaban en las estaciones de servicio o me dejaban en cualquier lado y recién se daban cuenta a 50 kilómetros que me habían dejado abandonado… ¡pobrecito! (risas). Pero creo que cuando te convertís en padre volvés a la Navidad con una fantasía mayor que cuando eras chico, porque el ver a los chicos vivirlo con esa magia hace que uno se contagie. Así que ahora tratamos de darle un espíritu navideño en este caso a Nina, que es nuestra hija, para que lo viva con sus ritos. Ahora estamos con Lila que es como la duende que aparece en esta época navideña y se va antes de que llegue la Navidad y no vuelve hasta el año que viene. Todos los días amanece con algún desastre que hizo, alguna cosa simpática, entonces ahora vivo el espíritu navideño de una manera mucho más plena.

“Santa Claus llegó a la ciudad (Sinfónico)”, Diego Torres

—¿Y desde qué lugar conectás con este disco?

—Este disco es especial porque reúne canciones de mi repertorio y cinco canciones más que tienen que ver con la Navidad. En nuestro país no hay una cultura de canciones navideñas, no hay artistas que graben canciones navideñas como en otros países, así que me parecía un lindo desafío poder hacer versiones de canciones que tienen que ver con la Navidad y dos grandes canciones como son el tango “Volver”, yo amo a Gardel, y “Como la cigarra” que es una canción que amo también. Es un disco que siempre deseé hacer con una orquesta sinfónica atrás, con este coro de 160 voces. Realmente este disco tiene una sonoridad inmensa que da la posibilidad de poner las canciones en otro lugar, en otra dimensión así que estoy disfrutando de eso, y de poder presentárselo a la gente.

—¿Cuáles son los temas navideños que más te gustan a vos?

—Me gustan las versiones en swing, en jazz, en los Estados Unidos se animan a todo, hacen versiones de R&B soul, de funky, instrumentales. De repente escuchás y decís ¿y esta canción? Me gustan las versiones que ha hecho (Michel) Bublé también, uno está acostumbrado a escuchar a Rod Stewart, a George Michael que ha sido una gran voz y dejó sus canciones navideñas… Ojalá que esto abra la puerta a que se hagan muchas más versiones y generar un poco ese espacio. Ojalá que eso suceda.

—¿Por qué elegiste hacerlo en Colombia?

—Porque esta es una invitación que en realidad aparece por Julio Reyes, que es músico y productor de mi disco anterior, Buena Vida (2015) y además Julio tiene formación clásica, él es pianista y director de orquesta. Él me llamó y me dijo “Mmirá Diego, está la posibilidad de hacer un concierto con la Filarmónica Joven de Colombia y quiero que vos seas el cantante, que seas la voz”. Y le dije “Julio, gracias por la invitación, es un disco soñado y no podemos dejarlo solo en un concierto, tenemos que filmarlo, grabarlo, dejarlo ahí para siempre”. Ahí, entonces, nos pusimos a trabajar en todo el proyecto de realizarlo como disco y así se dio la posibilidad de grabar con la Filarmónica Joven de Colombia, con mucho talento joven, ver chicos y chicas le dio un espíritu súper lindo, disfrutamos el hecho de compartir, de ensayar, de preparar todo esto. El coro de Misi, que fue una mujer emblema del teatro musical en Colombia y que fue quien dejó este coro de diferentes generaciones, padres, hijos en un mismo coro ¡ciento sesenta voces! Entonces todo empezó a tomar una dimensión enorme, así que gracias a Colombia que me hizo cumplir este sueño.

Gentileza WarnerMedia
Gentileza WarnerMedia

—¿El plan era presentarlo en vivo?

—La idea antes de la pandemia, porque este disco lo grabamos en diciembre del año pasado en el Arena de Bogotá, era hacer una gira sinfónica y poder hacerlo con las sinfónicas de diferentes países: en Argentina, en España, en Chile, en México. Y esa es la idea cuando el mundo vuelva a conectarse. Gracias a Dios este concierto se hizo, se llenó el estadio, la gente fue, más allá de todos los problemas que había en la calle a nivel social en Bogotá en ese momento. Con la pandemia me di cuenta que no le dábamos el valor que se merecía a la libertad que teníamos. En época de pandemia se suspendió el mundo y todo cambió, y creo que esto nos cambió el orden de prioridades en la vida. Veníamos con un montón de cosas típicas de la vida moderna y nos dimos cuenta en la pandemia que no eran las importantes. Yo creo que es volver a lo elemental, a lo esencial, a recuperar la libertad, la expresión de darnos un abrazo, de poder encontrarnos a través de nuestro trabajo en los conciertos y ojalá eso pronto sea posible. Esta es una pandemia que nos ha atravesado a todos. A veces los artistas quedamos como marcianos, la gente piensa que vivimos en otro planeta, que respiramos otro aire, que no tenemos problemas para pagar las cuentas ¡no! Nosotros tenemos problemas como todos tienen sus problemas, tenemos nuestros equipos parados, toda la gente que depende de nuestros trabajos está ahí a la expectativa. Hay manifestaciones en diferentes países para que se vuelva a reanudar nuestra actividad, entonces creo que estamos todos siendo testigos de una situación muy difícil en el mundo, con muchas ganas de que esto se vaya reconectando. Seas médico, abogado, albañil, cantor, estamos todos esperando que el mundo vuelva a conectarse.

—En los últimos años has participado en programas de talentos como A otro nivel en Colombia, La Voz en México y España, o Talento Fox en Argentina. En tu caso, vos no tuviste que pasar por un reality para darte a conocer, sin embargo, ¿ te sentiste juzgado alguna vez, aunque hayas tenido éxito desde el comienzo?

—No, al contrario. A lo mejor me llevó un tiempo entender cuando empecé a viajar fuera de mi país y a conectarme con otros lugares, que no podés usar muchos modismos porque si no, no te entienden. Entonces, mi desafío fue llevar mi esencia y mi autenticidad, lo mismo que hago en mi país, llevárselo a un mexicano, a un español, a un colombiano, llevarlo a Israel, cuando tuve la oportunidad de hacer giras por Londres, por París, por Milán. Es eso, es la autenticidad. Después es un trabajo público donde todo está expuesto a que alguien te juzgue, te prejuzgue, te critique y te re critique, pero sinceramente no soy una persona que le pone mucha energía a eso. Me gusta más este desafío de hacer música, de disfrutar lo que hago, no soy una persona prejuiciosa, al contrario, soy una persona abierta simplemente con la responsabilidad a la hora de hacer música de decir esto me queda bien, esto no. Me gusta combinarme con artistas de otros géneros. Creo que más allá de todo, me llevó tiempo la maduración de entender eso, que uno va viajando y que cuando salís de tu país, primero sos argentino y después sos quien sos y cantás lo que cantás. Entonces tenés una responsabilidad mucho más grande cuando salís de Argentina porque primero van a titular que “el argentino que canta lo que canta o se llama como se llama…” Eso es una buena responsabilidad de representar a nuestro país y de demostrar la calidad humana que los argentinos podemos tener, donde a veces nos prejuzgan como que nos creemos que somos más que los demás, y no es así. ¡Y boludos hay en todas partes! Yo me siento tan argentino como latinoamericano porque conozco mucho esta región, y la viajo hace más de 20 años, tengo amigos, colegas, público en cada lugar y todo eso me ha significado una experiencia enriquecedora de abrir mi mente.

Gentileza WarnerMedia
Gentileza WarnerMedia

—Fuiste de los artistas que en los noventas combinó el pop con el reggae, un estilo que siempre incorporás de algún modo a tu repertorio, ¿cómo es tu relación con este ritmo?

—Bueno, yo escucho música muy diversa, no tengo prejuicios, escucho tango, música de Italia, de Cuba, folklore nuestro y folklore latinoamericano, y el reggae es una de las músicas que me acompaña desde mi juventud. He tenido la posibilidad de ir a Jamaica, de conocer y de ver reggae en vivo, de seguir un poco la ruta de (Bob) Marley, de su vida, de cuál fue su camino y su legado. Empecé en mi primer disco con Cachorro López, bajista y productor que fue integrante de Los Abuelos de la Nada, una de las bandas que más me gustaba a mí en los ochenta en Argentina. Entonces a los dos nos gustaba el reggae y empezamos a escribir y a componer juntos canciones como “Tratar de estar mejor”, “Deja de pedir perdón”. Ahí también surgió la idea de hacer una versión de “Chalamán” de Daniel Melingo, “Pensar (Que siempre hay alguien más)”, “Luna nueva”, bueno, muchos reggaes que hice en mi vida. Un reggae que hice para mi viejo, imaginate que a mi viejo le hice un homenaje después de que falleció en 2010, y lo quise recordar con un reggae que se llama “Reggae para mi viejo”, porque era un tipo muy simpático, muy carismático, muy amigo de sus amigos… Así que como bien decís ya en mis comienzos, en un reggae dentro del pop, a mi manera, ya empezaba a utilizar también el rap. Y cuando yo iba a presentar “Tratar de estar mejor” me miraban como diciendo “pero esta canción ¿no tiene coros?, tiene una estructura rara ¿y este que rapea en inglés?”. Y… ¡es un rap en inglés! Por eso es que me encanta utilizar la fusión. Me encanta que exista el trap, que exista el reggaetón, que existan diferentes corrientes donde pasen muchas músicas. “Déjame estar” es una canción del unplugged que también tiene como un rap en español, y de eso se trata. Por eso también en este disco sinfónico quise hacer una versión de “Tratar de estar mejor”, y creo que es uno de los puntos más ricos musicales dentro de este disco. Esa canción es un reggae dentro de la música pop que con la orquesta sinfónica, el coro de ciento sesenta voces, Jiggy Drama que es el rapero de San Andrés de Colombia invitado, que tiene un swing y una elegancia… Me parece que es una combinación donde la música una vez más me demuestra que lo imposible es posible, que en la música no hay prejuicio, solamente hay puentes que uno puede construir y encontrarse.

—¿Cómo fue la experiencia de hacer “Como la cigarra” -el tema de María Elena Walsh que hizo tan famoso Mercedes Sosa- en este contexto sinfónico?

—Yo crecí escuchando esa canción, por eso la elegí. Julio Reyes, uno de los productores y arreglador de este disco, ama esa canción, también. Y es parte del legado de las canciones no solo de Argentina sino de Latinoamérica, y yo crecí escuchando a la Negra Sosa, a mi mamá, en mi casa, cantándola juntas. Así que quise hacer una versión de esta canción e invitar a Adriana Lucía que es una cantante de Colombia divina, una luchadora de las causas sociales en su país. Incluso le hicimos un pequeño arreglo al principio donde dice “Latinoamérica” porque creo que es un continente está en constante cambio, evolución, revolución, catarsis, cambio… Somos como un continente joven al que le pasan muchas cosas, que choca para un lado, que choca para el otro, que trata de abrirse camino. Yo viajo por Latinoamérica y me doy cuenta que sufrimos los mismos problemas: la corrupción, la justicia que no funciona o funciona por momentos, y por momentos no, y con estas grietas que intentan ponernos de un lado y del otro para mantenernos peleados, entretenidos, en vez de juntarnos en una mesa. Porque, aunque pensemos diferente no somos enemigos. Yo estoy para eso, no estoy para pelearme, para discutir si blanco o negro. Me parece que estamos en el 2020 y necesitamos acuerdos, necesitamos que el Estado esté presente, como necesitamos al sector privado que también aporte, necesitamos cuidar al chico y al mediano empresario para que se abra camino, necesitamos cuidarlo de los impuestos para que pueda dar trabajo… ¡Tantas cosas que necesitan charla y debate!

—Y que en democracia se pueden debatir…

—Exactamente, por eso es hora de usar la democracia y celebrarla con mesas de acuerdos, de ideas y de poner en agenda las cosas importantes. No las importantes para los políticos, sino las importantes para que el país y los ciudadanos tengamos mejores condiciones de vida. Entonces no es un accidente que “La cigarra” esté ahí, está pensado para que esta canción despierte el corazón y la conciencia de mucha gente. Por eso es el preludio que le puse: “Latinoamérica se vuelve a despertar”. Depende de nosotros, de cómo la queramos despertar.

Diego Torres - Tratar de Estar Mejor (Sinfónico - Official Video) ft. Jiggy Drama


Seguí leyendo: