Estrategia electoral: el Gobierno hace foco en distritos del conurbano que ponen en juego nueve millones de votos para revertir la elección

El Frente de Todos relanzó la campaña en José C. Paz, en el marco de una estrategia que apunta especialmente a los municipios de la primera y la tercera sección electoral. Visitas de ministros y entrega de créditos para cambiar el humor social y mejorar el caudal de votos

El presidente Alberto Fernández quiere dejar atrás la turbulencia política que generó la derrota de las primarias. El gobernador bonaerense Axel Kicillof también. Ambos dirigentes se vieron obligados a realizar cambios profundos en sus gabinetes y ahora a tener mayor presencia en el conurbano bonaerense donde están los votos que le hacen falta al Frente de Todos para poder celebrar una victoria electoral en noviembre.

La clave está en los 8.904.466 electores que se reparten entre la Primera y Tercera sección electoral. En la Primera sección electoral, el oficialismo perdió, en la Tercera ganó. Fue la única sección electoral bonaerense donde el Frente de Todos se impuso a Juntos.

Achicar la brecha en el corredor conurbano norte y oeste es el objetivo central. En la Tercera es ampliar el margen.

La participación en los distritos del conurbano norte y oeste fue del 68 %, coincidente con el porcentaje de participación que hubo en toda la provincia. El resultado también es similar a lo que sucedió en la elección global. Juntos se impuso por casi cinco puntos sobre el peronismo. El presidente Alberto Fernández tuvo ayer su primer acto público en el municipio de José C. Paz, distrito de la primera sección electoral donde también están: Campana, Escobar, General Las Heras, General Rodríguez, General San Martín, Hurlingham, Ituzaingó, Luján, Malvinas Argentinas, Marcos Paz, Mercedes, Merlo, Moreno, Morón, Navarro, Pilar, San Fernando, San Isidro, San Miguel, Suipacha, Tigre, Tres de Febrero y Vicente López.

La idea que se planteó en Casa Rosada es que el mandatario haga muchas recorridas por el conurbano bonaerense. No está comprobado cuán efectivo puede ser en resultado electoral. Por caso, el gobernador bonaerense Axel Kicillof enfocó la primera etapa de la campaña en distritos donde se eligen senadores provinciales y los resultados no fueron los esperados. Aunque en La Plata mantienen la esperanza de poder alcanzar en la Séptima sección electoral el 33,33% de los votos para acceder a una banca por la Cámara alta.

Por el resto de las secciones electorales, por la que se eligen senadores provinciales (Cuarta y Quinta), el gobierno sabe que la situación es compleja.

En cada desembarco por el conurbano, Fernández contará con el acompañamiento de distintos movimientos sociales afines. “Vamos a mover permanentemente a las recorridas de Alberto”, anunciaron desde Barrios Pie -una de las organizaciones que respalda al Gobierno- a Infobae. Este miércoles debutaron con una importante presencia de militancia en lo que fue la inauguración del edificio de la carrera de la Facultad de Medicina de la UNPAZ. De la mano de los anuncios del Gobierno nacional para flexibilizar las medidas de cuidado, volvieron las movilizaciones políticas auspiciadas por el oficialismo.

Además del acto en José C. Paz, esta misma semana, el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, estuvo de visita y otorgó créditos en Mercedes, Luján y General Rodríguez; en este último distrito incluso hubo una entrega pública de heladeras y cocinas que se viralizó. Todas esa localidades forman parte de la primera sección electoral, donde hoy volverá a estar Juan Manzur: el jefe de Gabinete irá en persona al partido de Moreno junto a Juan Zabaleta, ministro de Desarrollo Social de la Nación.

En paralelo, los cambios en el Gabinete de Kicillof también tienen que ver con darle mayor territorialidad a la gestión y, con ello, a la próxima elección. La llegada del intendente de Malvinas Argentinas, Leonardo Nardini, al ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos bonaerense y del jefe comunal de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, son un claro ejemplo.

Kicillof junto a los nuevos ministros bonaerenses
Kicillof junto a los nuevos ministros bonaerenses

Más allá de la discusión interna y las vicisitudes por las que llegaron al gabinete del gobierno provincial, se espera que los nuevos funcionarios impriman territorialidad, también, en la campaña electoral.

En la Tercera sección electoral, que cuenta con 4.435.592 electores, el oficialismo ganó con el 39,53% de los votos sobre el 31,02 que obtuvo Juntos.

La participación de electores fue del 68,99% en esa región del Gran Buenos Aires y adyacencias que incluye los distritos de Almirante Brown, Avellaneda, Berazategui, Berisso, Brandsen, Cañuelas, Ensenada, Esteban Echeverría, Ezeiza, Florencio Varela, La Matanza, Lanús, Lobos, Lomas de Zamora, Magdalena, Presidente Perón, Punta Indio, Quilmes y San Vicente. Un aumento en la participación, creen en el gobierno les puede dar un margen para estirar la ventaja. Hay casos puntuales, donde los cálculos hacia las Primarias fueron totalmente distinto a lo proyectado, como por ejemplo la elección en Quilmes.

Este miércoles quién también se mostró activo en el conurbano bonaerense fue el flamante Jefe de Gabinete de la Nación; tras la reunión de Gabinete que encabezó temprano, Manzur se trasladó con Alberto Fernández al acto en José C. Paz. Luego, recibió a su par bonaerense, Martín Insaurralde.

Por la tarde, Manzur fue hasta La Matanza junto al ministro del Interior, Wado de Pedro y compartió una actividad con el intendente del distrito, Fernando Espinoza. Espinoza, que es candidato a concejal, volvió un poco a la centralidad política en la provincia de Buenos Aires. A la jura de nuevos ministros bonaerenses, Espinoza llegó caminando junto al gobernador. El intendente fue uno de los dirigentes que reclamaba amplitud en el Gabinete bonaerense y si bien con Insaurralde tiene sus momentos de mayor o menor sintonía, los cambios fueron celebrados.

Entre La Matanza y Lomas de Zamora hay 1.525.535 electores. Pese a la avanzada de Juntos, esos municipios pudieron darle la victoria al Frente de Todos. Desde allí, el peronismo buscará re impulsar hacia la elección de noviembre.

Uno de los planteos que los intendentes de la Tercera sección electoral le habían hecho al gobernador la semana posterior al resultado electoral de las PASO, era que a la campaña le faltaba territorialidad y que el mandatario provincial debía marcar mayor presencia en los distritos.

SEGUIR LEYENDO:




TE PUEDE INTERESAR