Para el filme estrenado recientemente los actores se prepararon arduamente
Para el filme estrenado recientemente los actores se prepararon arduamente

Jason Mamoa, Ben Affleck, Gal Gadot, Ezra Miller, Henry Cavill y Ray Fischer encarnan al grupo de superhéroes más famoso: la Liga de la Justicia. Íconos de varias generaciones, interpretar a cada uno de los afamados personajes de los cómics es un reto para el que las estrellas de Hollywood se preparan duramente. Un desafío para el que deben estar a la altura, no solo desde el punto de vista actoral, sino también desde el físico; y para eso deben diseñar un entrenamiento a medida.

Poseer los rasgos característicos y la figura imponente para enfundarse el traje es una condición innegociable. Y cada uno de ellos, así lo aceptaron y se sometieron a una exigente rutina.

Jason Mamoa

Bajo la tutela del famoso entrenador Mark Twight, el actor que interpretará a Aquaman se preparó arduamente. Como premisa inicial, se dedicó a mantener los poco más de 100 kilos de peso corporal. Y llevó adelante el programa de entrenamiento GymJones, una metodología que se enfoca en la "fuerza funcional", sesiones de combate, running y escaladas, una de sus prácticas favoritas.

Más allá de los requerimientos laborales, por ejemplo, para su participación en Game of Thrones, interpretando al imponente Khal Drogo, adoptó al acondicionamiento como parte de un estilo de vida desde hace tiempo. Las sesiones en el gimnasio son una cita diaria de la rutina. La preparación para el actual filme comenzó en febrero del año pasado.

Ben Affleck

Será la tercera aparición de Ben Affleck como Batman (Grosby Group)
Será la tercera aparición de Ben Affleck como Batman (Grosby Group)

Trabajó durante quince meses para conseguir la musculatura del hombre murciélago. Su preparador físico es Walter Norton Jr., quien lo somete a un entrenamiento militar con ejercicios de cardio y fuerza donde las sentadillas, las flexiones, las tablas de resistencia y las clases de artes marciales fueron las principales modalidades. Su modelo a seguir es el luchador de la UFC, el reconocido irlandés Conor McGregor.

Llegando hasta las dos horas y media por jornada, normalmente se ejercitaba seis días seguidos, con un intervalo de dos de descanso, por lo que debió aumentar considerablemente la cantidad de calorías consumidas: 250 gramos de proteínas al día. En su menú alimenticio no faltan claras de huevo, avena, pollo, almendras, nueves, espinacas o brócoli.

Gal Gadot

Gal Gadot ya interpretó a la Mujer Maravilla en este año en su película en solitario
Gal Gadot ya interpretó a la Mujer Maravilla en este año en su película en solitario

Cuando Gal Gadot fue designada para representar a Wonder Woman muchos fans lanzaron el grito al aire por considerar su estilo y figura poco apropiadas. Es que con su esbelta línea la actriz israelí se emparentaba más con una modelo que con una guerrera amazona. Sin embargo, tras aparecer en Batman vs. Superman: Dawn of Justice revirtió las críticas para pasar a cosechar más y más elogios.

El boxeo es uno de los deportes favoritos de la actriz
El boxeo es uno de los deportes favoritos de la actriz

Para interpretar a Diana Prince se ejercita muy duramente. Practica distintas disciplinas: TRX, pilares, entrenamiento de fuerza con pesas. Su deporte favorito, el boxeo. "Es ideal para mejorar los reflejos, aumentar la velocidad y, por supuesto, la fuerza", dijo la actriz. Come sano, pero no deja de lado las tentaciones: "Me aseguro de llevar un equilibrio y bebo mucha, mucha agua", reveló.

Ezra Miller

Ezra Miller fue desarrollando un cambio suntuoso
Ezra Miller fue desarrollando un cambio suntuoso

La figura del joven estadounidense de 25 años dio una rotunda transformación desde el año pasado. Delgado, con la cabellera larga y un aspecto bastante alejado de un héroe de cómic, para ponerse en la piel de Barry Allen. Ezra tuvo que principalmente aumentar de peso.

En su caso no hubo grandes secretos. El entrenamiento de fuerza ocupó gran parte de la rutina. Desarrollar la musculatura fue el objetivo primario y la dieta también se pensó especialmente para ello, aunque combinó todo  con trabajos de agilidad, reflejos y movilidad, mucho más acorde a las características del personaje.

Henry Cavill

Ponerse el traje del Hombre de Acero demanda poseer un físico impecable
Ponerse el traje del Hombre de Acero demanda poseer un físico impecable

El entrenamiento del actor que interpreta a Superman también estuvo a cargo de Mark Twight, quien ya lo había preparado para 300 (2007), Man of Steel (2013) y Batman v Superman: Dawn of Justice (2016). La rutina para llegar a tono al primer día de grabación comienza seis meses antes, practicando dos horas y media en cuatro días a la semana, con el miércoles y el fin de semana libre. Para sostener el ritmo, duplicó la ingesta diaria de calorías, basadas en proteínas y carbohidratos para tener energía.

Henry Cavill realizó rutinas de pesas de 100 repeticiones
Henry Cavill realizó rutinas de pesas de 100 repeticiones

"Hubo una gran cantidad de entrenamientos funcionales. Pesas, kettlebells, levantamientos olímpicos; diferentes tipos de sentadillas, ejercicios varios con la bolsa de arena, tirar desde un trineo. Como queríamos entrenar al cuerpo completo hicimos trabajos complementarios, como mancuernas, potencia, peso muerto y flexiones de todo tipo. Mucho de esto se realiza en dos partes, con una rutina 100 repeticiones que duraban cerca de dos horas", dijo a la revista Train.

Ray Fisher

Ray Fisher es otro de los que se puso a las órdenes de Mark Twight
Ray Fisher es otro de los que se puso a las órdenes de Mark Twight

Se pondrá en la piel (o más bien, en la armadura) de Cyborg, tal vez el menos conocido, cuyo cuerpo está compuesto mayormente por partes robóticas, por lo que en el set de grabación utiliza el ya conocido traje para el CGI. No obstante, también tiene apariciones en su "forma" humana. Como interpreta a un atleta universitario, se puso a tono, y es otro de los que se puso a las órdenes de Twight.

El actor contó que pasaba dos horas diarias entrenando durante cinco días a la semana. Aunque apuntó que "hubo un montón de trabajo pesado", reveló que la comida fue la parte más difícil de cumplir, y a la vez, la de mayor importancia. "Normalmente duermo bien. Eso es absolutamente esencial si quieres ver algún tipo de resultado. Pero la dieta es tal vez el 90 por ciento de eso, o tal vez el 95 por ciento", confesó.

Los resultados no son típicos y pueden variar de persona a persona

LEA MÁS: