Misiones: por error, dos bebas de 4 meses fueron vacunadas contra el coronavirus

Sucedió en el Hospital de Capioví. Debían recibir la segunda dosis contra el neumococo, pero les aplicaron la vacuna de Pfizer

El centro de salud donde vacunaron a las pequeñas (Foto: Facebook ministerio de Salud de Misiones)
El centro de salud donde vacunaron a las pequeñas (Foto: Facebook ministerio de Salud de Misiones)

Por error, dos bebas de cuatro meses recibieron la vacuna contra el coronavirus en un centro de salud de Capioví, en la provincia de Misiones. En consecuencia, ambas fueron derivadas al Hospital Pediátrico de Posadas para realizarles estudios, dado que en Argentina la aplicación esta aprobada recién para mayores de 12 años.

El lunes pasado, sus respectivas familias las habían llevado al vacunatorio del Hospital Capioví “Hermana Luitpolda”, donde debían completar el esquema obligatorio con la segunda aplicación de las vacunas contra el neumococo 13 valente, la quíntuple pentavalente y el rotaviris. Sin embargo, recibieron la vacuna de Pfizer contra el COVID-19. Una de las menores padeció fiebre durante la primera noche tras la inoculación, pero afortunadamente las dos se encuentran en buen estado de salud.

De acuerdo a lo informado por medios locales, la enfermera en cuestión se comunicó con los padres de las bebas para informarles que hubo un error en la aplicación, por lo que tenían que llevarlas nuevamente al hospital. Luego, el martes, los llamaron desde Salud Pública para indicarles que debían trasladarlas al Hospital Pediátrico de Posadas para realizar estudios de mayor complejidad. Recién cuando llegaron al centro de salud provincial y de manera fortuita, se enteraron de que les habían aplicado la vacuna Pfizer.

Por ello, las autoridades del centro de salud iniciaron un sumario administrativo para determinar responsabilidades y cómo se produjo el error, dado que en nuestro país la inoculación estadounidense está autorizada para niños mayores de 12 años.

Ángelo Pensotti, padre de una de las bebas, afirmó en diálogo con el medio misionero Primera Edición: “Mi señora la llevó a vacunarse el lunes a las 8 y dos horas más tarde la enfermera nos avisó que hubo un error y que debíamos trasladarla al hospital de Capioví para que estuviera 24 horas en observación. Pero decidimos llevarla a una clínica privada, en Puerto Rico, donde está su pediatra. El martes al mediodía, el director de Zona Centro Paraná, Gustavo Álvarez, se comunicó con la clínica y dijo que debían derivarla al Hospital Pediátrico para poder hacerle estudios más complejos. En la misma ambulancia en la que trajeron a mi hija con su mamá vino otra beba, también de cuatro meses, que recibió la vacuna contra el COVID en ese mismo vacunatorio y el mismo día”.

“Recién hoy, una trabajadora social me confirmó que mi hija recibió la Pfizer y no, como me quisieron hacer creer en Capioví, que le dieron una dosis mayor de la vacuna del calendario para su edad. Me molesta mucho cómo se manejaron, nadie nos explicó qué estaba pasando… Hubieran admitido el error desde el primer momento y no, como ocurrió, que nos enteramos que a mi hija le pusieron la vacuna contra el COVID porque escuchamos una conversación entre el médico y una enfermera del Pediátrico”, agregó Ángelo, quien se encontraba a la espera de que su hija reciba el alta.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR