El coronel Geoffrey Cardozo recibió una de las más altas condecoraciones del Reino Unido por su labor humanitaria en las Islas Malvinas

En 1982, le fue encomendada la tarea recoger los cuerpos de los campos de batalla y darles digna sepultura en Darwin. Su trabajo fue fundamental en el proceso de identificación de los caídos en el conflicto bélico

El coronel Geoffrey Cardozo regresó a las islas para ayudar en la exhumación de los cuerpos no identificados
El coronel Geoffrey Cardozo regresó a las islas para ayudar en la exhumación de los cuerpos no identificados

El coronel Geoffrey Cardozo recibió una de las condecoraciones más destacadas del Reino Unido por su trabajo humanitario en las Islas Malvinas. El oficial retirado de la armada británica fue el responsable de haberle dado sepultura en 1983 a los argentinos caídos durante la guerra y estuvo a la cabeza del Plan de Proyecto Humanitario destinado a la identificación de los cuerpos que anteriormente yacían bajo la placa “Soldado argentino sólo conocido por Dios”.

El sistema de honores británico reconoce a personalidades que hayan tenido logros importantes en su vida pública y servido a Gran Bretaña. Para esto existe un Comité de Honores que envía la recomendación al Primer Ministro y luego a la Reina. Sin embargo, cualquier persona del público puede nominar a alguien para un Honor. Este año, por ejemplo, el más joven es un adolescente de 13 años que recaudó mucho dinero para la investigación del cáncer y el mayor un ex combatiente en la Segunda Guerra Mundial de 103 años que fue de gran ayuda para otros veteranos.

El coronel Cardozo durante su trabajo en las islas en 1982 (Foto: Geoffrey Cardozo)
El coronel Cardozo durante su trabajo en las islas en 1982 (Foto: Geoffrey Cardozo)

Cardozo fue nombrado como Comendador de la Excelentísima Orden del Imperio Británico (CBE), un reconocimiento otorgado al liderazgo a nivel regional o por una contribución distinguida e innovadora en cualquier área. En este caso, el honor es otorgado por su aporte a las relaciones entre el Reino Unido y la República Argentina. Según explicó el coronel a Infobae, “el Palacio de Buckingham te invita a recibir esa condecoración de parte de la Reina en una de varias ceremonias de investidura que se llevarán a cabo en los próximos 6 meses”.

“Apenas puedo creer el increíble honor que se me ha otorgado. Estoy increíblemente agradecido y me siento privilegiado como un humilde miembro de un equipo mucho más grande y trabajador”, expresó Cardozo respecto a la labor realizada en las Islas Malvinas en 1983, cuando tenía 32 años y trabajaba en tareas logísticas en el Ministerio de Defensa en Londres.

Después de haber sido designado como el encargado de ocuparse y mantener la disciplina de los hombres que habían sobrevivido a la guerra, se topó con decenas de cuerpos de soldados argentinos enterrados en los campos de batalla y empezó una ardua tarea que duró meses para darles honorífica sepultura y derivó en la construcción del cementerio de Darwin.

El cementerio de Darwin lleva ahora lápidas con los nombres de los soldados identificados (Lihueel Althabe)
El cementerio de Darwin lleva ahora lápidas con los nombres de los soldados identificados (Lihueel Althabe)

En 2008, el destino hizo que Cardozo fuera invitado a una reunión con veteranos argentinos e ingleses, donde oficiaría de traductor. Allí conoció a Julio Aro, veterano de Malvinas, que había viajado junto a otros ex combatientes, para conocer cómo trabajaban los ingleses para ayudar a los soldados que volvían con estrés post traumático. Allí, en una charla profunda, conoció su dolor por las historias de sus compañeros no identificados y decidió entregarle el documento que él había realizado en 1983 cuando inhumó los cuerpos: “Ustedes van a saber qué hacer con esto”, le dijo. Ahora, 37 años más tarde, 115 caídos ya fueron identificados en el marco del Plan Proyecto Humanitario y tienen una lápida con su nombre es las islas.

infobae-image

“Es el mensaje de paz más poderoso que una nación, representada por nuestra Reina, podría enviar a la gente de otra. Soy extremadamente afortunado de ser el mensajero. Pero el equipo al que pertenezco es enorme. Comprende a ambos gobiernos, cada miembro de la embajada en Buenos Aires a cargo de Mark Kent y Carlos Sersale, el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), la Fundación No Me Olvides a cargo de mi querido amigo Julio Aro y el apoyo de Gaby Cociffi”, agregó Cardozo, citando por último a la directora editorial de Infobae.

Cardozo agradeció también a “la Comisión de Familiares bajo Maria Fernanda Araujo, innumerables veteranos y sus asociaciones, periodistas, otras personas comunes como yo y, lo más importante, a las familias de los caídos que, con sus heroicos hijos jóvenes, han sido la fuerza impulsora detrás de gran parte de nuestros trabajo”. Tanto Kent, embajador del Reino Unido en Argentina, como el EAAF saludaron y destacaron el reconocimiento hacia Geoffrey Cardozo.

infobae-image

“Ha sido una labor de amor, de dignidad y de humildad. Y ha marcado una verdadera diferencia en las relaciones bilaterales entre nuestros dos pueblos, que han pasado constante y firmemente del conflicto a la colaboración. Hemos recuperado los nombres de tantos caídos y el respeto por nosotros mismos como seres humanos. Todavía queda mucho trabajo por hacer, pero el mensaje de este Año Nuevo nos da la esperanza para continuar con coraje y confianza", continuó el coronel.

Pero no será la primera vez que Cardozo conozca a la Reina: "En 1983 su Majestad me nombró miembro de la Orden Excelentísima del Imperio Británico (MBE) después del conflicto de 1982. También en 1994, cuando ayudé a organizar las celebraciones del Día-D del Desembarco en Normandía”.

SEGUÍ LEYENDO:

La historia del oficial inglés que hizo el cementerio de Malvinas: “Enterré a los soldados argentinos con respeto y honor”

Madres, un soldado y Roger Waters: la conmovedora historia de la identificación de los caídos en Malvinas

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos