Movimientos sociales confluirán en una corriente interna dentro del Frente de Todos para apuntalar a Alberto Fernández y disputarle poder a La Cámpora

El Movimiento Evita y Somos Barrios de Pie conformarán una alianza estratégica a partir de mediados de mayo. Dentro de la coalición oficialista buscarán mayores espacios e integrar las listas de diputados nacionales y provinciales

Los principales dirigentes de la UTEP se encaminan a desarrollar un 
 espacio político dentro del Frente de Todos. (Facebook CTEP)
Los principales dirigentes de la UTEP se encaminan a desarrollar un espacio político dentro del Frente de Todos. (Facebook CTEP)

Ambos son referentes de sus movimientos sociales. Ambos viven en el conurbano; uno en Tres de Febrero, y el otro en La Matanza. Ambos son funcionarios del ministerio de Desarrollo Social y apoyaron la candidatura presidencial de Alberto Fernández desde que Cristina Fernández de Kirchner lo ungió como cabeza de la formula del Frente de Todos, que ella misma integraría como candidata a vicepresidenta. Ambos abrevaron y crecieron durante las administraciones kirchnerista, pero se hicieron fuertes en las calles durante el gobierno de Mauricio Macri. Ahora, decidieron confluir en una misma fuerza política que integrará el espacio del Frente de Todos para apuntalar al primer mandatario; para disputarle espacios de poder a La Campora en el conurbano bonaerense y conseguir más escaños en la Cámara de Diputados en las elecciones legislativas de octubre próximo.

Se trata de Daniel Menéndez, el referente de Somos Barrios de Pie, y Emilio Pérsico, el dirigente del Movimiento Evita.

Los dos trabajan codo a codo en el ministerio de Desarrollo Social que conduce Daniel Arroyo. El primero es subsecretario de Promoción de la Economía Social y Desarrollo Local, el segundo, dentro del organigrama, es su superior, secretario de Economía Social.

El 30 de marzo pasado Alberto Fernández recibió en la quinta presidencial de Olivos a Daniel Menéndez, del Movimiento Somos Barrios de Pie; al diputado Juan Carlos Alderete de la Corriente Clasista y Combativa y a Gildo Onorato, el dirigente del Movimiento Evita. Foto: (Movimiento Evita)
El 30 de marzo pasado Alberto Fernández recibió en la quinta presidencial de Olivos a Daniel Menéndez, del Movimiento Somos Barrios de Pie; al diputado Juan Carlos Alderete de la Corriente Clasista y Combativa y a Gildo Onorato, el dirigente del Movimiento Evita. Foto: (Movimiento Evita)

El otro referente del Movimiento Evita, que también impulsa la confluencia de ambas fuerzas en una misma corriente política es Fernando “Chino” Navarro, otro de los integrantes de la conducción nacional del Movimiento Evita, y actual secretario de Relaciones Políticas y Parlamentarias, un área del organigrama de la Jefatura de Gabinete, a cargo de Santiago Cafiero.

Para tener una idea del peso que puede llegar a tener el nuevo espacio partidario, cabe destacar que tanto el Movimiento Evita como Somos Barrios de Pie, conforman, junto a otros movimientos sociales, la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP).

La cara más visible -y de bajo perfil- de la UTEP es Esteban “Gringo” Castro, su secretario general y dirigente del Movimiento Evita. Su compañera de vida Mariel Fernández, es la intendenta de Moreno.

El nuevo espacio político, que aún no tiene nombre, aspira a eso, repetir en otros distritos la experiencia de Moreno. Para eso deberán disputar espacios con una poderosa organización kirchnerista que forma parte del Frente de Todo, La Campora, la estructura que encabeza el diputado Máximo Kirchner, el hijo de la vicepresidente Cristina Fernández.

Desde el Movimiento Evita le dijeron a Infobae que ese espacio social, “está trabajando con Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa (CCC), y otras organizaciones sociales, que integran la UTEP y otras organizaciones políticas de todo el país, para ir conformando un espacio que exprese a los que hoy no representan ni la institucionalidad del Estado, ni la institucionalidad partidaria”.

Según esta expresión, uno de los el objetivos de máxima es “reemplazar los planes sociales por trabajo; darle lugar a los que hoy no tienen voz en el Congreso y en todos los lugares de decisiones del Estado, por eso es un proceso gradual, sin apuro, no para confrontar con nadie, sino para apuntalar el proyecto de reconstrucción de la Argentina, donde el trabajo y la producción sean los ejes, y dónde nunca más nos peleemos con el campo”.

Según esta visión, la conformación de este espacio “se puede dar ese año, pero tampoco hay apuro e intención de forzar los tiempos y la construcción política”.

-¿Está el Papa Francisco detrás de esta construcción?, preguntó a este medio al funcionario y líder de una agrupación social.

-No hay que descartarlo, fue su respuesta.

A diferencia de buena parte del gabinete de Alberto Fernández, y del propio mandatario, los referentes de la UTEP, tiene un importante despliegue territorial, sobre todo en la provincia de Buenos Aires.

Hay datos que hablan a las claras de esto. El Movimiento Evita administra más de medio millón de planes sociales y asiste a unos 1.500 comedores y merenderos a lo largo y ancho del país, pero sobre todo en el conurbano bonaerense.

(Gustavo Gavotti)
(Gustavo Gavotti)

En el último informe del Plan Nacional Argentina Contra el Hambre, volcado en el “Registro Nacional de Comedores y Merenderos (RENACOM)”, se destaca que: “Hasta el momento, se han inscripto 13.865 lugares que dependen de organizaciones sociales en todo el país, la mayoría de ellas pertenecen a la provincia de Buenos Aires donde se registraron 3.684 comedores y 1.919 merenderos”.

Gran parte de esos lugares, donde se asiste a la personas de mayor vulnerabilidad del país, forman parte de las organizaciones sociales enroladas en la UTEP.

A esto hay que sumarle que el 11 de marzo pasado, el Gobierno, a través del Ministerio de Trabajo, a cargo de Claudio Moroni, le otorgó la “personería social” a la Unión de Trabajadores de la Economía Popular, un hecho que lo dejó a un paso de la sindicalización, aunque esto genera resistencia dentro de la CGT.

Tal como publicó Infobae, las organizaciones piqueteras vinculadas al Gobierno manejan planes de trabajo del Ministerio de Desarrollo Social por $82 mil millones.

Más aún, del informe al que accedió Infobae de manera exclusiva surge que casi 10 mil millones de pesos destinados a repartir comida fueron canalizados a través de organizaciones sociales. Algunos de esos programas son los que están destinados a llevar alimentos secos a comedores escolares, merenderos y desarrollos comunitarios como Sembrar Soberanía Alimentaria o Pro-Huerta.

El 19 de febrero pasado, por primera vez el presidente Alberto Fernández incorporó a los movimientos sociales al Consejo Económico y Social. (Presidencia de la Nación)
El 19 de febrero pasado, por primera vez el presidente Alberto Fernández incorporó a los movimientos sociales al Consejo Económico y Social. (Presidencia de la Nación)

Según le explicó a Infobae Daniel Menéndez, el horizonte es que la mayoría, o una buena porción de estos movimientos terminen confluyendo en ese espacio político. Pero para eso, antes, se realizarán una serie de “foros programáticos”, que podrían comenzar a mediados o fines de mayo convocados por el Movimiento Evita y Somos Barrios de Pie, para tratar los temas que está previsto articular y que serán los ejes de la nueva agrupación política:

-El modelo productivo.

-El feminismo popular.

-La ecología popular y el medio ambiente.

-La soberanía y las relaciones internacionales de la Argentina.

-Los recursos naturales.

-El federalismo.

El debate será para generar una “agenda programática”

Algunos de los oradores, que aún no están confirmados y pueden variar, serían distintas figuras del Frente de Todos, como los ministros de Desarrollo Social, Daniel Arroyo; el de Defensa, Agustín Rossi, el de Educación, Nicolás Trotta; la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta; o de Ambiente, Juan Cabandié.

Después de esta fusión y de acordar esa agenda de trabajo, la idea es incorporar a otros movimientos sociales que ya están dentro de la UTEP, como por ejemplo la Corriente Clasista y Combativa (CCC) que lidera el diputado Carlos Alderete, el referente social de La Matanza; Juan Grabois, el dirigente del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) y, entre otras, el Movimiento Popular La Dignidad, comandado por su secretario general, Rafael Klejzer y director de la Secretaría de la Economía Social, del ministerio de Desarrollo Social.

El 30 de marzo pasado, Alderete, Menéndez y Gildo Onorato fueron recibidos por el presidente Alberto Fernández en la quinta presidencial de Olivos, tal como adelanto este medio.

Durante el encuentro, los principales ejes analizados, además del sanitario y de la intención de formar el nuevo espacio político, fueron el escenario político ante las próximas elecciones de octubre; las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la situación social del país, sobre todo del conurbano bonaerense.

Fernando "Chino" Navarro forma parte de la conducción nacional del Movimiento Evita y uno de los funcionarios del gobierno que desde las organizaciones sociales pugna por la conformación de un nuevo espacio político dentro del Frente de Todos para "darle voz" a los que no la tienen.
Fernando "Chino" Navarro forma parte de la conducción nacional del Movimiento Evita y uno de los funcionarios del gobierno que desde las organizaciones sociales pugna por la conformación de un nuevo espacio político dentro del Frente de Todos para "darle voz" a los que no la tienen.

Para Menéndez la constitución “de este sujeto social que se configuró alrededor de la UTEP, tiene un acumulado social de 30 años que marca una manera de concebir la militancia y de acercarse a la política, desde lo popular y desde la organización y desde una agenda que debe volcarse a la política que hoy está vacante; y dentro de ese marco vamos a impulsar este espacio al interior del Frente de Todos”.

Según pudo saber Infobae, la idea es poder avanzar este 2021 con acuerdos programáticos y debates para presentar el nuevos espacio político, en lo posible, en el mes de junio, es decir para antes de las elecciones PASO.

Sin embargo esto podría demorar más tiempo, como ya lo expresaron desde el Movimiento Evita.

Uno de los objetivos es consensuar nombres para las listas de las próximas elecciones junto a La Cámpora y el Frente Renovador, que conduce Sergio Massa, el presidente de la Cámara de Diputados.

Menéndez entiende que: “La agenda de los sectores más humildes no la resuelven solo los sectores más humildes, hay que pasar de una discusión sectorial a una discusión de proyecto país y eso implica una agenda mucho más amplia y con otros actores y sectores que desde la política nos permitirá enriquecer”.

El referente de Barrios de Pie reconoce que si bien las organizaciones sociales ya participan de la gestión pública desde ministerios como Desarrollo Social, el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAE), el ministerio de Educación, el Ministerio de Salud y Cancillería; ahora el desafío es conseguir “una representación política, una corriente política que abreve, no solo de la representación sectorial, elaborando políticas públicas desde el gobierno, sino también en la convocatoria a sectores políticos y la participación popular detrás de una agenda para darle más vigor al involucramiento de la sociedad”.

Fernández conoce y apoya esta iniciativa. También lo hizo, desde el Vaticano, el Papa Francisco, quien tiene un gran ascendente entre los Trabajadores de la Economía Popular.

De hecho el jueves pasado, envió un mensaje político muy fuerte al aspirar que: “Todas las diócesis del mundo tengan una colaboración sostenida con los movimientos populares. El desprecio de la cultura popular es el comienzo del abuso de poder. (...) La verdadera respuesta al auge del populismo no es precisamente más individualismo, sino lo contrario, una política de fraternidad arraigada en la vida del pueblo. (...) Una política que se desentiende de los pobres nunca podrá promover el bien común”.

Esas fueron algunas de las frases del Papa Francisco difundidas a través de un video enviado a los participantes de la Conferencia Internacional titulada “Una política arraigada en el pueblo”, organizada el 15 de abril pasado, y difundida entre algunos de los dirigentes de la UTEP.

Estamos madurando un salto para tener representación política desde el despliegue y la base territorial que tenemos”, analizan desde la UTEP que encabeza el “Gringo” Castro. Aspiran, a ser la cuarta pata del Frente de Todos conformada hasta ahora por el Frente Renovador, el kirchnerismo y el Partido PARTE, de Fernández.

Habrá que esperar los próximos 60 días para observar cómo evoluciona la decisión de los principales dirigentes de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular, que a lo largo y ancho del país superan largamente a los dos millones de personas, para conocer si finalmente se encolumnan en un único espacio político para disputar mayores espacios de poder desde la plataforma electoral del Frente de Todos.

SEGUIR LEYENDO:


Últimas Noticias

MAS NOTICIAS