El presidente Alberto Fernández, durante las reuniones de trabajo en la quinta de Olivos
El presidente Alberto Fernández, durante las reuniones de trabajo en la quinta de Olivos

Con la decisión de extender la cuarentena obligatoria hasta que termine la Semana Santa como le sugirieron los especialistas de la salud este domingo por la mañana, el presidente Alberto Fernández trasladó instrucciones precisas a los gobernadores y recibió un nuevo respaldo de las provincias para encarar juntos la pandemia del coronavirus en la Argentina.

Durante una videoconferencia que compartió con los mandatarios provinciales desde la residencia de Olivos, el Presidente fue enfático en la reiteración de la estrategia a seguir: “Hay que insistir en hacer prevalecer la vida antes que la economía en este momento de crisis”, les expresó a los gobernadores, según relataron funcionarios de la Casa Rosada y algunos mandatarios.

Bajo está idea, y para sustentar aun más la extensión del período de cuarentena obligatoria en todo el país que sería hasta el 15 mitad de abril, Alberto Fernández deslizó que “de la economía se vuelve pero de las muertes no se vuelve más”.

Así, el jefe de Estado detalló que ya se destinó el 2% del PBI para enfrentar la crisis con todas las medidas económicas que se tomaron hasta ahora para atender a las pymes, los sectores vulnerables y el trabajador informal. Se trata de unos 700.000 millones de pesos que ya se inyectaron desde el Estado y el Presidente dijo hoy a los gobernadores que está dispuesto a seguir ayudando a los ciudadanos para mantener la cuarentena y esperar que se aplane la curva de infectados por el virus.

Por otra parte, fuentes del Gobierno destacaron a Infobae que el Presidente se mostró muy molesto con los empresarios que “no están a la altura de las circunstancias y echan empleados en este momento”. Hacia estos pidió que sean “firmes y duros” ya que de ellos dependen hoy unos 340.000 empleos de la economía formal.

“Hace falta que los especuladores tengan castigo y si les duele el bolsillo mejor”, lanzó el Presidente en la teleconferencia. Así, se evalúa la firma de un decreto para prohibir los despidos o multar a las empresas que lo hagan durante estos meses. Posteriormente, en el mensaje que emitió públicamente reforzó este mensaje a los empresarios al sostener: “muchachos, en esta crisis estamos todos y ustedes van a tener que ganar menos”.

También, buscó ofrecer una coordinación más aceitada entre la Nación y las provincias para atender a los sectores vulnerables que se quedan en sus casas y no tienen sustento alimentario. Reiteró el esquema en red que montó el Ministerio de Desarrollo Social con las Fuerzas Armadas en el conurbano para la distribución de alimentos que se replicará en otros puntos del país en los próximos días.

En otro párrafo de la videoconferencia el Presidente acordó con los gobernadores que hablará con el Banco Central para avanzar en lo inmediato hacia una línea de créditos flexibles para el pago de salarios en el sector privado. Este fue uno de los reclamos que se escuchó por parte de varios mandatarios provinciales de Córdoba, Buenos Aires, Mendoza y Neuquén, entre otros.

Desde la residencia de Olivos el Presidente también reiteró la necesidad de que las policías provinciales colaboren con las fuerzas de seguridad federales para el control del cumplimiento de la cuarentena y que los camiones con mercaderías puedan transitar sin problemas por las rutas.

Por su parte, los gobernadores en su conjunto reiteraron un pleno apoyo al Presidente y coincidieron en que se cumpla a rajatabla la cuarentena para evitar la mayor cantidad de contagios posibles. No se escucharon objeciones en este sentido. Se ponderó incluso la estrategia tomada hasta ahora donde coincidieron el nivel de contagios y muertes (820 contagios y 20 muertos) no resulta ser tan elevado por ahora y es controlable.

El jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta remarcó la coordinación que se bien dando con la Nación y la provincia de Buenos Aires para atender la crisis sanitaria. El gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, planteó que la cuarentena ha sido acertada ya que en su provincia se frenaron los casos de contagio del virus. El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, que estaba en la quinta de Olivos con el Presidente también destacó lo hecho hasta ahora y la coordnación de tareas entre la Nación, la provincia de la CABA.

El gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, apoyó abiertamente la extensión de la cuarentena que definició el Presidente porque “es la manera de seguir protegiendo a los cordobeses y en especial a los sectores más vulnerables”.

A su vez, el mandatario de Chaco remarcó que se acordó con la Nación el envío de kits reactivos para evaluar los nuevos casos de contagio de coronavirus.

En tanto, los gobernadores de provincias de la Patagonia mostraron su preocupación por la debacle que se está viendo en la industria petrolera y su impacto en el empleo. El Presidente tomó nota de estos pedidos puntuales.

También se supo que hubo algunos gobernadores como Gustavo Bordet de Entre Ríos que ponderaron la decisión tomada por su provincia y otros distritos del país de recortar los salarios de senadores, diputados y funcionarios del Poder Ejecutivo como un mecanismo para preparar un fondo de emergencia sanitaria.

Alberto Fernández estuvo acompañado en la videoconferencia por el gobernador Kicillof; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro del Interior, Eduardo de Pedro; el secretario de Medios, Juan Pablo Biondi y el secretario de la Presidencia, Julio Vitobello.

El presidente de Argentina, Alberto Fernandez, junto a Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof (Reuters)
El presidente de Argentina, Alberto Fernandez, junto a Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof (Reuters)

Participaron de la comunicación virtual los gobernadores de Chaco, Jorge Capitanich; de Chubut, Mariano Arcioni; de Córdoba, Juan Schiaretti; de Corrientes, Gustavo Valdés; de Entre Ríos, Gustavo Bordet; de Formosa, Gildo Insfrán; de Jujuy, Gerardo Morales; de La Pampa, Sergio Ziliotto; de La Rioja, Ricardo Quintela, y de Misiones, Oscar Herrera Ahuad.

También están presentes los mandatarios de las provincias de Neuquén, Omar Gutiérrez; de Río Negro, Arabela Carreras; de Salta, Gustavo Sáenz; de San Juan, Sergio Uñac; de San Luis, Alberto Rodríquez Saá; de Santa Fe, Omar Perotti; de Santiago del Estero, Gerardo Zamora; de Tucumán, Juan Manzur; de Catamarca, Raúl Jalil; de Santa Cruz, Alicia Kirchner; de Tierra del Fuego, Gustavo Melella; de Mendoza, Rodolfo Suárez, y Larreta.

Seguí leyendo: