La clínica la Sagrada Familia obtuvo la máxima distinción por su atención de calidad y trabajo diario para el bienestar de los pacientes con ACV
La clínica la Sagrada Familia obtuvo la máxima distinción por su atención de calidad y trabajo diario para el bienestar de los pacientes con ACV

Un registro impulsado por la European Stroke Organization (ESO)  determinó que de la Argentina, la unidad de accidentes cerebro vasculares (ACV) de la Clínica La Sagrada Familia supera los estándares internacionales convenidos para la atención de los pacientes con ACV. De ese modo fue galardonada con la máxima distinción: el premio Diamante. Por otro lado, el Hospital Anchorena y el FLENI fueron premiadas en la prestigiosa categoría "Oro" que entrega dicha organización durante el congreso en Milán, Italia.

En este caso la calidad es determinada por la variedad de tratamientos que se tienen a disposición dependiendo su elección de las características propias de cada paciente; la aceleración en los tiempos de atención entre que ingresa la persona a la clínica y es diagnosticada y tratada-; la realización de estudios de diagnóstico por imágenes como resonancia magnética y tomografía computada para chequear el diagnóstico; y el inicio de la prevención secundaria de otros factores de riesgo como la hipertensión, glucemia, tabaquismo, colesterol, entre otros. Además, de la evaluación de la tasa de discapacidad y mortalidad de los pacientes tratados.

La clínica supera ampliamente las expectativas porque más del 50 por ciento son tratados con este tratamiento
La clínica supera ampliamente las expectativas porque más del 50 por ciento son tratados con este tratamiento

De ese modo la Unidad de ACV de la clínica de la Sagrada Familia ingresó la información respecto a su tarea diaria en la plataforma de ESO donde hoy se pueden acceder a los datos en tiempo real. Un comité de expertos fue el responsable de analizar la información y validarla con los protocolos internacionales.

"Esto no solo nos permite medirnos y saber si trabajamos igual o mejor que otros centros de salud sino fundamentalmente mejorar los procesos de atención", resaltó Juan Cirio, jefe de la Unidad de Stroke de la Sagrada Familia quien recibió el premio en el Congreso Europeo de Stroke.

Juan Cirio, jefe de la Unidad de Stroke de la Sagrada Familia quien recibió el premio Diamante en el Congreso Europeo de Stroke
Juan Cirio, jefe de la Unidad de Stroke de la Sagrada Familia quien recibió el premio Diamante en el Congreso Europeo de Stroke

Con estas iniciativas, impulsadas para Europa y ahora extendidas a todo el mundo, se pretende no solo mejorar la calidad de atención de los pacientes con ACV, sino recabar información y datos que luego puedan traducirse en la implementación de mejores políticas sanitarias.

"La implementación de estas mejoras no requiere necesariamente recursos adicionales, pero sí requiere una mejor utilización de los existentes y para eso, es requisito indispensable, la capacitación y educación no solo por parte de la comunidad para que reconozcan los síntomas sino, fundamentalmente, de los médicos" aseveró Pedro Lylyk, neurocirujano referente internacional en el tratamiento del ACV.

La clínica la Sagrada Familia cumple con tales requisitos y se ubica como la institución que cumple con los más altos niveles de clasificación
La clínica la Sagrada Familia cumple con tales requisitos y se ubica como la institución que cumple con los más altos niveles de clasificación

Según las últimas estadísticas se estima que menos del 5% de los ACV ocurridos son tratados con reperfusión cerebral, tratamiento requerido en los estándares de calidad. "La clínica supera ampliamente las expectativas porque más del 50 por ciento son tratados con este tratamiento", explicó Cirio.

Clasificación de los centros de salud

Ante una emergencia por ACV, las características del centro de salud son decisivas para mejorar las chances de recuperación de los pacientes. Las últimas guías internacionales para el tratamiento del ACV procuran una clasificación de los centros de salud en niveles: uno, dos y tres. Donde la capacidad técnica – disposición de aparatología -, cantidad de pacientes atendidos y tratados con ACV, disponibilidad in situ de servicio de neurocirugía y Unidad exclusiva de cuidados neurointensivos.

El ACV es la primera causa de invalidez en los adultos (Shutterstock)
El ACV es la primera causa de invalidez en los adultos (Shutterstock)

Para pertenecer al nivel más alto, el tres, supone atender más de 250 casos de ACV por año y ofrecer la más completa variedad de tratamientos neurovasculares, incluyendo tratamiento de aneurismas, malformaciones arteriovenosas, fístulas, mediante cirugía convencional y endovascular.
La clínica la Sagrada Familia cumple con tales requisitos y se ubica como la institución que cumple con los más altos niveles de clasificación.

El accidente cerebrovascular es la primera causa de invalidez en los adultos y es la segunda causa de muerte. Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), 15 millones de personas sufren un ACV por año en todo el mundo y alrededor de 5 millones quedan con secuelas permanentes.

A estos tres centros de Argentina, se suman uno en Colombia (Fundación Santa Fé) y uno en Chile (Hospital Las Higueras) siendo la primera vez que cinco centros de esta región reciben este premio.

SEGUÍ LEYENDO