La historia del nuevo sospechoso de matar a un ex policía en Barracas: también fue testigo de otro brutal crimen en la Villa 21-24

Se trata de Kevin Limenza, que estaba identificado por los investigadores del asesinato de Alfredo Poggetti y se entregó ayer en la sede de la división de Homicidios de la PFA. El caso por el que declaró en Tribunales

Alfredo Poggetti junto a su familia
Alfredo Poggetti junto a su familia

Uno de los tres prófugos por el crimen de Alfredo Poggetti, el policía federal retirado que fue asesinado de un disparo en la cabeza en febrero durante un intento de entradera en su casa del barrio porteño de Barracas, se entregó a la Policía Federal ayer martes por la tarde. Así, se convierte en el segundo detenido por el caso y otros dos sospechosos siguen con pedido de captura.

Kevin Andrés Limenza González (21) se presentó ayer en la sede de la División Investigación de Homicidios de la Policía Federal Argentina (PFA), en la calle Chacabuco 465 del barrio porteño de Monserrat. Según contaron fuentes del caso, fue acompañado de su tía. La entrega se pactó después de un llamado de su madre y la intervención de un defensor oficial. Al parecer, el sospechoso estaba a punto de caer. Los investigadores lo tenían ubicado.

El joven quedó detenido a disposición del juez Luis Schelgel, y el fiscal Pablo Recchini, en una causa calificada como homicidio agravado por haber sido cometido con el concurso premeditado de dos o más personas, delito que prevé prisión perpetua.

Según la investigación de los detectives de Homicidios, el nuevo detenido es el imputado que quedó grabado en los videos clave de la causa vestido con una remera negra, ojotas que quedaron abandonadas en el lugar del hecho y con un tatuaje en su antebrazo izquierdo con el nombre de su madre.

Limenza González será indagado en las próximas horas como el segundo detenido en la causa, ya que en una serie de allanamientos realizados el pasado 23 de marzo, Leandro Javier Berón de Astrada (20) fue detenido en la localidad bonaerense de Dock Sud.

En su momento, Berón de Astrada se negó a declarar pero los investigadores están convencidos que es el ladrón que la noche del hecho resultó lastimado y huyó dejando un reguero de sangre cuando la víctima disparó su arma en un intento de defensa, ya que al ser apresado se descubrió que tiene amputada la última falange de uno de sus dedos meñiques.

La causa tiene aún como prófugos identificados con pedido de captura nacional e internacional con alerta roja en Interpol, a Zaira Yanet Ozuna Villalba (18) y Luis Enrique Palacios Estigarribia (19), éste último de nacionalidad paraguaya, igual que Limenza González.

La casa de Alfredo Poggetti tras el crimen.
La casa de Alfredo Poggetti tras el crimen.

El nombre de Limenza también consta en registros judiciales como testigo en la causa por un violento asesinato cometido el 8 de enero de 2020 en el barrio 21-24 de Barracas, en la zona paralela a la avenida Iriarte conocida como “El Asfalto”, cercana a un centro cultural. Allí, un joven de 20 años, Axel Bustamante, fue acusado de balear desde una moto a Axel Nahuel Robles, en compañía de un menor de 15 años: un arma calibre .22 fue empleada. Bustamante se fugó junto al menor. Robles fue trasladado en un auto de un vecino al hospital Penna, donde falleció horas después.

Bustamante negó el hecho al ser indagado. En febrero de este año, el Tribunal N°22 con los jueces Ángel Gabriel Nardiello, Patricia Cusmanich y Sergio A. Paduczak lo condenó a doce años de cárcel por el crimen. Una testigo de la defensa, vecina del barrio, terminó imputada por falso testimonio y se ordenó que se investigue una nueva causa en su contra.

El testimonio de Kevin, presente en la escena, fue altamente valorado en el juicio. Sobre Bustamante y el menor afirmó: “Lo vi de frente. La moto venia rápido y como que frenó. Y cuando frenó después siguió de largo”. Asimismo, refiere el fallo de la condena, “detalló que el que tiró” era el menor y el que manejaba, Axel. Aseguró que a ambos los conocía de vista y que no había oscuridad en la escena, iluminada por un poste. Su relato fue coincidente con el de otros testigos.

SEGUIR LEYENDO: