(Fotos: Franco Fafasuli)
(Fotos: Franco Fafasuli)

La familia Maldonado no quiere que se cierre la causa por la muerte de Santiago, el menor de tres hermanos criados en el pueblo bonaerense de 25 de Mayo, que había cumplido 28 años unos días antes de que se lo viera vivo por última vez, mientras huía a las corridas de un operativo de Gedarmería tras un corte de la ruta 40, el 1º de agosto de hace dos años, en la Pu Lof de Cushamen, territorio ocupado por una comunidad mapuche.

Santiago Maldonado apareció muerto 78 días después de su desaparición. Había ido hasta ese territorio de la Patagonia desde El Bolsón, para solidarizarse y reclamar la liberación del lonko de esa comunidad, Facundo Jones Huala. Pero el protagonista finalmente fue él.

Con la causa parada, y a punto de cerrarse, la familia, junto a organizaciones sociales y de Derechos Humanos, convocó a un acto en la Plaza de Mayo para reclamar otra vez justicia y pedir que se siga investigando cómo fue que Santiago, sin saber nadar, se tiró al río y se ahogó, y profundice sobre el rol de Gendarmería antes de que el tatuador avanzara sobre la orilla.

Sólo hablaron Sergio Maldonado y su compañera, Andrea Antico. Primero lo hizo ella, quien leyó un texto escrito por Santiago en algún momento previo a su muerte, ya que fue encontrado entre las pertenencias que "Lechu", como le decían en su pueblo natal, había dejado en El Bolsón.

Maldonado tuvo un mensaje más político y de reclamo a la Justicia, con fuertes críticas al Gobierno, específicamente al presidente Mauricio Macri, "máximo responsable" por su "silencio e indeferencia" en relación al caso, a la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, como responsable del destino de Santiago, que "avaló la impunidad" de Gendarmería, y a otros "administradores de este Estado responsable".

"La responsabilidad la tienen los poderes que lo integran, desde el Ejecutivo, con Macri a la cabeza, hasta el Judicial, que ejerce su violencia hacia las víctimas interponiendo intereses políticos", remarcó Sergio e insistió con que el caso de su hermano es una "desaparición forzada seguida de muerte".

El caso tuvo en estado de tensión al país, dividido en una absurda discusión que trascendía una trama más sencilla: un joven tatuador desapareció, primero, y fue hallado muerto después, con una fuerza de seguridad nacional involucrada, en el contexto de un conflicto histórico de tierras, que incluye a una comunidad originaria, a un magnate italiano y al Estado.

Antes de las lecturas de Sergio Maldonado y Antico, en Plaza de Mayo se proyectó un video con imágenes del caso armado por la familia y producido por El Ojo Obrero, que recibió aplausos del público. Hubo momentos de emoción y de repudio cuando en pantalla aparecieron Bullrich y su ex jefe de Gabinete, Pablo Noceti, a quien la familia sindica como uno de los responsables del accionar de Gendarmería durante el 31 de julio y el 1º de agosto en la Pu Lof.

Nora Cortiñas, Madre de Plaza de Mayo, participó del acto
Nora Cortiñas, Madre de Plaza de Mayo, participó del acto

Como querellante en la causa, la familia apeló en noviembre pasado la decisión del juez federal de Rawson, Guillermo Lleral, de archivar el expediente, basado en la certeza de los resultados de la autopsia, que indican que Santiago murió ahogado en las aguas heladas del río Chubut y no fue arrastrado ni golpeado.

"Yo ya he tomado una decisión con absoluta imparcialidad, con la total certeza que requería el caso a mi saber y entender y estoy convencido de lo que resolví. Ahora ese fallo está en manos de la Cámara de Comodoro Rivadavia, que es la que debe resolver", le dijo el juez a Infobae en una entrevista publicada este jueves.

"Vinimos a pedir la reapertura de la causa, que se realice una investigación imparcial e independiente de las fuerzas del Ministerio de Seguridad, y el fin de la impunidad de los involucrados en la desaparición forzada y muerte de Santiago Maldonado", respondió la familia. En su discurso, Sergio fue muy duro contra el juez Lleral y lo acusó de responder a las presiones políticas.

"¿Fue oportuno para Lleral y el gobierno de Macri que el cuerpo de Santiago apareciera justo un 17 de octubre? Respondieron a la comunidad internacional con la aparición del cuerpo de Santiago, a una semana de la audiencia con la CIDH y con el cierre de la causa en primera instancia un día previo al inicio del G20 en nuestro país, el día 30 de noviembre de 2018. Me pregunto si la Justicia es justicia", reclamó desde el escenario Maldonado.

Para la familia Maldonado, el juez Lleral omitió que, como dice un fragmento de la autopsia, se trató de "una muerte violenta". También se preguntaron: "¿Por qué se borraron todos los registros de fotografías y filmaciones de esos ocho minutos que los gendarmes estuvieron en la orilla del río Chubut?".

Y denunciaron que las camionetas que usó la fuerza de seguridad federal en el operativo "fueron lavadas" y así se podrían haber destruido pruebas: "Según el peritaje, el juez Guido Otranto llamó a (el por entonces jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad nacional, Pablo) Noceti para avisarle del peritaje de las camionetas" y cuando se hizo el procedimiento, dos días después, habían sido lavadas.

Además reclamaron saber "¿por qué nunca se encontraron la mochila y el teléfono celular que tenía Santiago Maldonado el día de la represión?"; "¿por qué no fueron peritados los billetes encontrados junto al DNI de Santiago?"; "¿por qué el juez Lleral no citó a declarar a tres testigos de la comunidad mapuche?"; "¿por qué Gendarmería hizo una gran fogata en la comunidad mapuche?" y "¿qué quemaron?"; y denunciaron que los libros de los escuadrones de Gendarmería que participaron del operativo fueron secuestrados "recién el 17 de agosto" y que estaban adulterados.

En la plaza los Maldonado estuvieron sostenidos por el apoyo de miles de personas sueltas y encolumnadas en organizaciones políticas o sociales, y personalidades como Rubén López, hijo del testigo y víctima de la dictadura desaparecido en democracia Julio López, las Madres de Plaza de Mayo Nora Cortiñas y Taty Almeida, dirigentes de la izquierda (Myriam Bregman y Manuela Castañeira) y pocas figuras del peronismo (Victoria Montenegro y Horacio Pietragalla) y el sindicalismo (Roberto Baradel). Todos ellos acompañan la causa desde los primeros días de 2017.

Este 1º de agosto no solo la familia cuestionó la instrucción que llevó adelante el magistrado Lleral. La organización Amnistía Internacional emitió un comunicado, con motivo de este segundo aniversario, en el que destaca la responsabilidad del Estado "de esclarecer las causas que llevaron a su muerte e investigar las presuntas responsabilidades de las autoridades".

Aministía Internacional fue contundente respecto del fallo de Lleral: "La decisión de la justicia argentina de cerrar la causa y con ello la investigación, contraviene los derechos a la verdad, la justicia y la reparación. Resulta inadmisible que para la justicia argentina nadie sea responsable por la muerte de Santiago Maldonado. Las autoridades judiciales deben asegurar una investigación exhaustiva, imparcial e independiente para determinar las causas y el contexto de su muerte".

Y advirtió que archivar la causa sería un atentado a los Derechos Humanos en favor de encubrir el rol de Gendarmería: "Desvincular la muerte de Santiago Maldonado del operativo de fuerzas de seguridad en el cual se produjo puede dejar este caso en la impunidad y enviar una señal sumamente equívoca para los derechos humanos en la Argentina".

A diferencia de otras veces, Stella Pelozo, mamá de Santiago, no estuvo en Plaza de Mayo. Pero días atrás publicó en Facebook una carta con motivo de lo que sería un nuevo aniversario del momento en que dio a luz a su hijo Santiago:

Hoy Santiago cumpliría 30 años…

Hoy querido Santiago cumplirías 30 años
Otro año sin vos…
Quisiera poder compartir este día con vos y esa torta galesa cómo te gustaba,
Pero solo puedo llevarte un ramo de Rosas y un dolor en mi corazón.
Hoy lo festejaras con la abuela qué tanto pedía irse con vos
Esperó qué ella y Dios te ayuden a qué se haga Justicia y los asesinos paguen con la cárcel y así podamos vivir en paz.

Te mando un Beso Grande al cielo.

Stella, tu mamá .

Desde el escenario, su hijo mayor, Sergio, advirtió ante el aplauso de las 5.000 personas que se acercaron a Plaza de Mayo que no será este el último reclamo por justicia: "El 1º de agosto del año que viene nos volveremos a ver acá mismo. No habrá justicia hasta que sepamos dónde están todos los desaparecidos en democracia. Basta de represión, de gatillo fácil, de femicidios y travesticidios. No necesitamos el Servicio Cívico Voluntario, los pibes necesitan salud y educación. Santiago, anarquista, luchador, caminante solitario, fue un ser libre y solidario. Santiago no especulaba con las fechas electorales para ser solidario. Sobre todo fue y seguirá siendo mi hermano. No al cierre de la causa, basta de impunidad".