Los pasillos del Hospital Interzonal de agudos Vicente López y Planes de General Rodríguez
Los pasillos del Hospital Interzonal de agudos Vicente López y Planes de General Rodríguez

Médicos del Hospital Vicente López y Planes de General Rodríguez, organismo que depende del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, denunciaron irregularidades en el manejo de sus sueldos. Según los profesionales de la salud, desde hace varios meses se les pagan falsas guardias, que luego de cobrar deben rendir ante la Dirección.

Un médico le contó a Infobae que recibió "extras" de 13.000 pesos, mientras que otro aseguró haber cobrado hasta 40.000 por guardias que no realizó. Solo en el último mes -según una estimación interna de los trabajadores- se habrían movido al menos 700.000 pesos, de los que no se sabe el destino.

El viernes 7 de septiembre pasado cerca del mediodía, uno de los médicos del Vicente López y Planes se presentó en la Unidad Funcional y de Instrucción N°10 de General Rodríguez y denunció ante el fiscal Federico Luppi lo mismo que días atrás había expuesto frente a representantes del Ministerio de Salud bonaerense.

"La realidad es que nos están metiendo plata extra en nuestro sueldo y después desde la Dirección nos piden que les llevemos el dinero físico o que lo transfiramos por CBU", sintetizó en diálogo con Infobae D.T., médico del Vicente López, que prefirió no dar a conocer su identidad por miedo a represalias. "A mí puntualmente me vienen pasando 13.000 pesos de más por mes que yo le vengo pasando a Dirección", contó.

Proyectada en el tiempo, la maniobra ya habría servido para blanquear millones a través de los sueldos médicos. Desde la Dirección del hospital una de las varias explicaciones que les daban a los empleados era que los aportes que ellos hacían eran utilizados para pagarle a "médicos que están de reemplazo" o "que no pueden cobrar porque no tienen un recibo de sueldo".

"La realidad es que a nosotros no nos consta eso, es plata que a ellos les llega de manera irregular, que no se sabe a dónde va, que nos meten en nuestro sueldo y que además hace que nos descuenten impuesto a las ganancias, por ejemplo", expresó en ese sentido D.T., antes de aclarar que el circuito es apenas una parte de los desfasajes que ocurren puertas adentro del Vicente López y Planes.

"Al venir la propuesta desde las autoridades del hospital, muchos médicos aceptamos por miedo a que en caso de negarnos nos perjudiquen en nuestro trabajo, hay gente que todavía no está nombrada, hay residentes", argumentó, para luego exponer sobre la encrucijada en la que fueron puestos él y sus compañeros:  "Si es plata turbia nos están convirtiendo en cómplices de una estafa".

En esa línea Jorge Yabkowski, médico presidente de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (Fesprosa), ante la consulta de Infobae consideró: "La práctica es totalmente irregular y totalmente condenable judicialmente si es que se prueba, es malversación de los fondos públicos y los directores son responsables, se hayan usado esos fondos para el fin que sea".

A partir del relato de S.G. , otro de los médicos del Vicente López y Planes al que desde hace varios meses le piden que gire dinero de su sueldo a la cooperadora, se pudo saber que las principales víctimas eran los residentes del hospital. "Es a los que más plata les pasan, porque los chicos tienen una beca que está exenta del impuesto a las ganancias", detalló la fuente.

"Un residente cobra 20.000 pesos por mes y la realidad es que la mayoría para formarse deja un montón de cosas. Yo estuve en su lugar y formarse es muy importante para ellos", detalló el trabajador médico, antes de agregar que la forma que tenía la Dirección de presionarlos aprovechando esta circunstancia era decirles que ese dinero que ellos devolvían se destinaba a la compra de "insumos para las intervenciones", es decir, para que ellos pudieran operar, hacer experiencia. A la hora de poner en palabras la situación a la que eran expuestos, graficó: "El mensaje era 'si quieren operar pásenme la plata porque si no, no operan'".

Infobae se comunicó también con el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, desde donde confirmaron estar al tanto de la situación y de las denuncias. A partir de los datos aportados por internos del mismo nosocomio, desde el organismo de Salud bonaerense se tomó la determinación de presumariar a dos directivos del hospital Rodríguez.

Si bien desde la cartera provincial no quisieron revelar las identidades de las -al momento- dos autoridades investigadas, este medio pudo saber que se trata del director ejecutivo, Dr. Carlos Marino y de la directora asociada, Dra. Andrea Barbagelata. A partir del relato de personas cercanas a la institución, dos eslabones necesarios para llevar adelante la maniobra y quienes la habrían coordinado.

Voceros ministeriales dejaron saber además que ambos directivos continúan en funciones,  pero que ya habían sido notificados de la situación. Según establece el protocolo, ambos serán citados, se reunirá documentación y se analizarán las implicancias del caso, para a partir de esos resultados actuar en consecuencia.

En cuanto a la investigación que se realiza en la UFI N°10, tras la primera denuncia ya fueron citados a declarar otros médicos del hospital para prestar testimonio ante el fiscal Luppi y explicar en detalle cómo eran las maniobras, así como también precisar cuánto dinero les tocó devolver a cada uno, en un intento por determinar cuánto dinero fue el que se movió a través de las cuentas sueldo.

Modus operandi. "El Ministerio aprueba por ejemplo que haya cinco médicos clínicos de guardia y paga por los cinco. Lo que hace el hospital es poner a trabajar solamente a tres y quedarse con la plata de los otros dos. Esas guardias que no existieron se ponen a nombre de distintos médicos, te las pasan y a fin de mes te mandan un mensaje y te dicen cuánto es lo que tenés que devolver", precisó D.T.. "Usan nuestro nombre, nuestro legajo", se quejó el médico y admitió que al igual que sus compañeros teme terminar siendo perjudicado o considerado "cómplice" de una estafa.

Infobae intentó comunicarse también con el director ejecutivo y la directora asociada, que ya fueron presumariados por el Ministerio de Salud de la Provincia; pero no hubo respuesta.

 SEGUÍ LEYENDO: