El hecho ocurrió el sábado pasado en un albergue transitorio ubicado en la calle Ramón Falcón al 3000 del barrio porteño de Flores, donde un hombre fue encontrado muerto en  una de las habitaciones, con signos de haber sido ahorcado.

Fuentes policiales dejaron saber a Infobae que al entrevistarse personal de la Comisaría Vecinal 7 con el conserje del albergue transitorio este contó que había sido personal de limpieza el que había encontrado el cadáver.

En base al relato de testigos se pudo saber que la víctima había llegado al lugar en compañía de una mujer de aproximadamente 25 años a las 11.30 de la mañana. La mujer se retiró sola cerca de las 13.30.

El cuerpo fue encontrado maniatado y con una trenza de goma sujetada a un trozo de madera alrededor del cuello, lo que la presunta homicida habría utilizado como una especie de torniquete.

Existe también la hipótesis de que la muerte se pudo haber producido como consecuencia de un juego sexual, aunque todas las líneas destacaron las fuentes del caso, son todavía materia de investigación.

Según pudo saber este medio en el lugar no había ningún tipo de documentación que permitiera establecer la identidad de la víctima, que cuatro días después del hecho no ha sido identificada.

Se hizo presente en la escena del crimen la Unidad de Criminalística Móvil y personal de Homicidios para llevar a cabo el peritaje correspondiente.

Desde la Policía de la Ciudad dejaron saber a Infobae que las huellas de la víctima fueron remitidas para su correspondiente identificaión.

En el caso interviene la Fiscalía Criminal y Correccional N° 3 a cargo del Dr. Marcelo Roma.

En la noche de este miércoles además la madre de Martín Licata, el periodista de 27 años desaparecido también desde el sábado, había sido convocada a la morgue por el fiscal Augusto Troncoso, a fines de precisar si el cadáver encontrado en Flores podría ser el de su hijo.

SEGUÍ LEYENDO: