El plan de Diego Santilli y Facundo Manes para complementarse en la campaña y volver a ganarle al peronismo

Hubo una reunión cumbre con Horacio Rodríguez Larreta para descomprimir tensiones y empezar a acordar la nueva estrategia electoral. Los desafíos que tienen. El dilema del escrutinio final

Facundo Manes y Diego Santilli festejaron juntos el resultado de las PASO (Foto Aglaplata)
Facundo Manes y Diego Santilli festejaron juntos el resultado de las PASO (Foto Aglaplata)

Bajó la tensión, pero el vínculo recién se está descongelando. Luego de las tensiones de la campaña, Rodríguez Larreta y Diego Santilli se encontraron a solas con Facundo Manes y su hermano Gastón. Fue un contacto que sirvió para descomprimir el clima y que permitirá acordar una estrategia con el objetivo de retener y ampliar los más de 3 millones de votos obtenidos en las PASO.

Ambos candidatos compartirán la lista de candidatos a diputado nacional de Juntos en la provincia de Buenos Aires y está en duda cómo será la campaña para las elecciones generales del 14 de noviembre: en el entorno de Santilli anticipan que habrá foto de ambos en la boleta y en los afiches, aunque harían algunas actividades en común y otras por separado.

“Los equipos de los dos ya nos reunimos y empezamos a hablar de una agenda en donde habrá campañas paralelas, pero complementarias”, afirmaron del lado de “el Colo”. Aseguraron que lo que está bajo análisis es cómo consolidar los sufragios del interior bonaerense, cómo captar a la gente que no fue a votar y cómo atraer a los que eligieron otras opciones políticas afines a Juntos por el Cambio, como las de Cynthia Hotton, Juan José Gómez Centurión y Cinthia Fernández, que representan unos 300.000 votos que pueden ser cruciales.

La idea es apelar al concepto del voto útil para derrotar al kirchnerismo en las elecciones del noviembre y, en ese sentido, en el comando santillista apuestan a que se reforzará el discurso duro de sus candidatos contra el Frente de Todos. “El 65% de la gente en la Provincia votó en contra del Gobierno y tenemos que representar a la mayor parte de ese electorado”, sostuvieron.

Diego Santilli y Horacio Rodríguez Larreta, de campaña en Bahía Blanca
Diego Santilli y Horacio Rodríguez Larreta, de campaña en Bahía Blanca

Pero, además, los estrategas de Juntos piensan que en estos comicios hay que empezar a esbozar “qué visión de país y de provincia” tiene Santilli: “Ahora también entrará en juego la pelea de 2023 -anticiparon-, así que trataremos de mostrar nuestras diferencias con el Gobierno, pero con una mirada en donde quede mucho más claro nuestro proyecto nacional y bonaerense”.

Si bien los detalles de la nueva campaña recién se comenzaron a debatir, en el equipo de Santilli prevén que el candidato recorra los grandes centros urbanos y que profundice sus visitas a algunos enclaves más empobrecidos del conurbano, donde tradicionalmente no le fue bien al macrismo en las elecciones y ahora, en cambio, el ex vicejefe porteño ganó o achicó diferencias con el PJ. “Diego sacó más que votos en La Matanza que María Eugenia Vidal y le descontamos diez puntos al Gobierno”, comentó con euforia un asesor de Santili.

El plan trazado por el candidato de Juntos se cumplió casi a la perfección en las PASO: el equipo de campaña se había propuesto ganar en 50 distritos estratégicos de la Provincia y cumplió su objetivo en 45. Manes triunfó en los otros cinco, aunque por una mínima diferencia en tres.

Por eso en el equipo de “el Colo” hay confianza en que la suma de Santilli y el neurocientífico será clave para acaparar al electorado antikirchnerista. “Entre los dos se complementan y van a retener los apoyos. Cristina Kirchner admitió que perdió votos propios y esos votos fueron a Juntos”, interpretaron.

Facundo Manes, con dirigentes radicales como Gerardo Morales, Gustavo Valdés, Ernesto Sanz y Martín Lousteau, entre otros
Facundo Manes, con dirigentes radicales como Gerardo Morales, Gustavo Valdés, Ernesto Sanz y Martín Lousteau, entre otros

Santilli no descansó tras el triunfo. Siguió con sus recorridas durante toda la semana (Tigre, Ituzaingó, San Fernando y Quilmes) y proyecta sumar a Manes para afianzar el voto en el interior provincial, mientras él seguirá caminando la Primera y la Tercera Sección Electoral, donde demostró que llega a un voto diferente. “Somos competivivos en La Matanza y tuvimos buenos resultados en Tigre, General Rodríguez, Quilmes y Mercedes”, dijeron sus allegados.

Tanto Santilli como Manes están convencidos de que deben unirse para derrotar al Frente de Todos en una elección que será más difícil que las PASO porque el Gobierno hará todo lo posible para ganar. La relación deberá construirse casi en forma simultánea con la campaña. No ayuda la tensión previa, que se originó cuando el radical dijo que esperaba que su adversario en las primarias “no se gaste los impuestos de los porteños” en proselitismo y que terminó con una crítica a Rodríguez Larreta por su participación en la campaña: “La Ciudad está acéfala”.

“Ahora no hay margen para mostrar fisuras hacia la sociedad. El que entra en ese juego le será muy funcional al Gobierno y la propia gente no lo perdonará”, juzgaron en el equipo de Santilli, que durante toda la campaña mantuvo un espíritu gandhiano y no respondió agresiones.

La primera prueba de fuego será la composición definitiva de la lista que surja del escrutinio definitivo de las PASO: Manes obtuvo el 39,81% de los votos en las primarias contra el 60,18% de Santilli, y si en el recuento final llega al 40% podrá ubicar a más candidatos en la nómina.

Facundo Manes y Diego Santilli, juntos en la noche del domingo pasado (Foto Aglaplata)
Facundo Manes y Diego Santilli, juntos en la noche del domingo pasado (Foto Aglaplata)

Esa posibilidad surge del acuerdo previo entre las fuerzas mediante el cual se decidió no usar el sistema D’Hont para armar las listas sino un cupo a partir del porcentaje obtenido en las urnas. Por eso si queda por debajo de aquel piso, Manes figurará tercero en la lista, Danya Tavela sexta, Emilio Monzó noveno y Margarita Stolbizer décimosegunda. Pero si alcanza aquella cifra intercalará de a dos candidatos (Manes y Tavela, en el tercer y cuarto lugar; Monzó y Stolbizer, en el séptimo y octavo, Fabián Quetglas y Elsa Llenderrozas, en el puesto 11° y 12°).

En el radicalismo son optimistas, pero esperan los números finales sin poner el acento en un eventual reclamo judicial por esa diferencia de 0,18 % de los votos. “Sea cual sea el resultado, lo vamos a respetar y nuestra elección seguirá siendo buena”, destacaron allegados a Manes.

Del lado de Santilli mantienen la misma postura, aunque con confianza en que la diferencia incluso se ampliará en favor del postulante de Juntos: “Las secciones electorales donde faltan escrutar más votos son la Primera, la Segunda, la Tercera y la Octava, en donde ganó Diego”.

De este tema también hablaron Rodríguez Larreta, Santilli y los Manes en el encuentro de ayer, con un ojo puesto en la crisis política del Frente de Todos. Después de todo, el enfrentamiento entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner puede ser el mejor aliado para la campaña de Juntos.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR