El apasionante River-Boca que ganó Juan Domingo Perón

Fue un domingo de 1953 en el Monumental. Boca ganó 3 a 2 de visitante. El partido que tuvo de todo: un gol en contra, un penal atajado y un resultado que se definió en el último minuto. En el palco estaba el Presidente argentino con un invitado muy especial: el hermano del primer mandatario de los Estados Unidos Dwight Eisenhower que emocionado vivía su primer super clásico. Desde el Braden o Perón y el discurso antinorteamericano muchas cosas habían cambiado en el mundo. Argentina, cuya economía estaba resentida, necesitaba crédito. La carta de Perón y la lucha contra el comunismo que trajeron dólares al país

TE PUEDE INTERESAR