Mendoza: un ex comisario y funcionario provincial tuvo una pelea con su hijo karateca y lo apuñaló

Se trata de Oscar Edgardo Pizarro, quien fue titular de la Dirección de Defensa Civil de Mendoza antes de ser removido del cargo por denuncias de corrupción y ahora está detenido e imputado por el intento de homicidio de su hijo de 30 años, que continúa internado con pronóstico reservado

El ex comisario Oscar Edgardo Pizarro fue titular de la Dirección de Defensa Civil de Mendoza hasta 2017
El ex comisario Oscar Edgardo Pizarro fue titular de la Dirección de Defensa Civil de Mendoza hasta 2017

Un ex funcionario y comisario retirado mendocino fue imputado este lunes por el intento de homicidio de su propio hijo, a quien fue acusado de apuñalar luego de una fuerte discusión y quien permanece internado en grave estado a raíz de las heridas que recibió.

Se trata de Oscar Edgardo Pizarro, quien fuera titular de la Dirección de Defensa Civil de la provincia de Mendoza durante la gestión del ex gobernador Alfredo Cornejo y debió renunciar en marzo de 2017 por una serie de denuncias por corrupción en su contra.

Pizarro habría apuñalado el viernes pasado a su hijo mayor, Oscar Ricardo, de 30 años, en el living de la casa donde convivían en la calle Polimeni al 680 de la ciudad de Las Heras, en el marco de una discusión que se produjo por motivos que aún se investigan.

La pelea empezó en la cocina de la casa y terminó en el living, donde Oscar Ricardo -que, según indicaron fuentes judiciales a Infobae, practica karate- le pegó a su padre, a lo que éste se defendió insertándole un cuchillo a la altura de la panza. Según indicaron los investigadores a este medio, no sería la primera vez que el hombre atacaba con violencia a su padre.

Tras haberlo herido, Pizarro padre se dirigió hasta la Comisaría 16°, donde relató cómo había sido la pelea y quedó detenido, mientras su hijo era trasladado de urgencia con una herida profunda en el abdomen al Hospital Lagomaggiore, donde continúa internado con pronóstico reservado, aunque con evolución favorable, según información de Télam.

En el interior de la casa, la Policía provincial encontró el cuchillo que Pizarro utilizó para atacar a su hijo y fue secuestrado para ser peritado.

Este lunes, el fiscal de Homicidios Carlos Torres lo imputó por el homicidio agravado por el vínculo en grado de tentativa, por el que podría recibir una condena de entre 10 y 15 años de prisión.

Según informó el diario Los Andes, las autoridades evalúan ahora donde quedará alojado definitivamente luego de la comisaría donde está detenido actualmente, ya que Pizarro se retiró de la Policía de Mendoza con el grado de comisario principal, y creen que por ese motivo podría no ser bien recibido en una unidad penitenciaria común.

En los últimos días, el fiscal Torres tomó declaración testimonial a la madre de la víctima y esposa del sospechoso, que no fue testigo presencial del hecho a pesar de que sí estaba en la casa, pero que habría brindado detalles sobre la mala relación de larga data que había entre padre e hijo.

De acuerdo a la prensa local, tras ser denunciado por aceptar coimas a través de Bomberos para emitir habilitaciones y certificaciones, Pizarro había sufrido dos accidentes cerebrovasculares. En ese momento, el ex comisario fue desplazado y sucedido primero por el actual jefe de la Policía de Mendoza, Roberto Munives, y luego por Daniel Burrieza, que ocupa el cargo hasta hoy.

Sin embargo, el expediente en su contra que llevó adelante la Inspección General de Seguridad (IGS) no avanzó porque no se pudieron encontrar pruebas en su contra, a pesar de que sí fueron sancionados dos funcionarios de su confianza. En caso de ser condenado penalmente por el intento de homicidio de su hijo, señalaron, la IGS podría determinar su exoneración, a través de la cual perdería su status policial y quedaría imposibilitado para desempeñar cargos en el Estado provincial.

Seguí leyendo:


TE PUEDE INTERESAR